sábado 4/12/21
Cocina Solidaria
Cocina Solidaria

Cocina Solidaria cumple un año de andadura que coincide con la llegada de la pandemia a nuestro país, un momento en el que Fundación Caja Rural de Zamora y Asezpan decidieron unir sus fuerzas para ayudar a los más necesitados en medio de una crisis sanitaria y económico que aún mantenía a gran parte de los ciudadanos enclaustrados en sus casas. 

A continuación adjuntamos la nota de agradecimiento que Fundación Caja Rural de Zamora y Asezpan quiere trasladar a toda la ciudadanía:

La pandemia generada por la COVID19 ha supuesto un antes y un después para todas las familias, afectándonos de muy diferentes maneras. A muchas de ellas les ha afectado sobremanera al reducir de forma importante su fuente de ingresos, lo que las ha colocado en una situación de vulnerabilidad que nadie queremos. Ni por lo más remoto nos lo imaginábamos hace un par de años.

A raíz de todo ello, y viendo la urgente necesidad que la pandemia había provocado en muchas familias, especialmente en personas mayores y con pocos recursos, nos propusimos desde Fundación Caja Rural de Zamora y Asezpan  (Asociación Zamorana de Panaderos) poner en marcha la COCINA SOLIDARIA en plena pandemia. Ni en lo más remoto de nuestro pensamiento podíamos imaginar a lo que nos enfrentábamos. Solamente podíamos intuir que era necesario en nuestra ciudad, en la cual estamos y vivimos, y en la que estábamos viendo las necesidades existentes. Pensamos: “Hay que hacer algo por esta gente” y nos pusimos manos a la obra. Nuestro objetivo: ayudar a los más desfavorecidos, (que no recibían ninguna ayuda o muy escasa y que estaban incapacitados físicamente por su edad), individuos o familias que se encuentran en situación de especial Vulnerabilidad Social.

En nuestra modestia pensábamos atender a 100 personas. Sería un objetivo muy importante para nosotros, y como todo objetivo siempre hay que marcarse una meta. Nos pusimos manos a la obra con esa idea: atender a los que tienen dificultadas para subsistir, paliándoles la necesidad más importante para todo ser humano y que podía estar en nuestras manos: que tuvieran, al menos, una comida caliente en la mesa todos los días, y ese fue nuestro objetivo.

A los pocos meses de nuestra andadura, pensamos que nuestra ayuda se podía complementar con la orientación sobre las ayudas sociales y médicas, ya que observamos que a las personas que atendíamos necesitaban “orientación para la tramitación”, para manejarse, para conseguir descuentos sociales, y creamos el AVA (Área Vital Asistencial). Estamos muy orgullosos de los logros que se han conseguimos para ellos. Jamás imaginamos que pudiera estar pasando esto en nuestra ciudad..

Pero solos no seríamos nada, tendríamos poco recorrido, por lo que tenemos que agradecer a los “amigos” que se han sumado al proyecto y que ponen su granito de arena. Seguimos diciendo que “Zamora protege a los Zamoranos”, y no nos cansaremos de decirlo.

La Federación de Asociaciones de Vecinos - FAVEZA- respondió rápidamente con su esfuerzo y dedicación desde el primer momento para ayudar y beneficiar a sus vecinos. Sabíamos que podíamos contar ellos, pues son los auténticos conocedores de las necesidades de sus barrios y sin su preevaluación de las necesidades de sus vecinos nuestro trabajo sería mucho mas problemático. Tenemos que agradecer a cada una de las asociaciones de vecinos que quisieron formar parte de nuestra familia, la ingente y desinteresada labor que hacen día a día, pues son ellos los que les ponen cara a las familias necesitadas, entregándoles la comida lo mas rápidamente posible para que les llegue “calentita” a sus hogares.

Queremos hacer una especial mención al Banco de Alimentos de Zamora. Tanto Andrés como Natacha están siempre para lo que necesitemos, ellos nos encauzaron y ayudaron a homologarnos en los fondos de alimentos de Europa, ellos están siempre ahí para que no nos falten alimentos de primera necesidad. Ellos son, sin lugar a dudas, nuestro gran apoyo.

Por otro lado, LAS EMPRESAS. Nuestro gran apoyo y grandes colaboradores. Zamora es una ciudad pequeña, agroalimentaria principalmente, con poca industria, pero ayuda a sus semejantes, colaborando de forma importante y desinteresada. Queremos hacer especial mención a las industrias alimentarias que día a día nos ayudan con sus productos: MORALEJO SELECCIÓN, CARNICERÍAS MELQUIADES, EMBUTIDOS EL TURISTA, CARNICAS CASASECA, FERMÍN RABANILLO, MAJIA. Otras empresas como AQUONA, HELADOS LA VALENCIANA, VIÑEDOS MONTELAREINA SL., ESLAUTO AUTOMOCIÓN, MAQUINARIA GIRÓN, DISTRIBUCIONES JUAN CARLOS GALLEGO.

Y también a personas particulares, que han aportado lo que han podido: FLORENCIO PRADO y MERCEDES GARCÍA. Destacar también la colaboración de la Real  Cofradía de Nuestra Madre de las Angustias.

Quiero destacar, sobre todo, el esfuerzo, el trabajo y la dedicación de nuestros cocineros, Alberto y Carmen, que día a día se preocupan de que todo esté perfecto, y la comida llegue, en perfectas condiciones y sin demora, a todos los hogares. Muchas gracias.

Nuestros logros, son los logros de todos y de cada uno de los que colaboramos en este proyecto, esta gran familia de empresas y particulares, ya que hemos conseguido dar 20.356 comidas en el año de andadura de la COCINA SOLIDARIA, atendiendo en la actualidad a 152 personas distribuidas en 59 familias.

Mil gracias a todos por vuestro apoyo, colaboración y ánimo para que la COCINA SOLIDARIA sigua prestando esta labor esencial y básica para nuestros vecinos. Con la ayuda de todos seguiremos adelante. GRACIAS.

Cocina Solidaria celebra su primer año de vida
Comentarios