jueves. 09.02.2023
buñuelos
buñuelos

El día de Todos los Santos, la tradición nos lleva a las pastelerías. En estos días es tradición de buñuelos, huesos de santo y panellets... y otros productos de nuestras gastronomías más arraigadas, días de comidas familiares y de visitas al cementerio, pero a la hora del postre está claro, huesos de santo y buñuelos de viento, o de crema, o de nata, o de trufa.

Los "buñuelos de viento" se denominan así de no estar relleno de ninguna crema, y si decorados con azúcar glas. Pero en la actualidad las pastelerías nos ofrecen una gran variedad de cremas, sabores y rellenos. La tradición aumenta y las pastelerías reinventan nuevos sabores, algunas de ellas hacen rellenos típicos de postres tradicionales.

INGREDIENTES

125 mml. de leche
75 grs. de mantequilla
80 grs. de harina
3-4 huevos grandes
Una pizca de sal
Aceite para freír de girasol
Azúcar y canela en polvo, para rebozar (opcional)
Azúcar glas (opcional)
Ingredientes (Crema pastelera)

1 litro leche
250-300 grs. azúcar
100 grs. harina
4 yemas de huevo
Piel de limón
Canela en rama o vainilla
Nuez de mantequilla

ELABORACIÓN

Hervir la leche, junto a la sal, añadir la mantequilla y derretir. Añadir la harina de golpe, bajar el fuego, y mezclar bien hasta que la masa se separe de las paredes. Unos 4-5 minutos hasta que la harina se fría bien, este paso es muy importante.

Dejar que pierda temperatura y añadir los huevos uno a uno hasta obtener una masa homogénea, debe quedar todo bien mezclado.(Si tenéis batidora con el gancho, podéis añadir los huevos uno a uno) Dejar reposar la masa unos 15 minutos.
Con una cuchara ir echando una pequeña porción de la masa al abundante aceite caliente hasta que hinchen y estén dorados. Otra opción sería usar la manga pastelera.

Depositar los buñuelos a un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
Rebozar con azúcar y canela (opcional) Otra opción sería añadirles azúcar glas por encima.
Rellenar de crema.

Para la crema pastelera:
Poner la leche a hervir con los aromas.
Aparte, en un bol mezclar la harina y el azúcar.
Poner las yemas en un recipiente y, con la ayuda de una varilla ir incorporando la mezcla de harina y azúcar. Agregar al mismo tiempo algo de leche hirviendo hasta que la mezcla resulte fluida.
Verter esta mezcla sobre el resto de la leche hirviendo, a medida que se remueve con la varilla y se deja en el fuego hasta que dé un hervor.

Echar en otro recipiente la mezclar salpicar de mantequilla para que no forme costra, mejorando así el sabor. Y a disfrutar....

Ahora que viene el frío, es hora de espolvorear unos buñuelos
Comentarios