jueves. 30.06.2022
Desfile (2)
Desfile (2)

Con las mujeres que han sobrevivido al cáncer de mama nadie puede. Ni el temporal. La cita, marcada por la lluvia, ha continuado en el interior de la Diputación. Eran seis mujeres desfilando en lencería y ropa de baño. Seis modelos de alfombra roja. Seis luchadoras que condensan en seis nombres el largo recorrido de miles de mujeres que son diagnosticadas de cáncer de mama y logran vencer a la enfermedad. Eran sólo seis mujeres desfilando en lencería y ropa de baño, pero sobre sus hombros cargaban la alegría y la esperanza de todas las mujeres del mundo, el soplo de la vida.

La Diputación se vistió un año más de gala para acoger el desfile de lencería y ropa de baño que anualmente organiza la Asociación Española Contra el Cáncer. Un desfile que pretende demostrar que existe vida más allá del dolor, de la enfermedad, del descalabro que supone en un hogar, en una familia, la invasión del cáncer, que viene sin pedir permiso y no da tregua. 

Recibimiento con sonrisas. Esa sonrisa que alivia la espera en las consultas, las largas horas de la quimio, cuando el veneno que también cura fluye por las venas de los enfermos. Esa sonrisa que traza lazos invisibles con los pacientes y sus familiares que se prolongan más allá de un centro hospitalario. Sonrisas sostenidas la mayoría de las veces sobre la experiencia propia que intentan hacerle a los demás más llevadero un proceso doloroso en el que a duras penas se ve la luz y que conocen bien. Pero se puede.

Se puede. Seis mujeres desfilaron sobre la alfombra roja rezumando, derrochando vida y sonrisas. Y bailaron, y cantaron, y se abrazaron, y se emocionaron con el calor de un público incondicional que las jaleaba como auténticas divas de la pasarela, sabedor de que también existen los héroes y las heroínas de lo cotidiano, los que luchan a diario por su vida y los que vencen a la enfermedad.

Por todas ellas, pero también por las que se quedaron en el camino. Por todos los que plantaron cara hasta el último aliento y por los que continúan su batalla en los hospitales, en lo cotidiano, pintaron seis mujeres la vida de color esperanza. Hubo aplausos y sonrisas, y también lágrimas de emoción y de solidaridad. Corazones y coraje talla XXXL.

Galería de imágenes por Aroa Colmenero

Ni el temporal puede con las superheroínas del cáncer de mama
Comentarios