domingo 29/5/22
Gente paseando en el entorno del río
Gente paseando en el entorno del río

Zamora comienza a contener la incidencia acumulada. Aunque la tasa a 14 días sigue siendo elevada, ya cae hasta los 3.000 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la incidencia semanal también baja y se queda en los 1.967 casos, pero se sitúa entre las más altas de Castilla y León. Ambos indicadores continúan en riesgo muy elevado, pero con una clara tendencia al descenso.

La incidencia entre la población de mayor riesgo, los mayores de 65 años, sigue disminuyendo de los 1.358 a los 1.246 casos a 14 días y de 886 a 858 casos, en una semana.

El índice de transmisión del virus registra una caída y se coloca en 0,78 frente al 0,81 de la jornada de ayer. Se trata del más bajo de la comunidad y por debajo de la media de Castilla y León del 0,84.

No hay cambios en el apartado de presión hospitalaria con un porcentaje de ocupación que roza el 15% y continúa en riesgo alto. La UCI mantiene también números estables con una tasa de ocupación del 10,5%, en nivel de riesgo medio.

La tasa de nuevas hospitalizaciones por COVID, por 100.000 habitantes en 7 días, se mantiene en riesgo medio con 23 puntos, mientras que ese mismo porcentaje en unidades de cuidados intensivos no llega a los 2 puntos y permanece en riesgo bajo.

En cuanto a la positividad de las pruebas, el dato ha aumentado en los últimos días hasta el 37,46%, el segundo porcentaje más bajo de Castilla y León tras Ávila.

La incidencia en Zamora, en claro descenso, y la presión hospitalaria, sin grandes cambios
Comentarios