lunes. 27.06.2022

"Solo pido que no le dejen morir con tantos dolores. Que algún médico ordene ingresarlo", la súplica de una familia zamorana ante el sufrimiento del abuelo

La hija del anciano ha interpuesto una queja en Atención al Paciente contra el servicio de Urgencias del "Virgen de la Concha" por "mala praxis"

La familia denuncia que han acudido al hospital en varias ocasiones por las pérdidas de sangre que le provoca la sonda que le han colocado, pero siempre le derivan para casa, incluso cuando le causaron una herida en el pene tras ser sometido a una cistoscopia 

Foto cedida por la familia de la bolsa del paciente con sangre
Foto cedida por la familia de la bolsa del paciente con sangre

Solo piden que alguien les ayude a calmar el sufrimiento del abuelo. Suplican que algún médico del Complejo Asistencial de Zamora ordene su ingreso en el hospital y no le deriven para su domicilio como hasta ahora. "Qué no lo dejen morir solo porque tiene 88 años", ruega su nieta. Es el grito desesperado de una familia de Villabuena del Puente para la que el calvario comenzó el pasado mes de enero cuando el anciano se contagió de Covid y permaneció ingresado varios días.

Desde entonces, no ha habido descanso en casa de la familia. El virus le provocó al octogenario una insuficiencia renal que le obliga a llevar una sonda, que hay que cambiar cada dos meses,

El problema es que pierde mucha sangre y que las idas y venidas a Urgencias son constantes, sin que hasta el momento, siempre según la familia, ningún médico ordene su ingreso. La última vez que han acudido con él al centro hospitalario fue ayer mismo. "Lo único que hacen es aumentar la dosis de pastillas de morfina, pero ya no le sirven. Llora de dolor", señala desesperada su nieta.

Esta misma mañana la hija del anciano ha presentado una queja en Atención al Paciente por "mala praxis" de uno de los médicos de Urgencias, en la que también denuncian que el paciente regresó a casa con una herida en el pene tras haber sido sometido a una cistoscopia, un procedimiento urológico que consiste en introducir una cámara a través del orificio urinario para observar, evaluar y diagnosticar enfermedades de la uretra, la próstata y sobre todo de la vejiga.

La nieta de este hombre explica que los médicos le informaron que iban a comenzar con pruebas para descartar un posible caso de cáncer de vejiga. Durante la cistoscopia, uno de los sanitarios le hizo una pequeña herida y "así lo mandaron para casa".

Una vez en el domicilio, la pérdida de sangre era cada vez mayor y la herida no mejoraba, así que la familia regresó a Urgencias. Allí, cuenta su nieta, "nos enteramos de que lo volvían a mandar para casa por el conductor de la ambulancia, porque ningún médico habló con mi madre ni nos dijo nada".

Herida provocada por la prueba de la cistoscopia. Foto cedida por la familia
Herida provocada por la prueba de la cistoscopia. Foto cedida por la familia

Una vez en su domicilio, la familia comprobó que el abuelo tenía la herida del pene aún más grande. "Tiene un boquete tan grande como una moneda de 2 euros", recalca. "No aguanta los dolores, la morfina no le hace nada, no come y está en los huesos", comenta su nieta, que apela a la "humanidad" de los médicos para que hagan algo. "Si tiene que morir que muera sin tanto dolor", ruega esta familia.

La familia también se queja de la falta de información. Tras descartarse el cáncer de vejiga, la nieta del octogenario afirma que en Urgencias "ningún médico ha hablado con nosotros, no nos dicen la razón de tanta pérdida de sangre y nos enteramos por el conductor de la ambulancia de que no le ingresaban, a pesar del estado en el que está". "Nos han dicho que los dolores no son motivo de ingreso", sostiene la nieta. "Estamos desesperados, no sabemos que hacer ni donde acudir", lamenta.

"Solo pido que no le dejen morir con tantos dolores. Que algún médico ordene...
Comentarios