martes 30/11/21

La provincia de Zamora esconde lugares perfectos para desconectar y envolverse con la naturaleza y la provincia. Da igual la época del año, Zamora te ofrece infinidad de entornos donde descubrir fauna y flora sin igual. 

Ruta de los lobos de Trabazos de Aliste

Para comenzar incluiremos uno de los senderos de renombre de la provincia: el sendero de los lobos de Trabazos de Aliste. Esta ruta se inicia en la carretera comarcal que lleva a la localidad de Latedo. La ruta tiene una distancia de 15 kilómetros en forma circular y el tiempo estimado para realizarse se encuentra entorno a las 3 horas y 45 minutos. Este tipo de rutas se puede realizar cualquier parte del año y tiene una dificultad media.

Ruta a la laguna de las yeguas

El viaje a pie se inicia en el lugar idílico de la Laguna de los Peces. El paisaje que se puede observar en el trayecto es una estampa típica de alta montaña de grandes afloramientos rocosos, matorrales bajos, y comunidades herbáceas.

La distancia de esta ruta será de unos 6 kilómetros (ida y vuelta), con un tiempo estimado de realización de 2 horas. El desnivel es de unos 124 metros, con una dificultad baja, por lo que es recomendable para toda la familia.

Ruta a las cascadas de aguas cernidas

El inicio de la ruta será en el municipio zamorano de Terroso. En la plaza de la localidad habrá que seguir las señales que marcan el Camino de Santiago. Es importante poner atención en el camino recorrido, debido a la facilidad de equivocarse. La señalización es mala o inexistente.

La distancia de esta ruta se sitúa entorno a los 11,4 kilómetros (ida y vuelta), con un tiempo estimado de 3 horas. Tiene una dificultad media y se puede realizar en cualquier época del año.

Ruta de subida al Miño Cuevo

La ruta de senderismo de subida al Miño Cuevo se inicia a kilómetro y medio del pueblo de Ferreras de Arriba en dirección a Sarracín de Aliste. Un trayecto que permite al senderista disfrutar de una de las visiones más espectaculares del valle de la Barota, entre las localidades de Ferreras de Arriba y Villardeciervos, una de las estampas imprescindibles de la Sierra de la Culebra.

La distancia total de la ruta es de 9,4 kilómetros, con un tiempo estimado de 3 horas. El desnivel se sitúa entorno a los 220 metros de ascenso, con una dificultad baja y con la posibilidad de realizarla en cualquier época del año.

La provincia ofrece trayectos para perderse y encontrarse con la fauna y la flora de una provincia única. 

Enamórate de la naturaleza zamorana con estas rutas
Comentarios