domingo. 05.02.2023
Foto archivo perros
Foto archivo perros

¿Alguna vez has visto que tu perro se rasque muy seguido? Cuando lo hace, tendemos a pensar que pueda tratarse de parásitos tales como pulgas o piojos, pero puede suceder que sea una alergia canina, porque sí: los perros también padecen alergias.

La alergia es una reacción de hipersensibilidad del sistema inmunológico ante sustancias del entorno que deberían ser toleradas con normalidad. Es una alteración del propio sistema inmunológico frente a ciertas sustancias y, al igual que las sufrimos los humanos, también las pueden sufrir los perros.

Las alergias en perros pueden aparecer en forma de picazón constante (prurito) e inflamación de la propia piel. Sin embargo, existen diferentes tipologías de alergias en perros. 

Tipos de alergias en perros

Las alergias en perros se dividen en tres clasificaciones principales: alergia a la picadura de pulgas, alergia alimentaria o alergia ambiental.

Alergia a las pulgas en perros

Concretamente, los perros tienen alergia a la saliva de la pulga. Se desconoce a día de hoy si hay algunas razas que sean más propensas a tener este tipo de alergia, pero lo que sí sabemos es que todos los perros pueden padecerla. Puede aparecer en cualquier edad y en ambos géneros caninos, pero nunca antes del sexto mes de vida del animal. 

Con la picadura de la pulga, el insecto no solamente succiona la sangre del perro, sino que introduce su saliva en el organismo. La reacción de nuestro perro ante este tipo de alergia puede darse de forma inmediata o de forma tardía. En el último caso, los síntomas aparecen en horas o incluso días. Si el contacto es esporádico no es grave, pero si tienen contacto reiterado con pulgas se podría desarrollar una reacción de hipersensibilidad grave.

Se trata de una alergia bastante estacional y cuya resolución suele ser relativamente sencilla mediante tratamientos antiparasitarios.

Alergia alimentaria en perros

El segundo tipo de alergia en perros más conocida es la alergia alimentaria. Puede darse en cualquier raza, género y a cualquier edad. Puede aparecer cuando nuestro perro ha tomado un alimento específico, pero en animales sanos se desarrolla una tolerancia inmunológica a los componentes de la comida durante las primeras fases de crecimiento. De lo contrario, si se reduce la protección de la mucosa intestinal, los alérgenos pueden atravesar esta barrera y producir la reacción alérgica desencadenante.

Los alérgenos más comunes en perros son las proteínas o los compuestos proteicos que puedan componer determinados alimentos. Algunos ejemplos de alimentos que pueden desencadenar esta reacción alérgica son la carne de res, los huevos, la leche, los lácteos en general, el trigo y el pollo. Los síntomas pueden aparecer de inmediato o pasadas unas horas, días o incluso semanas.

Alergia ambiental en perros

La alergia ambiental en perros es también llamada atopia o dermatitis atópica. Se trata de un tipo de alergia desencadenada por agentes ambientales y concretamente afecta a un 15% de los perros. En este caso, se sabe que algunas de las razas más propensas a sufrirla son el Golden Retriever, el Labrador Retriever, el Dálmata, el Pastor alemán, el Bulldog inglés, el Setter inglés e irlandés y el Shar pei.

Esta alergia puede aparecer entre el primer y el tercer año de vida y rara vez suele aparecer antes del sexto mes de vida o en perros mayores. Algunas sustancias y agentes ambientales que pueden desencadenarla son el polen, las hierbas, los ácaros del polvo y el moho. Una producción de anticuerpos exagerada puede desencadenar esta alergia en forma de inflamación que daña el tejido de la piel del animal. Estos alérgenos pueden introducirse en el cuerpo a través de las vías respiratorias o de la propia piel.

La atopia es compleja de diagnosticar, por lo que normalmente se llega a dicho diagnóstico por exclusión del resto de alergias tras realizar las pruebas pertinentes.

Síntomas de la alergia en perros

Los síntomas más habituales de un perro con alergia son la picazón y la posible inflamación de la piel. Si tu perro se rasca constantemente, podría tener una alergia a las pulgas o una alergia ambiental. También pueden aparecer en forma de síntomas gastrointestinales si se trata de una alergia alimentaria (desórdenes digestivos como vómitos o dolor abdominal en el animal) o en forma de infecciones (en las patas, en las orejas o en la piel) secundarias al desequilibrio inmunitario.

Si se observan cualquiera de estos síntomas, puede que nuestro perro esté sufriendo de alguna de las tres alergias mencionadas o de otro tipo específico de alergia.

Tratamiento para la alergia en perros

¿Y qué pasa si mi perro tiene alergia? El primer paso sería averiguar qué tipo puede estar sufriendo nuestro compañero canino. Si observamos que se rasca de manera excesiva y constante o alguno de los otros síntomas mencionados, deberemos llevarlo a un veterinario para que el profesional realice un diagnóstico adecuado. 

Cabe añadir que un perro puede padecer más de una alergia al mismo tiempo, así que el veterinario le someterá a algunas pruebas como una prueba de reacción cutánea, un análisis de sangre o un diagnóstico de exclusión para sopesar los distintos síntomas y lesiones en la piel. Si se trata de una alergia alimentaria, el profesional también realizará una dieta de exclusión.

El tratamiento para la alergia en perros a recibir siempre se ajusta a la situación del animal. Por un lado, evitará todo aquello que el animal no tolera (dietas de exclusión de alimentos o diagnósticos de exclusión de algo del entorno que pueda modificarse). Por otro lado, a muchos perros se les trata también con fuentes externas como champús o sprays especializados en aquellos casos en los que el órgano más afectado es la epidermis.

Recomendaciones para perros con alergia

Algunas recomendaciones finales para perros con alergia son, por supuesto, tratar de evitar ciertos alimentos para nuestro perro e intentar evitar todo aquello que sepamos que no podría tolerar. También es imprescindible realizar una limpieza de oídos periódica, por ejemplo, y visitar al veterinario con regularidad. 

Lo importante es mantener a nuestro compañero canino bajo vigilancia y responsabilizarnos de su salud. Si necesitas algún accesorio para tratar la alergia de tu perro o un pienso especial para intolerancias, en Kiwoko puedes encontrar lo que tu perro necesite, como antiparasitarios o champús y sprays para calmar su picazón. 

Alergias en perros: tipos, síntomas y tratamiento
Comentarios