lunes. 27.06.2022

La pesadilla continúa y las llamas se apoderan de la primera casa en Villardeciervos

Al caer la noche las peores previsiones se cumplieron y el rápido avance de las llamas a alcanzado a una de las viviendas situadas en el término municipal de Villardeciervos, alejada del núcleo urbano

Casa alcanzada por el fuego en Villardeciervos
Casa alcanzada por el fuego en Villardeciervos

Noche, como se preveía, complicada en la Sierra de la Culebra. El que ya es oficialmente el peor desastre ecológico sufrido en la provincia en décadas deja cientos de evacuados de un total de quince municipios acechados por los diferentes focos activos del incendio que cumple hoy su cuarta jornada activo. 

En una nueva noche de intensa actividad por parte de los agentes del plan de extinción de incendios, de la UME e incluso de agentes movilizados desde Portugal para tratar de contener el avance imparable del fuego, las llamas han alcanzado ya una de las viviendas ubicadas en el término municipal de Villardeciervos. Si bien la casa se sitúa alejada del núcleo urbano, la virulencia del fuego no deja de sorprender dejándonos esta dura imagen que se entrecruza con la de vecinos de desalojados y otras tantas que aún no han llegado, pero que nos deparan miles de hectáreas de monte arrasado y de animales, incluso camadas, acechados por las llamas. 

Los vecinos de Villardeciervos, como los de los otros catorce municipios que han sido desalojados, viven una auténtica pesadilla. Apenas han podido pegar ojo desde su alojamiento provisional en Camarzana de Tera a unos 30 kilómetros de sus hogares. Con la vista puesta en el gigante rojo que se avista a kilómetros de distancia y el alma en vilo. Villardeciervos, al igual que Otero de Bodas, Ferreras de Abajo, Cabañas de Aliste, Palazuelo de las Cuevas, Torres de Aliste, Pobladura de Aliste, Mahíde, San Pedro de las Herrerías, Boya, Ferreras de Arriba, Cional, Codesal y Villanueva de Valrojo, no descansan. Sus calles están vacías pero el corazón de los suyos reside aún en sus casas a las que esperan volver cuanto antes. 

La pesadilla continúa y las llamas se apoderan de la primera casa en Villardeciervos
Comentarios