miércoles. 28.09.2022

El otro Camino del Calvario, el de los dos expulsados de la Cofradía de Jesús Nazareno

Ángel Juanes y Óscar Martín son los dos hermanos de la Cofradía de Jesús Nazareno Vulgo Congregación que tras más de dos años han conocido la intención definitiva de la Cofradía de expulsarlos de la misma, ambos hermanos ya ex cofrades de la Mañana mantendrán la petición de re-ingreso y esclarecimiento de los hechos puesto que ellos aseguran que solo intentaron preguntar pero fueron increpados e insultados por otros hermanos de la cofradía

 

cargadores del cinco de copas
cargadores del cinco de copas

Como todos recordarán la Asamblea de la Cofradía de Jesús Nazareno de hace tres años fue una verdadera vergüenza para la Semana Santa de Zamora que quedó retratada en telediarios e informativos tras un vídeo difundido por varios medios de comunicación. En ella se veía como varios cofrades de la Cofradía de Jesús Nazareno Vulgo Congregación, eran protagonistas de un altercado indigno y que tras las preguntas de un cofrade, el teatro Ramos Carrión sufría uno de los episodios más vergonzosos que una cofradía de Semana Santa podía sufrir, una "pelea" entre hermanos.

De nada sirvió el email que enviaron a la cofradía tras el altercado, pidiendo disculpas los dos expulsados, ni tampoco han servido dos años de decisión cautelar ante las apelaciones de estos dos cofrades ante el Obispado de Zamora y el Arzobispado de Valladolid.

Ambos recibieron la comunicación de la expulsión hace apenas una semana, sin más explicación que la de una carta en la que la directiva se ratificaba de la decisión por mandato de una comisión disciplinaria formada por miembros de la Directiva y de la cofradía.

Cuatro vocales y al Abadesa de la Cofradía de Jesús Nazareno, determinaban la expulsión de ambos hermanos de la Cofradía. Tras más de dos años de medidas cautelares previas instadas por el obispado de Zamora y también por el Arzobispado de Valladolid y que resolvían ambos en la misma línea, no siendo competentes para juzgar una acción lamentable que ha surgido de una cofradía, la directiva de Jesús Nazareno expulsa a Óscar Martín y a Ángel Juanes de la citada cofradía.

Una cofradía que ha tenido que aplicar los estatutos para la expulsión de los dos cofrades y que hasta ahora han tenido sanciones ejemplares aunque nos consta que ha habido también sanciones graves (sin expulsión) para más hermanos sin determinar el número y de si ha sido, de un lado u otro de un enfrentamiento que surgió tras la pregunta de un cofrade, Ángel Juanes, y que tras la misma, fue increpado en la asamblea en la que se perdieron no solo los papeles, sino las formas.

La apertura del expediente disciplinario por el altercado se fecha en marzo de 2019, y se propone en la asamblea donde tras el inicio de la misma y la toma de la palabra por parte de Ángel Juanes para preguntar si se iba a sacar a la Virgen de la Soledad por las iglesias como se pretendía, y si se iba hacer efectivo o no surgió el desagradable incidente.

A partir de ahí y tras el testimonio del mismo y escuchada su versión ( en una actuación declaratoria grabada por los integrantes del comité disciplinario) , Juanes fue increpado, insultado y perseguido en sus preguntas por un grupo de personas que coloca en una especie de "vendetta" a la siciliana sin sentido ni razón aparente tras el incidente. La persecución de un cargador que lo hace desde 1990 en el Cinco de Copas y que le lleva a una tradición de seis generaciones acaba de una forma más que lamentable. En el "guirigay" amenazas a un hermano de más de 80 años sentado al lado de Juanes, empujones e insultos y defensa de una madre con su hija en brazos que pretendió en todo momento que se calmaran los ánimos y que también fue insultada y vilipendiada, siendo esta al final también expedientada con el apercibimiento de expulsión.

Ni el Obispado de Zamora ni el Arzobispado de Valladolid han podido determinar nada puesto que no tienen competencias sobre altercados que ocurran dentro de las cofradías en asambleas que son privadas y del ámbito de la cofradía, de donde nunca debió salir ni un vídeo como los que han circulado por la red realmente vergonzantes, ni se tendría que haber llegado o dejado llegar al extremo de empujones ni blasfemias o insultos contra las madres de nadie.

Lo complicado del caso ha llevado a la expulsión sin explicaciones definitivas y razones aparentes ya que comentado con el presidente de la Hermandad Jose Ignacio Calvo Bartolomé  explica a este diario que las explicaciones las dará en la Asamblea de este domingo, y si que le consta que tanto Ángel Juanes como Óscar Martín enviaron un email pidiendo disculpas sobre lo ocurrido el mismo día que se produjo el incidente, pero que la razón es que la comisión disciplinaria no vio arrepentimiento y que en la asamblea última celebrada no pidieron perdón o se arrepintieron públicamente.

Este es el email y texto de disculpa literal que se entregó posteriormente en mano en la sede de la Hermandad tras el incidente del día 10 en la asamblea del Ramos Carrión:  "Soy el hermano Ángel Juanes Garrote, pido disculpas por las actuaciones e intervenciones en la asamblea del día 10 de marzo de 2019, por si no han sido, estas totalmente correctas. Mi única intención ha sido exponer dudas e incertidumbres que tenía respecto a las cosas de la cofradía, pero al ser increpado por varios hermanos continuamente durante toda la asamblea y estar amenazando a una persona mayor y a mi durante esta, provocó que perdiera los nervios momentáneamente, por lo que vuelvo a pedir disculpas. Espero que mi arrepentimiento sea atendido y quedo a vuestra entera disposición para cualquier aclaración". En términos similares Óscar Martín hizo lo propio.

Juanes y Martín han explicado a este diario que se sintieron en todo momentos amenazados, vilipendiados e insultados por al menos dos o tres personas que definitivamente montaron una bronca similar a la del año 2018, puesto que esta situación se habría dado también el año anterior, lo que en ese día los ánimos pasaron de un límite al que nunca debía haberse llegado.

La solución y explicación del presidente en la asamblea será crucial para entender el porqué han sido expedientados una serie de hermanos y hermanas, y cuales han sido las razones para expulsar a quien dice que solo preguntó, y que a partir de ahí la provocación fue a más, y acabó en forcejeos y en insultos y voces además de amenazas y blasfemias. Un episodio vergonzoso que se salda con la expulsión de dos personas de una cofradía de más de 11.000 cofrades. Dos de una parte que preguntaba pero ninguno de la parte en la que pudo estar el inicio del altercado, la explicación la tendrá que dar el presidente y las razones de la expulsión y los expedientes abiertos a los que participaron en una trifulca que nada bueno deja en la hermandad, y por supuesto en la Semana Santa de Zamora.

Los dos cofrades expulsados estudian ya llevar a la justicia ordinaria el caso ya que se sienten indefensos ante lo que para ellos fue una pregunta que acabó con los insultos a sus madres y a sus familias, y también con el intento de protección de una persona de cerca de 80 años al que aseguraba Juanes, varios hermanos amenazaron con pegarle a la salida de la asamblea. Todo un episodio vergonzoso y vergonzante que habrá tenido su investigación interna pero que al menos no parece justa y de razón para los dos expulsados según explican, ya que ellos siempre han asumido su parte de culpa, han pedido disculpas, pero han sido la cabeza de turco de una situación ni mucho menos provocada por ellos. En los vídeos que han circulado por la red y nos abstenemos de volver a reproducir se ve perfectamente como Ángel Juanes pregunta, pero en el momento que inicia su intervención ya es increpado, situación que se tendría que haber cortado de raíz en una asamblea en la que el presidente da y quita palabra a sus cofrades. 

La solución ya se conoce, la expulsión definitiva de los dos cofrades, y la explicación de este desagradable episodio en la Asamblea de este domingo 6 de marzo.

Las claves del caso:

¿Si el Obispado de Zamora no era competente para juzgar nada? ¿porqué medidas cautelares y suspensión de la decisión de la Junta Directiva ?

¿Si el Arzobispado de Valladolid tampoco era competente, porqué se alargó esta medida de gracia?

¿Se expulsó realmente a los que provocaron la situación o fueron la cabeza de turco de una "venganza o envidia" que venía de años atrás, y de diferencias personales llevadas a extremos absurdos?

¿Si estaban expulsados de la Cofradía y aún con medida cautelar, cómo pedir perdón ante la Asamblea y la Directiva si ya lo hicieron el mismo día de la misma y también por escrito?

El otro Camino del Calvario, el de los dos expulsados de la Cofradía de Jesús Nazareno
Comentarios