viernes 28/1/22
Los niños de Granja de Moreruela, de ruta por el monasterio
Los niños de Granja de Moreruela, de ruta por el monasterio

Las vacaciones de verano en cualquier pueblo de la provincia no tienen por qué ceñirse a darse un chapuzón en la piscina o juntarse en la plaza con bicicletas y balón. Los más pequeños tienen todo un mes para jugar, pero también para aprender de forma divertida.

La libertad y la felicidad se encuentran a raudales en cada uno de nuestros pueblos y se confabulan para que los más pequeños hagan deporte y se instruyan en historia o conocimiento del medio entre risas.

Es lo que han pensado un grupo de mujeres de Granja de Moreruela que, durante este mes de agosto, han organizado "pequeños viajes" para recorrer la historia del municipio con sus hijos.

La primera excursión en bicicleta fue a la joya del Románico que atesora este pueblo: el monasterio cisterciense de Santa María de Moreruela.

GALERÍA DE IMÁGENES

Allí, los más pequeños conocieron alguno de los secretos que esconde la abadía de la mano de una de las madres, maestra de profesión, y recorrieron, con un sol de justicia, cada una de las estancias de un convento que dista poco más de 3 kilómetros de la localidad terracampina.

Pero también ha habido tiempo para recorrer en bicicleta el camino de la Fuente, donde antaño los ahora padres de los niños iban a por ranas y merendaban los bocadillos de chorizo o nocilla en torno a un manantial hoy seco, pero que forma parte del paisaje más característico de Tierra de Campos.

Otra forma de divertirse y aprender durante agosto en un pueblo
Comentarios