martes 27/7/21

El libro sobre la intimidad y prevención de abusos que traspasa fronteras

Dos hermanas a caballo entre Zamora y Francia se han lanzado a la delicada aventura de coeditar un libro dirigido a los más pequeños que aborda la importancia de la aceptación de su cuerpo y la comunicación entre padres e hijos
Las hermanas Poncet con el libro de educación y prevención de abusos sexuales "¡Es mío! Mi cuerpo, mis decisiones"
Las hermanas Poncet con el libro de educación y prevención de abusos sexuales "¡Es mío! Mi cuerpo, mis decisiones"

Un libro surgido en plena pandemia y coescrito a más de 1.400 kilómetros de distancia. Entre Zamora y Francia, las hermanas Poncet se pusieron manos a la obra (nunca mejor dicho) en junio de 2020 para cumplir ese sueño que impulsa a muchos hacia el mundo de la escritura y que, en su caso, venía además justificado por su preocupación como madres.

Se dice que en la vida todos tenemos que escribir un libro y en el caso de estas dos hermanas llegó en un momento crucial. Hace un año la vida daba un vuelvo para Marjorie y su familia. Los planes tras abandonar su puesto de trabajo para dar la vuelta al mundo se chocaron en primer lugar con la crisis sanitaria y, meses más tarde y en medio del aislamiento del confinamiento domiciliario, en forma de un delicado diagnóstico clínico. 

Lejos de amedrentarse, la noticia impulsó a Marjorie a emplear su tiempo en un proyecto en el que canalizar su energía y sus miedos como madre de un niño de nueve años. Ante la difícil tarea de abordar un tema tan delicado como la prevención de los abusos sexuales -especialmente dirigido a un público infantil-, Marjorie contó con la inestimable ayuda de su hermana Sandrine, afincada desde hace 18 años en Zamora y también con dos hijos, un adolescente de 15 años y una niña de ocho. Un libro que las ha unido aún más pese a la distancia y los más de dos años sin reencontrarse. 

La emoción al hablar de su hermana es palpable, en medio de unas restricciones que aún dificultan los viajes. "Es mi heroína. Que sea capaz de acudir este fin de semana a una presentación del libro en pleno tratamiento es síntoma de la fuerza que le ha dado este libro". Ella también ha puesto de su parte aprovechando media vida en la capital zamorana para traducir al castellano los textos originales que le iba enviando su hermana y buscando la inspiración para dibujar en un contexto de absoluta incertidumbre.

Las hermanas Poncet con el libro de educación y prevención de abusos sexuales

Así, en un ir y venir de correos durante casi un año surge el libro “¡Es mío! Mi cuerpo, mis decisiones”, una obra autoeditada y dirigida a niños de entre 3 y 10 años en el que se pretende abordar una temática tan delicada como es el conocimiento y respeto a nuestro cuerpo y el de los demás, pero que también incide en la importancia de la prevención de posibles abusos, dando directrices a los menores para que puedan evitar y/o alertar ante dichas situaciones.

Los coloridos dibujos de Sandrine -como experta en diseño gráfico- se complementan a la perfección con los textos escritos por Marjorie en los que introducen a los niños en un tema complejo de abordar y que ha recibido el visto bueno de profesionales sanitarios, aprovechando las continuas visitas de Marjorie al hospital.

“Nos han llegado mensajes muy positivos de médicos de relevancia y profesionales que nos dicen que es un libro que ayuda mucho a los niños al no entrar demasiado en el tema pero sí presentarlo con naturalidad”, asegura Sandrine asombrada también por el hecho de que haya abuelos interesados en hacerse con la obra para sus nietos.

Las hermanas Poncet con el libro de educación y prevención de abusos sexuales

La aceptación de este libro es tal que podría dar el salto a la programación educativa, ya que varios profesores de algún centro de la capital han mostrado su interés por abordar una temática tan importante valiéndose del libro como material didáctico. “La idea es que si el proyecto salga adelante podamos contar con la compañía de una psicóloga que llegue a donde nosotros no podemos”. Así, las charlas educativas se colarían en los centro de enseñanza para que los más pequeños sean más conscientes de la realidad de su cuerpo y de los peligros a los que deben permanecer alerta.  

La obra, con un total de 44 páginas que intercalan imágenes y texto, habla directamente al niño saludándolo, presentándole cómo es su cuerpo, qué es el pudor... Todo ello de una manera divertida pero que, al tiempo, le sirva de fuente de prevención. Por ello contiene además directrices específicas como es el número de la policía al que los niños pueden llamar para alertar de posibles peligros o la importancia de la comunicación entre padres e hijos y los peligros de internet y la televisión.

El libro ya se puede adquirir en la librería Drial (San Andrés, 25) y en un futuro en Milhojas, así como online a través de Amazon.

Comentarios