miércoles. 07.12.2022

El Ecce Homo de la Vera Cruz cumple 500 años: la historia de la talla que recuperaron un profesor y el secretario de un obispo

El reconocido toresano José Navarro Talegón y Ramón Fita, estrecho colaborador del prelado Eduardo Poveda, recuperaron la talla en 1983 y sugirieron que desfilara con la cofradía que sale en la tarde del Jueves Santo 

La Hermandad edita una lámina con el dibujo de la imagen para repartirla entre los 28 cargadores del paso y prepara para después del verano un "paseo comentado" por los rincones de Zamora relacionados con el autor de la talla, el escultor flamenco Gil de Ronza

Imagen del Ecce Homo. Foto cedida
Imagen del Ecce Homo. Foto cedida

El Ecce Homo de la Cofradía de la Vera Cruz volverá a procesionar este Jueves Santo por las calles de Zamora con 500 años "a sus espaldas". Es la segunda talla más antigua de las que desfilan por la capital en una clasificación que encabeza el Cristo de la Cofradía del Espíritu Santo, del siglo XIV.

La talla del escultor flamenco Gil de Ronza data del año 1.522 y su V Centenario coincide con el regreso de la Semana Santa a la ciudad tras dos años de pandemia.

La imagen está ligada a los franciscanos pues fue en el antiguo Convento de San Francisco, hoy sede de la Fundación Rei Afonso Henriques, donde "lucía" como elemento funerario en la capilla de Deán Vázquez de Cepeda. Relata Juan Carlos Izquierdo, cargador del paso del Ecce Homo, que en el siglo XIX con la desamortización de Mendizábal el cenobio franciscano desaparece y se hace cargo de la escultura el Convento de las Monjas del Corpus Christi, también perteneciente a la orden de los Franciscanos.

Finalmente, la talla acabó en la capilla del cementerio hasta que en 1983 el profesor y excomisionado de Patrimonio, el toresano José Navarro Talegón, y Ramón Fita, secretario personal del entonces obispo Eduardo Poveda, sugieren que la imagen procesione con la Cofradía de la Vera Cruz por su vinculación histórica con la orden franciscana.

Izquierdo revela que la imagen original no tenía espalda y que en ese año de 1983, el Ecce Homo desfiló con una capa de tela postiza hasta que un año después se confeccionó la que le cubre en la actualidad. En aquellos años, la imagen procesionaba también con una mesa prestada por la Universidad Laboral, que pertenecía a María Auxiliadora, hasta que en 1995 se fabricó una propia que portaban 28 cargadores a hombros. Fue en 2005 cuando el tallista zamorano José Antonio Pérez creó la actual. Tres años después, la cofradía enmarcaría otra fecha para el recuerdo: la marcha fúnebre compuesta por el director toresano David Rivas dedicada al paso del Ecce-Homo.

Juan Carlos Izquierdo avanza que los 500 años del Ecce Homo se festejarán con una serie de actos que se están programando. Él mismo, como licenciado en Bellas Artes, ha dibujado una lámina con la figura de la talla que se repartirá, en una edición limitada, entre los cargadores del paso. "Es un guiño a los dibujos de los grandes maestros del Renacimiento", explica, para agregar que en el dorso "se incluye una reseña histórica de la escultura de José Luis Hernández".

Lámina del Ecce Homo obra del cargador Juan Carlos Izquierdo
Lámina del Ecce Homo obra del cargador Juan Carlos Izquierdo

Ya en septiembre, coincidiendo con la Exaltación de la Santa Cruz, la cofradía organizará conferencias para dar a conocer la escultura hispano-flamenca y su influencia en Zamora.

Como colofón al V Centenario, también se organizará un paseo comentado por los lugares relacionados con Gil de Ronza, el artista flamenco que dejó su impronta en parte de la sillería coral de la Catedral de Zamora y en la seo de la Universidad de Salamanca. Aunque llegó procedente de los Países Bajos, de la escuela de Juan de Bruselas, permaneció en la ciudad hasta su muerte. Su cuerpo fue enterrado en la iglesia de San Bartolomé, junto al Arco de Doña Urraca, ya desaparecida, al igual que los restos del genial escultor.

El Ecce Homo de la Vera Cruz cumple 500 años: la historia de la talla que recuperaron...
Comentarios