domingo 16/1/22

Se cumplen 63 años de la Tragedia de Ribadelago, sin recuerdo vivo, todo rezuma abandono y soledad

En estos primeros días de enero, en concreto este domingo día 9, conmemoramos el 60 aniversario de la catástrofe de Ribadelago, (9-01-1959), en la que perecieron 144 personas víctimas de la rotura de la presa de Vega de Tera, de la empresa Hidroélectrica Moncabril.
ribadelago
ribadelago

La Hidroeléctrica de Moncabril fue una empresa española dedicada a la producción de energía eléctrica. Fue fundada en 1946 con el objetivo de explotar los recursos hídricos en las provincias de Zamora y Orense para la producción de energía hidroeléctrica. Fue absorbida por Unión Eléctrica Madrileña (después Unión Fenosa) en 1969.

Era una noche fría y con niebla en un 9 de enero de aquellos años 59, una década que terminaba y en la que Franco había ido inaugurando pantanos y construcciones megalómanas que muchas veces no cumplían con los requisitos mínimos de seguridad como ocurrió con la Presa de Vega de Tera. De madrugada se dio la desdicha y 8 millones de metros cúbicos de agua dejaban un rastro de muerte y desolación, hoy en día sigue pendiente una de las muchas promesas que se hicieron para devolver la memoria en el recuerdo, un centro de interpretación en homenaje a las 144 personas que perecieron aquel viernes 9 de enero de 1959.ribadelago vega de tera

Nuestro homenaje póstumo y el recuerdo a aquellos sanabreses siempre tendrá un espacio en nuestro diario. Siempre el 9 de enero tendrá el lugar que se merece, hasta que de una vez por todas se inicie ese prometido centro de la memoria que se ha vendido en infinidad de ocasiones pero que aún sigue sin realizarse.

Ribadelago no ha recibido jamás ninguna compensación social, a pesar del desprecio para las vidas de sus gentes con que fueron tratados por la empresa Moncabril, y el perdón para los responsables del desastre ordenado por el régimen franquista. Ni siquiera disfrutan de una rebaja de la factura de la luz, que tanto bienestar les hubiera proporcionado en los abundantes días gélidos del invierno.

También mantienen sus problemas los de la sanidad pública decadente y sin médicos ni enfermeras que cubran las necesidades más básicas. Si algo necesitan han de acudir al Centro de Salud de Puebla, distante 20 kilómetros y sin transporte público.

El Ayuntamiento de Galende sigue teniendo graves problemas con el suministro tanto eléctrico como el de agua potable, no funciona la depuradora y prueba de ello es la estela de suciedad con la que vierte las aguas residuales al Tera, asemejando este río en su entrada al Lago a un río de las cuencas mineras. Es triste muy triste pasear por las calles, ya sea por las del pueblo nuevo, o por las del viejo, calles en muchas ocasiones sucias y llenas de socavones, abandonadas a la completa desidia. Todo rezuma abandono y soledad.

Sigue clamando el cielo y más en estos días de recuerdo que siga cerrado el edificio sobre el que se proyecta el aula de la memoria histórica de Ribadelago, después de más de diez años prometiendo su apertura. Una indignidad más y un fracaso del actual Alcalde de Galende y de la Diputación Provincial de Zamora, que siempre han prometido pero tras 63 años siguen en proyectos. El edificio en cuestión sigue cedido gratuitamente para esa finalidad por la Dirección General de Patrimonio del Estado. 

A penas quedan cien vecinos en Ribadelago y sigue habiendo el abandono de la España Vacía, de la Sanabria vacilada constante, ya que mientras se arreglan iglesias y retablos de toda la zona la obra de la memoria parece no importar. Finalizar con una promesa cumplida sería lo más digno de políticos que siguen vendiendo ayudas y políticas contra la despoblación de las que parecen olvidarse ya en ese RIBADELAGO que nunca fue de Franco.

Exigir a la central eléctrica indemnizaciones por la ocupación de sus terrenos, sería algo digno, pero al igual que pasa con Iberdrola, aquí en Zamora se sigue sin hacer nada dejando todo a los que vengan...una verdadera indignidad.

Hoy 9 de enero de 2022 seguimos pidiendo para Ribadelago y para los Riballagueses, desde el recuerdo a sus víctimas, dignidad, consideración y respeto.

Se cumplen 63 años de la Tragedia de Ribadelago, sin recuerdo vivo, todo rezuma...
Comentarios