lunes. 26.02.2024
Directiva de la Asociación Zamorana de Turismo Rural
Directiva de la Asociación Zamorana de Turismo Rural

Las asociaciones de alojamientos rurales, entre ellas la zamorana AZTUR, han remitido una carta a las consejerías de Turismo y Sanidad para mostrar su malestar con las restricciones aprobadas por la Junta para este sector, sobre todo, en lo que se refiere al aforo.

Consideran que las medidas adoptadas "carecen de lógica" y acusan a la Administración autonómica de "poner restricciones, pero no dar soluciones". Consideran que con un aforo de 10 clientes y dos unidades de convivencia tendrá que "existir un "apoyo económico  para las hipotecas que hemos adoptado respecto a nuestro aforo".

En su carta, el sector califica algunas medidas "carentes de lógica" y no entiende la razón por la que los campings. por ejemplo, no tienen restricciones de aforo. Se preguntan si las autocaravanas son más seguras que las casas rurales y tampoco comprenden que no haya limitaciones en las habitaciones de los hoteles.

Acusan a la Junta de no haberse planteado en ningún momento adoptar medidas más exhaustivas en las zonas comunes de las casas rurales como el uso de la mascarilla con más de una unidad de convivencia.

El colectivo ruega que no se les meta en el mismo saco que los apartamentos turísticos, ya que las casas rurales tienen una normativa más restrictiva de espacios y metros cuadrados. También se preguntan por qué "no se toma en cuenta a los clientes vacunados", ya que el 7 de junio tienen autorización para viajar por Europa.

Las asociaciones profesionales de alojamientos de turismo rural de Aztur Zamora, Valladolidrural, Tursoria, Atra Ávila, Asastur, y Red Turismo Montaña Palentina exigen a la Junta que retire la limitación de aforos y las unidades de convivencia y lamentan que la Administración "nos haya abandonado a nuestra suerte en esta pandemia sin recibir ninguna ayuda".

Anuncian que no cejarán en su empeño de reclamar un turismo rural "acorde y lógico" con las medidas que "ustedes tienen con otros sectores".

Los alojamientos rurales se rebelan: exigen a la Junta que retire la limitación de aforos