sábado 27/11/21

Dime de qué alfar vienes y te diré qué arcillan usan

Ayer se inauguró el Geolodía, una iniciativa de divulgación científica en la que se realizan excursiones geológicas de campo guiadas por geó[email protected], gratuitas y abiertas a todos los públicos

Los participantes realizaron ayer un recorrido por la cerámica tradicional de Muelas del Pan, Ceadea y Moveros

Los participantes en el Hotel Hotel Rural de Ceadea, donde explican el proceso de elaborar tejas
Los participantes en el Hotel Rural de Ceadea, donde explican el proceso de elaborar tejas

Ayer fue el día que se celebró el Geolodía, una iniciativa de divulgación científica en la que se realizan excursiones geológicas de campo guiadas por geó[email protected], gratuitas y abiertas a todos los públicos.

Este año, el Departamento de Geología de la Universidad de Salamanca, en colaboración con la Sociedad Geológica de España, ha escogido la cerámica tradicional  zamorana para explicar cómo se forman las arcillas, uno de los grupos de minerales industriales más abundantes. 

El objetivo de esta actividad es claro: mostrar que la Geología es una ciencia atractiva y útil para nuestra sociedad.  

En este caso, la cerámica tradicional, una forma de vida casi olvidada (aunque no tan lejana), pero que en tiempos fue el motor económico de muchos pueblos de toda la provincia, ha servido para explicar cómo se forman este grupo de minerales tan comunes en nuestras vidas cotidianas y que son el ingrediente fundamental en las piezas de Moveros, Pereruela o Muelas del Pan. 

Este año, por motivos de salud pública y a pesar de ser al aire libre, se han hecho ocho grupos de cinco participantes en cada uno, y se han hecho los recorridos por separado para no coincidir, siguiendo todas las recomendaciones. 

El recorrido geológico partió de los antiguos barreros de Muelas del Pan, pequeñas excavaciones donde se extraía el preciado material con el que después se harían las piezas tan características de este pueblo con su alto contenido en micas y su finura, debido, además de las manos alfareras expertas, a la composición mineralógica. 

Tras una parada en el Museo Alfarero de Muelas, los participantes han visitado el Hotel Rural El Tejar de Miro, en Ceadea, donde sus propietarios, descendientes de tejeros y antiguos trabajadores del barro, tienen un magnífico centro de interpretación con una reconstrucción, especialmente cuidada, de un tejar.  

Después, los participantes visitaron Moveros, uno de los pueblos alfareros de referencia en Zamora, y donde aún siguen trabajando dos alfarerías. Allí, han disfrutado de la experiencia de Paco, de la Alfarería Paco y Mari Paz, elaborando piezas al torno.  

Después de visitar los hornos comunales de Moveros, con su peculiar estructura, los participantes han podido disfrutar viendo cómo se termina el proceso cerámico tradicional en un horno de leña, gracias a la alfarera Mari Carmen. 

Desde el Departamento de Geología, agradecemos el gran interés mostrado por el público en realizar esta actividad, que ha recibido más de 50 solicitudes de participación.  

Dime de qué alfar vienes y te diré qué arcillan usan
Comentarios