lunes. 15.07.2024

Tensión en un pleno que da el visto bueno a la reforma del delito de sedición y el TC entre acusaciones de "golpe" a la democracia

El PP y Ciudadanos han decidido no votar a modo de protesta ante la decisión de no aplazar la votación a la espera de la resolución del TC sobre los recursos presentados

El Constitucional ha aplazado al próximo lunes el pleno para pronunciarse sobre esta reforma legislativa emprendida por el Gobierno

Congreso de los Diputados
Congreso de los Diputados

Una triple reforma con polémica incluida. El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves la reforma legal del PSOE que suprime el delito de sedición, modifica el de malversación y cambia la ley del Poder Judicial para desbloquear así la renovación de un Tribunal Constitucional que encadena cuatro años en funciones ante la falta de acuerdo entre los socialistas y el PP. 

La triple reforma ha salido adelante gracias a los 184 votos favorables del Gobierno de coalición y sus socios parlamentarios, mientras la oposición teñía la bancada de rojo con 64 'noes' y una abstención. Por su parte, el PP y Ciudadanos han decidido no votar a modo de protesta ante la decisión de no aplazar la votación a la espera de la resolución del TC sobre los recursos presentados por los populares y Vox (que abogan por paralizar la reforma) así como del PSOE y Unidas Podemos (que solicitan que se aparte a dos magistrados de votar por su posible interés en la causa).

La presidenta de la Cámara baja, Meritxell Batet (PSOE) hizo caso omiso de las peticiones al considerar que "no hay razón ni hay obstáculo para no continuar con el procedimiento legislativo previsto". Vox optó al final del pleno por abandonar el Hemiciclo tras criticar las prisas por sacar adelante esta tramitación exprés de una proposición de ley “sin garantías” y mediante “fraude de ley”. Unas palabras a las que se unían PP y la formación naranja. 

Las críticas subían de tono al acusar la oposición al Ejecutivo de estar llevando a cabo un "golpe de Estado" y cometer un "ataque a la Democracia". Todo ello en un pleno marcado por la ausencia del presidente Pedro Sánchez que había viajado a Bruselas para asistir a la reunión del Consejo Europeo. 

Todo a la espera de que el Constitucional decida el próximo lunes -tras aplazar su reunión inicial para este semana- el pleno sobre esta reforma legislativa emprendida por el Gobierno. 

Tensión en un pleno que da el visto bueno a la reforma del delito de sedición y el TC...