lunes 27/9/21

¿Se puede beber alcohol antes y después de vacunarse? ¿O tomar Ibuprofeno? ¿Se puede conducir?

La campaña de vacunación avanza en España, pero surgen dudas sobre qué se puede hacer y qué no antes y después de recibir un "pinchazo". Los expertos recomiendan seguir 10 consejos.
Una sanitaria recibe una vacuna
Una sanitaria recibe una vacuna

La campaña de vacunación avanza en España, pero hay pocos datos sobre qué hacer antes y después de recibir las inoculaciones, Hay que tomar precauciones, como por ejemplo evitar tomar bebidas alcohólicas porque afectan al correcto funcionamiento del sistema inmunitario. 

As.com publica los resultados de la doctora en inmunología Ronx Ikharia, que así lo demostró en el documental "The truth about boosting your inmune system" ("La verdad acerca de fortalecer tu sistema inmunitario"). La facultativa cogió muestras de sangre de varios voluntarios antes y después de beber tres copas de vino blanco y descubrió que esa cantidad de alcohol fue suficiente para reducir a la mitad el número de glóbulos blancos de la sangre.

Este tipo de célula es fundamental para combatir los virus que penetran en nuestro organismo. De tal forma que si se bebe alcohol, la respuesta inmunitaria ante el patógeno es más débil, resume As.com.

Sheena Cruickshank, catedrática en inmunología de la Universidad de Mánchester, confirma esta conclusión: "Para generar una buena respuesta a la vacuna debes tener el sistema inmunitario a tope, así que no es recomendable beber alcohol la noche de antes o poco después de la vacuna".

Anna Popova, una reconocida autoridad sanitaria de Rusia, aconsejó no beber alcohol durante al menos las dos semanas previas al primer pinchazo y aguantar otros 42 días después. Aunque Alexander Gintsburg, creador de la vacuna Sputnik, redujo la cifra a tres días antes y después de cada dosis, informa AS.com.

Pues bien, este es el decálogo para afrontar la vacunación con garantias:

1. Asegúrate de poder recibir la vacuna

Las personas con obesidad o problemas autoinmunes deben consultar con su médico si deberían poner la vacuna. También deben hablar con un especialista las mujeres embarazadas. 

También existen dudas sobre si deben vacunarse las personas que padecen COVID-19, pero sí deben acudir aquellos que tengan síntomas de “COVID persistente”.

2. No cambies tus rutinas y no te automediques

El día o las horas previas a la vacunación no requieren ninguna rutina alimentaria o tratamiento especial. Es aconsejable no comer en exceso porque los efectos secundarios podrían agravar un malestar gastrointestinal.

Tampoco recomiendan tomar medicamentos como prevención a posibles efectos secundarios. Se desaconseja, sobre todo, ingerir “ibuprofeno o Tylenol antes de las vacunas COVID-19 debido a la falta de datos sobre cómo afecta las respuestas de anticuerpos inducidas por la vacuna”, explica a ABC News la Simone Wildes, especialista en enfermedades infecciosas del South Shore Medical Center y miembro del Grupo Asesor de Vacunas COVID-19 de Massachusetts, EEUU, en un artículo publicado en AS.com

En España, el Ministerio de Sanidad sí aconseja tomar paracetamol antes y después de recibir la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford. En concreto, recomienda “utilizar dosis de 1 gramo de paracetamol previa a la vacunación, seguida de 1 gramo cada 6 horas durante las primeras 24 horas, lo que reduce significativamente el dolor local, la febrícula, los escalofríos, las mialgias, la cefalea y el malestar postvacunal, sin influir en la respuesta inmune”.

3. El brazo no dominante debe recibir el pinchazo

Las vacunas de Moderna, Pfizer/BioNTech y AstraZeneca/Oxford provocan hinchazón y dolor en el lugar donde se ha producido la inyección. Por eso, es recomendable inocular el fármaco en el brazo no dominante. 

Si no lo ha hecho así, el dolor se puede aliviar aplicando un paño limpio, frío y húmedo sobre el área del pinchazo. Usar o ejercitar el brazo también ayudará a disminuir los efectos adversos de la vacuna.

4. Avisa al personal sanitario si tienes miedo a las agujas

Antes de marearse o desmayarse es mejor avisar a las enfermeras allí presentes para que sepan cómo proceder.

5. De 15 minutos a 30 minutos para conducir

Las personas que reciban la vacuna contra el coronavirus deben esperar 15 minutos en el coche antes de conducir, 30 minutos en caso de tener antecedentes de reacciones alérgicas graves. De esta forma se evitan accidentes por posibles mareos.

6. ¿Qué efectos secundarios debe comunicar a las autoridades sanitarias?

Los síntomas más comunes de las vacunas que se están administrando en España  son dolor e hinchazón en el lugar de la inyección, dolores de cabeza, fiebre, escalofríos o reacciones cutáneas alrededor del pinchazo. Pero estos síntomas son leves o moderados y desparecen pronto.

Pero si se empiezan a notar otros efectos adversos más graves, como aumento del enrojecimiento o la sensibilidad después de 24 horas, o si los síntomas no desaparecen con el paso de los días, hay que comunicarlo al médico.

7. Entre una vacuna contra la COVID y otra vacuna, 15 días

Hay que esperar al menos 14 días para darse cualquier otra vacuna, incluidas las de la influenza o herpes zóster, después de inmunizarse contra el COVID-19. 

8. Recibe las dosis necesarias

Solo la vacuna de Johnson & Johnson es monodosis. Las de Pfizer/BioNTech, Moderna y AstraZeneca/Oxford requieren dos dosis para obtener la protección más amplia. Por eso, los expertos aconsejan recibir las dos dosis. 

9. Respeta los plazos establecidos por los sanitarios

En caso de no poder acudir a tu segunda cita de vacunación, no perderás el derecho a vacunarte, por lo que solo debes comunicarlo y se te asignará otra fecha. Eso sí, es importante respetar lo máximo posible los plazos establecidos por los sanitarios, recomiendan las autoridades sanitarias para mantener la eficacia del "pinchazo·".

10. Respeta las medidas de seguridad durante y después de la vacunación

Cuando vayas a ponerte la vacuna, tanto el paciente como los sanitarios deberán llevar mascarillas que cubran la nariz y la boca. Además, se debe respetar el metro y medio de distancia de seguridad, siempre que sea posible. 

Como no se sabe con certeza si las personas vacunadas pueden contagiarse y transmitir la enfermedad, el uso de la mascarilla es imprescindible. “Se pueden relajar en el sentido de que estarán protegidos, y por lo tanto no tendrán la ansiedad de que pueden contagiarse. Pero no se pueden relajar del todo porque se pueden infectar, multiplicar el virus y no sufrir síntomas, convirtiéndose en asintomáticos contagiosos”, manifestó recientemente Margarita del Val, viróloga española del CSIC.

Fuente: AS.com

Comentarios