miércoles. 30.11.2022

Cientos de miles de rusos abandonan el país tras el anuncio de una movilización militar parcial

Países como Georgia han notado un mayor flujo de ciudadanos rusas que apuran las últimas horas antes de que Putin haga efectivo el cierre de fronteras con la prohibición expresa de abandonar el país a los que están en edad para ser llamados a filas

Moscú ya ha anunciado la apertura de un centro de movilización y reclutamiento en uno de los pasos fronterizos más transitados

Rusos abandonando su país a través de la frontera con Georgia
Rusos abandonando su país a través de la frontera con Georgia

Cientos de miles de ciudadanos rusos, la mayoría hombres en edad de ser llamados a filas, han abandonado en los últimos días su país natal ante el anuncio de la movilización militar parcial realizada por Vladimir Putin para engrosar las fuerzas militares enviadas a territorio ucraniano. Sólo Georgia contabiliza que más de 250.0000 rusos han cruzado su frontera desde finales del mes de agosto, un flujo que aumenta con el paso de las horas y apurando el ultimátum de Moscú. 

Y es que desde mañana miércoles todo ruso en edad de movilización tendrá prohibida la salida de su país. Los datos varían según los países y medios de comunicación, pero dan buena cuenta de la oposición de una parte del país a la guerra abierta por Putin en Ucrania y que muchos tildan de "ilegal". Fuentes cercanas al servicio de inteligencia del Kremlin hablan de más de 260.000 hombres que han abandonado Rusia desde la orden emitida por Putin, si bien también hay familias enteras que huyen, muchos con destino a Georgia donde tienen familiares que les pueden acoger. 

Para interceptarlos, Rusia ha anunciado la apertura de un centro de movilización en uno de los pasos fronterizos situado en Verjjni Lars, en Osetia del Norte. Allí se calcula que hay unos 5.500 vehículos esperanzo cruzar el punto fronterizo. 

Mientras, países como Kazajistán ya le han tendido la mano a los rusos que huyen del anuncio: el presidente Kassym-Jomart Tokayev ha anunciado que protegerá a todos aquellos que lleguen a su territorio: "La mayoría se ven obligadas a irse debido a una situación desesperada. Debemos cuidarlos, velar por su seguridad". Unas palabras que muestra que el país, pese a ser aliado natural de Moscú, se ha distanciado desde el inicio de la ofensiva rusa. 

Putin continúa perdiendo aliados e influencia dentro y fuera de su propio país. 

Cientos de miles de rusos abandonan el país tras el anuncio de una movilización militar...
Comentarios