miércoles. 22.05.2024
Impacto de un misil en territorio polaco
Impacto de un misil en territorio polaco

Máxima alerta en Polonia tras el impacto de un misil, presuntamente de fabricación rusa, que ha impactado en su frontera con Ucrania y ha dejado dos víctimas mortales. El suceso parece escribir un nuevo capítulo en el transcurso de la guerra de Ucrania y, en concreto, de las relaciones de la ONU, la OTAN y Occidente con Rusia en un momento de tensión límite. 

Los líderes del G7 y varios países de la OTAN se han reunido de urgencia en la cumbre del G20 que se celebra en Indonesia para analizar el incidente y su posible origen, dado que existen dudas sobre si fue disparado desde territorio ruso. Es la opinión, por ejemplo, del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que considera "poco probable" que el misil fuera lanzado desde Rusia debido a su "débil trayectoria".

En EEUU también se ha producido una reunión por parte del Ministerio de Defensa americano. Apoyo a Polonia, pero también mucha cautela a la hora de dar los pasos necesarios y que no se producirán hasta conocer el origen del incindente.

Y es que las primeras investigaciones evaluadas en la reunión de emergencia al margen de la cumbre del G20 apuntan a que el misil pudo haber sido disparado por la defensa antiaérea de Ucrania contra un proyectil ruso que se aproximaba, tal y como publica el medio Financial Times. Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, responsabiliza a Rusia de las explosiones y pide la actuación de la Alianza Atlántica. 

Mientras, Polonia ha elevado su alerta militar y estudia pedir ayuda a la Alianza mediante la invocación del artículo 4. En todo caso, desde el Gobierno no confirman el origen de este impacto y piden no tomar conclusiones precipitadas que podrían situar al país y al conjunto de Occidente en un escenario desconocido hasta el momento. 

Por su parte, el vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso, Dmitri Medvédev, ha acusado a Occidente de librar "una guerra híbrida contra Rusia" que, asegura, no hace sino "aumentar la posibilidad de una nueva guerra mundial". El Ministerio de Defensa ruso ha negado así cualquier ataque deliberado sobre posiciones polacas y asegura que estas insinuaciones suponen "una provocación deliberada para escalar la situación".

Máxima alerta en Polonia tras el impacto de un misil ruso; la OTAN analiza la situación