viernes. 23.02.2024
Foto archivo Covid
Foto archivo Covid

El Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas han acordado finalmente reducir la cuarentena de los positivos en COVID-19 de diez a siete días para los casos positivos que no presenten síntomas. Se trata de un punto medio entre los cinco días que proponían entre otras la Comunidad de Madrid y Andalucía y que trata así de ajustarse a la nueva realidad de la pandemia con la entrada en circulación de ómicron, más contagiosa pero menos peligrosa frente a la delta. 

La decisión afecta también para los no vacunados que han sido contactos estrechos de un positivo mientras que en el caso de los vacunados que han sido contacto estrecho de un positivo la norma ya contemplaba que no tenían obligación de guardar cuarentena. Se espera que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ofrezca más detalles de este y otros asuntos tratados en el Consejo Interterritorial en una rueda de prensa a partir de las 18:30.

De esta manera se pretende ajustar esa menor letalidad al impacto que los aislamientos y bajas laborales están teniendo en los servicios esenciales y en la economía. Una medida que busca reactivar a muchas empresas que permanecen cerradas por las cuarentenas de su personal en unas fechas clave como son estos días de fiestas de Navidad. 

La Comisión de Salud Pública ha acordado así "por unanimidad" reducir la cuarentena de todos los positivos por COVID-19 a siete días siguiendo la línea de otros países como Gran Bretaña, donde también se ha establecido en siete frente a los cinco días a los que lo han acortado EEUU o Grecia. 

Gobierno y CCAA acuerdan reducir el aislamiento de los positivos sin síntomas a siete días