miércoles. 29.05.2024
Imagen del peluche con una cámara oculta. Fotografía: Guardia Civil
Imagen del peluche con una cámara oculta. Fotografía: Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido en Málaga a una persona por agredir sexualmente y grabar imágenes íntimas de su hijastra, menor de edad. Para ello había instalado microcámaras ocultas en un peluche, una bombilla y un enchufe que activó durante dos años en el dormitorio y el baño de su casa en la localidad de Mijas.

El autor utilizaba fármacos para dormir a la menor y agredirla sexualmente. La víctima manifestó a los agentes que, por las noches, el autor -que llevaba siete años conviviendo con su pareja y la hija de esta- le preparaba un té y que tras tomarlo siempre se sentía muy cansada.

Los agentes han encontrado en el registro del domicilio del detenido dispositivos de almacenamiento USB con grabaciones íntimas en las que se observa al detenido agrediendo sexualmente a la menor, además de cámaras y los diferentes fármacos empleados.

Fue el novio de la menor quien dio la voz de alarma al localizar una cámara oculta en un oso de peluche. Tras interponer la madre una denuncia, el hombre huyó durante tres semanas viviendo de alquiler en diferentes casas hasta ser finalmente localizado en Málaga capital. 

Los agentes han localizado microcámaras ocultas, además del peluche, en una bombilla y un enchufe, en distintas dependencias de la vivienda, entre ellas, el dormitorio de la menor y el baño. El autor habría estado grabando imágenes íntimas sexuales de la menor durante dos años, desde los 16 hasta ser mayor de edad. 

Está acusado de delitos de agresión sexual, contra la intimidad y tenencia de pornografía infantil. Tras ser presentado ante la autoridad judicial se ha decretado su ingreso en prisión.

Cámaras ocultas en un peluche, una bombilla y un enchufe para grabar imagen íntimas de...