lunes. 26.02.2024
Agricultor
Agricultor

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha resaltado que los eco regímenes constituían la medida más novedosa y a la vez controvertida del conjunto de intervenciones de la nueva PAC 2023-2027, cuya entrada en vigor tuvo lugar el 1 de enero de 2023.

Esta medida se enmarca en la denominada 'arquitectura verde' de la PAC, que, junto con la condicionalidad reforzada y las medidas agroambientales, cobran un protagonismo destacado en el nuevo periodo. A ellas se destinan en España el 43 % del conjunto total de los importes de los fondos europeos Feaga y Feader.

La Consejería, tanto en la fase de elaboración como en la de aprobación del Plan Estratégico de la PAC en España 2023-2027 (PEPAC), ha incidido en que es fundamental el mantenimiento del nivel de ingresos de los agricultores y ganaderos con explotaciones ubicadas en el territorio de Castilla y León a través de las ayudas directas de la PAC. Por ello, desde el primer momento, desarrolló una intensa labor de divulgación a todos los niveles, con el objetivo de concienciar a los agricultores y ganaderos de la necesidad de acogerse a estas nuevas medidas, como son los eco regímenes, así como asegurarse del cumplimiento de sus condiciones, en especial teniendo en cuenta el rechazo inicial que estas medidas tenían por el sector.

El objetivo de la Consejería para este tipo de medida es que cada agricultor y/o ganadero se pudiera acoger al menos a una de las prácticas diseñadas en el PEPAC, y con los datos que arrojan las solicitudes PAC 2023, una vez finalizado el plazo de presentación, se puede afirmar que se ha conseguido un alto grado de cumplimiento de dicho objetivo.

Así, el porcentaje de agricultores y ganaderos con explotaciones agrarias en Castilla y León que se han acogido a alguna práctica de los eco regímenes es cercano al 92 %, predominando las explotaciones más dimensionadas y profesionalizadas frente a aquellas más pequeñas y de menor profesionalización.

En cuanto a la superficie acogida asciende a 5,09 millones de hectáreas respecto del total de 5,36 millones de hectáreas incluidas en el conjunto de las solicitudes únicas PAC 2023 registradas en Castilla y León, lo que significa que más del 95 % de la superficie estará sujeta al cumplimiento de las condiciones de la nueva medida eco regímenes.

La Consejería destaca que, en los datos anteriores, ha influido el conjunto de medidas de flexibilidad en las condiciones de los elevados compromisos medioambientales que suponían los eco regímenes, algunas de ellas consecuencia del conflicto bélico en Ucrania y, las últimas, derivadas de la situación de sequía meteorológica que ha atravesado el conjunto de España.

Por ello, y en el momento actual en el que los agricultores y ganaderos, en el plazo de más o menos un mes, deben comenzar la planificación de sus planes de cultivo y de gestión de sus explotaciones de cara a la nueva campaña agrícola, la Consejería considera necesario que el Ministerio, en consenso con las distintas comunidades autónomas, anticipe cuáles serán los condicionantes para las próximas siembras, si existirá o no flexibilidad en las prácticas de los eco regímenes en cuanto a la densidad ganadera, a la rotación de cultivos, al porcentaje de cultivos mejorantes, a las limitaciones del tipo de labores o a las cubiertas vegetales, entre otros.

Todas las cuestiones indicadas son imprescindibles para que las medidas de la nueva PAC cumplan con sus objetivos, siendo el más importante, según la Consejería, el mantenimiento de la renta de los agricultores y ganaderos que, sin duda, contribuirá a cumplir los objetivos de sostenibilidad ambiental y social.

Hasta el momento, lo que se conoce es que la Comisión no prorrogará el régimen de excepciones vinculadas a la guerra de Ucrania, en relación con el cumplimiento de la condicionalidad reforzada y, en especial, las relacionadas con la rotación y diversificación de cultivos (BCAM7) y el establecimiento de un porcentaje de la explotación de superficies no productivas (BCAM8). Dos cuestiones que no son triviales y que los agricultores deberán tener en cuenta para planificar tanto sus planes de cultivos, como las prácticas de los eco regímenes, cuya cuantía económica es fundamental para la sostenibilidad económica de las explotaciones.

En este primer año de aplicación de la nueva PAC 2023-2027, la Consejería trabaja para que el importe de estos eco regímenes, junto con las demás ayudas directas, lleguen al conjunto de agricultores y ganaderos desde el momento en que sea posible con el pago del 70 % de los importes en concepto de anticipo a partir del 16 de octubre, fecha en la que es necesario afrontar los gastos por las labores de siembra de la próxima campaña.

En la tabla adjunta se incluye una estadística global relativa a la nueva medida por eco régimen, en la que, con mayor detalle, se expresan algunos de los datos antes citados. Como aclaración se indica que los datos relativos a número de solicitantes no deben tratarse de forma acumulativa, pues un mismo beneficiario puede acogerse a más de una práctica. En este sentido, en el ámbito de Castilla y León han solicitado la ayuda 54.402 agricultores y ganaderos.

Balance positivo del primer año año de aplicación de los Eco Regímenes de la nueva PAC...