jueves. 11.08.2022

Para muchos ciudadanos, el coronavirus no se va cuando dan negativo. Unos pasan el virus de forma leve y sin requerir ingreso hospitalario, pero para otros es un calvario que se alarga en el tiempo.

De hecho, según un estudio de una universidad norteamericana que recoge 20Minutos más de la mitad de las personas diagnosticadas con COVID-19 desde diciembre de 2019 experimentarán síntomas como fatiga, dolor de cabeza o problemas para concentrarse hasta seis meses después de la recuperación. El diagnóstico es lo que se conoce como COVID persistente.

Las cifras asustan. Más del 67% de afectados por Covid persistente acude a las consultas por alteraciones en la atención y la memoria. Y más del 3% de las consultas que se realizan en los Servicios de Neurología son de personas que han superado la infección.

Pero hay más "secuelas" que persisten: cefaleas, en el 61% de los casos, y mareo (49%). Otros frecuentes, según otros estudios son la pérdida de gusto y olfato (anosmia /ageusia) en un 20% de las consultas, los dolores musculares (19%) o los temblores (12%).

Y lo peor es que la mitad de los encuestados para un estudio realizado en Albacete no había notado ninguna mejoría desde el inicio de estos síntomas.

Fuente: 20minutos

El Covid persistente deja "sin memoria" a un 67% de los afectados
Comentarios