viernes. 07.10.2022

El porqué después del verano aumentan las cirugías estéticas

Muchas de estas intervenciones están vinculadas a la vuelta a la rutina, los efectos que deja el sol en la piel tras el verano, se reducen considerablemente las salidas de ocio, a lo que se añade que la recuperación es mucho mejor sin el sofocante calor del verano
Estética facial
Estética facial
Desde la clínica de Cirugía estética en Madrid con el Dr. Lalinde, señalan que las intervenciones en cirugía estética aumentan tras el verano, gran parte debido a la vuelta a la rutina y por la disminución de las salidas

De la misma manera que antes del verano es tendencia la "operación bikini" y determinadas operaciones estética para lucir estupendas durante el verano, también existe un número alto de intervenciones tras el verano.

Muchas de estas intervenciones están vinculadas a la vuelta a la rutina, los efectos que deja el sol en la piel tras el verano, se reducen considerablemente las salidas de ocio, a lo que se añade que la recuperación es mucho mejor sin el sofocante calor del verano.

Un estudio realizado por expertos y los datos señalados por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) constatan que hay un aumento de las intervenciones de cirugía estética tras el final de las vacaciones de verano, sobre todo las operaciones faciales, algo que también corroboran desde el Centro de Cirugía Estética en Madrid del Dr. Lalinde.

Entre las aplicaciones más demandadas están los tratamientos antiarrugas, el lifting y la cirugía de párpados. Se estima que el repunte de cirugías se debe tanto al factor psicológico post-vacacional como una mayor visibilidad de las arrugas en cuanto desaparece el moreno.

Debido a la incidencia del sol de forma prolongada, hace que la piel torne morena, pero también que, una vez aclarada la piel, las arrugas se vean más o la piel se resienta. Estas razones son más que suficientes para que las intervenciones lleguen a aumentar hasta un 40% justo al comienzo de septiembre.

Una de las opciones más demandadas es la de rellenar y estirar la piel. Según el SECPRE y Dr. Lalinde, gran parte de las personas mayores de 45 años buscan estos tratamientos, de los cuales el 83% son mujeres. Buscan principalmente eliminar arrugas y líneas de expresión. Entre los más buscados está el empleo de ácido hialurónico, que tiene un efecto instantáneo y tiene una duración de casi un año, así como los injertos de grasa procedentes del propio cuerpo del paciente. También el bótox es un recurso bastante solicitado y que ayuda a que las arrugas no sean tan marcadas.

Por otro lado, el lifting también es un tipo de intervención adecuado y que se aprovecha en esta época post veraniega, junto a otras acciones como son la reducción de lóbulos de las orejas, la caída de la nariz o el mentón.

Sin embargo, cabe señalar que es mejor optar por pequeños retoques, puesto que el objetivo es conseguir un resultado lo más natural posible y que, sobre todo, se adecúe a las características físicas de cada persona.

Y es que, aunque se vean malos ejemplos en famosos o casos anónimos, el éxito de este tipo de intervenciones, donde se producen en un lugar tan visible como el rostro, procede de realizar las sesiones necesarias antes de la intervención y una óptima comunicación entre el paciente y el cirujano. 

De igual modo, aparte de acudir a una clínica estética para realizar tratamientos y eliminar arrugas, también se debe visitar a un especialista para revisar cualquier mancha que se produzca debido a la exposición al sol y descargar la aparición de un melanoma.

Un melanoma es una mancha de índole cancerígeno que es necesario tratar a tiempo y evitar problemas de salud. En este sentido, un cirujano plástico experto también puede ayudarnos a detectarlos y tratarlos a tiempo.

Estar guapos siempre es una opción, pero se tiene que tener claro qué se quiere hacer uno en el cuerpo y contar con el asesoramiento e intervención de expertos en clínicas de cirugía estética. Es mejor acudir siempre a un lugar con buena reputación y reseñas positivas para no llevarnos un susto. Aunque, por supuesto, nunca se debe olvidar que cualquier tipo de intervención u operación conlleva sus riesgos. Y es conveniente que el médico avise de ello previamente antes de tomar cualquier decisión y someterse a la intervención.

En definitiva, aunque el verano hace que se luzca de un mejor cuerpo y piel, hasta el punto de casi rejuvenecernos, también se tiene que tener cuidado con la exposición prolongada al sol. Eso evitará que se formen arrugas o que se lleguen a sufrir melanomas (en el peor de los casos).

El porqué después del verano aumentan las cirugías estéticas
Comentarios