lunes. 20.05.2024

Monopoly: el juego de mesa que se convirtió en la sensación digital

Los juegos de mesa nos han acompañado durante décadas. Su propuesta, que invita a las personas a reunirse para jugar en compañía, sea cooperando o compitiendo, ha dado pie a infinidad de fórmulas de lo más dispares y tan originales como divertidas. Aunque, si tenemos que buscar un referente claro en este ámbito, sin duda hay un nombre que destaca por encima de todos los demás: el Monopoly.

 
bank-real-estate-custom-3691564_1280
bank-real-estate-custom-3691564_1280

El famoso juego del dinero. Aquel que nos lleva a convertiros en magnates que tienen que gestionar propiedades para ser los más ricos de la partida mientras recorren calles, invierten en inmuebles y sacan la mano para que sus contrincantes les paguen. Una fórmula que data de comienzos del siglo XX, de cuando no tenía siquiera ese nombre. Su popularidad ha hecho que todo el mundo piense en él al hablar de juegos de mesa, pero también que evolucione de mil y una formas posibles. Lo hemos visto en infinidad de formatos, desde el tablero tradicional hasta en nuestros smartphones, incluso en el mundo del azar con los casinos online con Monopoly. Pero, ¿cuánto ha cambiado desde su origen?
 

Un siglo de historia: la evolución de Monopoly

De ser un completo desconocido a acuñarse la expresión de “dinero de Monopoly” para hacer bromas con los billetes nuevos. La fama de este juego no ha sido algo baladí, ha sido el fruto de más de cien años de progreso, cambios y adaptaciones hasta ser lo que es a día de hoy. Su origen data de 1902, cuando ni siquiera se le conocía con el nombre que tiene a día de hoy. Tras el famoso Monopoly se esconde, realmente, The Landlord’s Game, algo que se podría traducir como “El Juego del Casero”, dejando muy claro de qué iba la premisa a todo aquel que se acercara.

Originalmente, se construyó con el fin de mostrar los resultados de una ley de la renta económica, así como el privilegio económico y el impuesto sobre el valor de los terrenos. Supuso todo un boom, ya que, poco después de lanzarse al mundo y patentarse (en 1904), comenzaron a salir numerosos juegos de mesa con la misma fórmula con tal de competir y abrirse hueco. Sin embargo, ninguno logró superar en popularidad al original, que siguió dando que hablar y llegando a hogares de medio mundo desde entonces hasta hoy.

Tantos años de progreso han dado pie a infinidad de variaciones de Monopoly, y muchas de ellas incluso oficiales. Dejando competidores directos a un lado, en la actualidad podemos encontrar numerosos Monopolys con temáticas diferentes que se atreven incluso a cambiar algunas reglas del juego para dinamizar las partidas, o que incluso aprovechan para inculcar mejores hábitos entre los jugadores, como sucede con el Monopoly saludable. Aun así, el terreno en el que más ha arrasado en los últimos años es, por supuesto, en el digital.
 

El rey de los juegos de mesa, y de los juegos digitales

Cuando algo funciona, no importa dónde y cómo esté, siempre seguirá funcionando. Eso deben estar pensando empresas como Hasbro y Scopely cuando lanzaron Monopoly Go. Este juego gratuito para móviles logró superar los 100 millones de descargas en menos de un año desde su lanzamiento, convirtiéndose en uno de los juegos más exitosos de la historia.

De hecho, esa fórmula también se ha trasladado a otros terrenos, como el del casino. A día de hoy, una de las plataformas de azar más famosas del mundo es el Monopoly Casino. Tal y como su nombre indica, es un casino online en el que se ofrece un enorme tablero de juego cuyas casillas cuentan con minijuegos que pueden ser tragaperras, variantes del bingo y otros juegos de azar. Así, mientras el jugador juega su partida de Monopoly, está a su vez jugando a otros juegos que enriquecen mucho la experiencia.

Por supuesto, al tratarse de un casino exige jugar con dinero real, lo que hace que la situación sea mucho más frenética y exigente. Por otra parte, también exige tomárselo con calma y siguiendo las pautas del juego responsable. Aunque no por eso es menos disfrutable que las demás opciones que hay disponibles a día de hoy. De hecho, es una de las más famosas también, sobre todo, dentro del ámbito de los juegos de azar.

Un juego de mesa que ha conseguido labrarse una fama mundial por razones más que merecidas. Todo el mundo lo conoce, todo el mundo lo ha jugado alguna vez o se ha planteado hacerlo tarde o temprano. La historia del Monopoly sigue escribiéndose y seguirá haciéndolo por más años que pasen, ya que su fórmula ha sabido adaptarse a cada nuevo formato para aprovecharlo al 100% y seguir siendo tan divertida como siempre, o incluso más. Y tú, ¿alguna vez has logrado ganar una partida de Monopoly o lo sigues intentando?

Monopoly: el juego de mesa que se convirtió en la sensación digital