domingo 19/9/21

El teletrabajo, la nueva realidad que vive gran parte de la población

Con la crisis sanitaria que se está viviendo a nivel global, las oficinas han llegado a los hogares para quedarse durante bastante tiempo. Los trabajadores deben adaptar su casa para trabajar con la máxima comodidad y poder ser productivos

El coronavirus no solo ha parado el mundo durante semanas, sino que ha cambiado la forma de vivir. La nueva realidad que llegará cuando termine el proceso de desescalada será distinta a la forma de vida que se llevaba con anterioridad.

En relación al trabajo, se impone que se lleve a cabo desde casa siempre que sea posible, por lo que los hogares se están adaptando, convirtiéndose en nuevas oficinas. Contar con el mobiliario apropiado es esencial, siendo una de las cosas más importantes la organización el espacio de teletrabajo de forma ergonómica y efectiva para trabajar con comodidad y ser más productivos.

La importancia de contar con un buen mobiliario de oficina para trabajar en casa

El teletrabajo ya era una tendencia cada vez más extendida en España antes de la llegada del coronavirus, por las múltiples ventajas que trae. Pero, con la llegada de esta crisis es cuando se hace obligatorio la adaptación a este sistema definitivamente.

Para los trabajadores, este cambio resulta mucho más cómodo a la hora de conciliar la vida laboral y familiar y, además, ahorran tiempo y dinero en desplazamientos.

Para las empresas, por su parte, ahorran en instalaciones y ven aumentada su productividad, pues los empleados en líneas generales rinden más cuanto más cómodos se encuentran, y nada como estar en casa. Eso sí, deben adaptar su espacio de trabajo.

Algunas ideas de diseño de oficinas

Una buena home office debe contar, a ser posible, con luz natural, pero lo que, sin duda es obligatorio tener todo ordenado y tener un escritorio o mesa de trabajo y una silla ergonómica, adaptada a las necesidades de cada usuario. Además, no está de más contar con ficheros u otros muebles que permitan mantener cada cosa en su sitio.

Las oficinas en casa, además de ser funcionales, deben seguir el estilo general de decoración de la vivienda, no en vano se encuentran integrada dentro de ellas. Estas son algunas de las tendencias en muebles de oficinas para el lugar dedicado al trabajo desde casa.

Ocultar el desorden

Uno de los grandes secretos para que cualquier espacio luzca bien es entender el concepto de ocultar el desorden. Hay veces que los papeles invaden el escritorio, las listas de documentos en cola se apilan… ante tanto desorden es muy complicado concentrarse y realizar bien la tarea. Para estos casos, nada como contar con un mueble amplio o una buena cajonera para poderlo guardar todo, sin traspapelar nada, y continuar después.

Un toque verde siempre hace bien

La naturaleza es lo que mejor sienta, pero hay que pasar horas en la oficina, sentados delante del monitor y con un montón de papeleo por gestionar. Pues ya se sabe, si la montaña no va a Mahoma… Con una home office llena de plantas el espacio será mucho más acogedor, atractivo relajante y, por tanto, productivo.

Blanco, negro y a todo color

En el trabajo es necesario mantenerse activo y ya se sabe que el color llena los espacios de energía, por este motivo no hay por qué renunciar a un tono vibrante en la oficina de casa, como el frambuesa, un tono perfecto para un espacio creativo.

En cambio, para aquellos que se sientan estresados, el azul es la solución, pues tiene un efecto calmante. Los más tradicionales pueden optar por el blanco, que aporta luz y luminosidad, ideal para espacios reducidos. Y, cómo no, el negro en los muebles de oficina siempre resulta de lo más elegante, muy recomendable para aquellos que tengan que recibir clientes o proveedores.

¿Vintage, industrial o escandinavo?

Al ser una habitación más dentro de la casa, esta debe adaptarse al estilo general de la misma o, por el contrario, marcar un contraste con el resto que sea del gusto de su usuario. La oficina en el hogar puede adoptar el estilo de la preferencia de quien la utiliza, ya sea vintage, industrial, escandinavo o una mezcla de todos ellos.

Usar estanterías abiertas

Este sistema es ideal para aquellos que son capaces de mantener el orden. Ver todo ofrece la gran ventaja de no perder nunca un archivo de vista ni olvidarse de ningún asunto pendiente. Eso sí, al ser el opuesto a ocultarlo todo, requiere de mucha constancia en el orden para que no termine todo siendo un completo desastre. Y es que el lugar de trabajo deber resultar agradable, si no se es capaz de mantenerlo impecable, mejor optar por otras soluciones que tapen más.

Ser minimalista

El minimalismo es tendencia. Los que gustan de este estilo decorativo deberán mantener el escritorio libre de desorden e incorporar muebles simples, con colores neutros. Si el resultado parece demasiado soso, nada como una planta para encontrar la inspiración necesaria en el trabajo diario o algún cuadro vanguardista en las paredes que ponga la nota de color definitiva.

Comentarios