jueves 2/12/21

Alzheimer Zamora: 25 años de entrega y consuelo a los más dependientes

AFA Zamora (la Asociación de Familiares y Amigos de Enfermos de Alzheimer y Otras Demencias de Zamora) festejaba a finales de marzo su 25 aniversario. La pandemia ha apagado su celebración pero no su voz y su empeño por seguir acercando la ayuda a uno de los sectores más vulnerables en nuestra sociedad.alzheimer

Actividades en el centro de Alzheimer Zamora
alzheimer

Desde sus inicios en 1996, ha logrado posicionarse y brindar una ayuda vital para cientos de enfermos de Alzheimer, demencia y otros tipos de enfermedades neuro degenerativas. También para las familias a las que les sobreviene la noticia y que encuentran en AFA Zamora su refugio emocional y su respuesta a las cientos de preguntas que se plantean por el camino.

Un camino que también emprendió la Asociación de la manera más familiar posible. Antonio Jesús García Bernal, presidente de AFAZA, recuerda que ese arranque se produjo gracias a conocidos de afectados por esta enfermedad en la propia capital. Todo ello en un contexto muy íntimo y en el que la incidencia, investigación y conocimiento sobre el deterioro cognitivo no estaba tan avanzado. Preocupaba claramente el enfermo y su calidad de vida, pero también la de su cuidador y la de su entorno más directo.

Antonio_Garcia_Bernal_1a.jpg

Desde su primera ubicación -gracias a la cesión de unas salitas junto al Colegio de El Tránsito, en la conocida como la "Casa Cuna" y posteriormente por parte del Ayuntamiento de un espacio en Peña Trevinca hasta la construcción en 2004 del Centro de Día "Ciudad Jardín" ubicado en la calle Hernán Cortés junto al Hospital Provincial -, AFA Zamora cuenta con un equipo multidisciplinar. Más de un treintena de trabajadores (entre Área Terapéutica, psicóloga, neuropsicóloga, trabajadora social, tres terapeutas ocupacionales, médico, enfermera y fisioterapeuta) y una veintena de voluntarios- y multitud de instalaciones volcadas en ofrecer un cuidado que ha sido avalado a nivel local y nacional.

Entre otros ha obtenido el Premio a los Valores Humanos otorgado por la Fundación Científica Caja Rural y el Premio 'Tierras de Zamora' a la 'Solidaridad' otorgado por la Diputación de Zamora. También su labor de comunicación y difusión ha sido vital, obteniendo dos premios otorgados entre 2010 y 2012 en el seno del Congreso Nacional de Alzheimer.

Es sólo el reconocimiento a 25 años de cuidados, entrega, voluntariado y lucha. Aunque la mayor satisfacción la encuentren en el quehacer diario, en los pequeños gestos y avances, también en el consuelo en los momentos de desolación durante los largos años de progresión de la enfermedad.

Taller_estimulacion_sensorial_Zamoraa.jpg

Hoy en día AFAZA cuenta con Centro de Día tanto en la capital ("Ciudad Jardín") como en Toro, Servicio de Atención Especializada a Domicilio, Servicio de Transporte Adaptado tanto para el entorno urbano como rural. Sus esperanzas están puestas ahora en la expansión y la apertura en Toro de su primera residencia, cuyo proyecto ha tenido que postergarse debido a la irrupción de la pandemia y cuya apertura estaba planteada para el año pasado. "Íbamos avanzando hasta que llegó el Covid y nos paró", precisa Antonio. También paralizó las efemérides, el balance de actividades, la celebración de galas y, más allá, la celebración este 2021 de los 25 años como Asociación. Todo ello ha quedado reducido a su mínima expresión, aunque si algo les pesa especialmente es el impacto que ha tenido el Covid en los enfermos. 

De casi un centenar de pacientes, el coronavirus les ha obligado a reducirlo a cerca de la mitad, fruto de la imposición de los "grupos burbuja" para evitar los contagios y que constriñen mucho la labor de la Asociación y los servicios que se pueden prestar. También ha quedado servicios tan esenciales como la atención psicológica a las familias (el otro pilar fundamental), el programa de atención y los viajes... "Todo ello lo hemos tenido que cortar. Hay sido mucho lo que la pandemia nos ha quitado", lamenta Antonio Jesús.

Ahora sus esperanzas están depositadas en la evolución epidemiológica y el avance de las vacunas, unido a sus planes para abrir definitivamente su residencia en Toro. También en la recuperación de los servicios perdidos, fruto de las restricciones que han traído consigo el virus y que se plantea vital para asegurar la máxima calidad de vida en un contexto tan inestable como el actual.

Alzheimer Zamora: 25 años de entrega y consuelo a los más dependientes
Comentarios