domingo 24/10/21

Juan Prieto: "Habrá una sexta ola menos intensa y estaremos un año más con mascarilla; besarnos y abrazarnos, sí, pero con precaución"

En el Día Mundial del Farmacéutico, que se celebra el día 25, el presidente del Colegio de Zamora reivindica que se ponga en valor a unos profesionales que han estado al "pie del cañón" durante una pandemia que se alarga ya año y medio

En la entrevista destaca datos como que la venta de ansiolíticos se ha incrementado un 35%, que el 73% de los colegiados son mujeres o que la provincia cuenta con el mayor número de farmacias por habitante, por delante de Navarra

Está convencido de que la reestructuración de la Atención Primaria fracasará si no se cuenta con ellos y se pregunta la razón de que no haya ya sobre la mesa una Ley de Pandemias

 

Juan Prieto
Juan Prieto

-El día 25 se celebra el Día Mundial del Farmacéutico, ¿qué tipo de reivindicaciones quieren trasladar tras un año y medio de pandemia?

-Que se ponga en valor todo lo que se ha hecho. Las farmacias se declararon establecimientos esenciales, como no podría ser de otra manera, y nos hemos convertido en la punta de lanza de la información y de la veracidad en asuntos sanitarios. Además, hemos sido los más accesibles en un momento en el que la Sanidad se cerró. Las farmacias quedaron abiertas, con las luces encendidas. Hemos hecho un labor más allá de hacer el medicamento accesible, que fue lo que nos pidió la Administración. Que los medicamentos fueran accesibles se logró no solo por la farmacia, también gracias a la industria farmacéutica española. Juntas logramos que hubiera medicamentos frente a una demanda extraordinaria de algunos fármacos.

-¿Qué tipo de medicamentos se dispararon en ventas?

-Las farmacias estuvieron surtidas de paracetamol que, en un principio, se disparó. Luego lo que iba a ser una pandemia de paracetamol, fue un pandemia de ansiolíticos, que registraron un incremento del 35%. En la primera semana de la pandemia, el suministro de paracetamol subió un 700%. Tampoco nos podemos olvidar de los farmacéuticos que han logrado que esos fármacos llegaran donde tenían que llegar. Ellos se han encargado de tener los almacenes abiertos y las rutas en funcionamiento, asegurando el suministro de farmacias, hospitales, centros de salud, residencias.... Los farmacéuticos de hospital también se han dejado la piel porque han tenido que lograr medicación necesaria para tratar a los pacientes de la UCI. O los farmacéuticos de salud pública, que han garantizado las medidas de seguridad de los alimentos y el agua e informaron de los pasos a seguir si se cerraba una farmacia por COVID. A nivel nacional ha habido 26 muertes. En Zamora se cerraron 8 farmacias, algunas hasta 15 días. Todos han estado dispuestos a ayudar, a cubrir guardias. La labor de los farmacéuticos ha sido ejemplar.

-¿Esta pandemia ha revalorizado la figura del farmacéutico, sobre todo, en el medio rural?

-Sí, creo que sí. Durante la pandemia nos han dejado llevar la medicación a casa del usuario y lo que reivindicamos es que se nos deje seguir haciéndolo. De alguna manera habrá que reorganizar la atención farmacéutica domiciliaria, especialmente para los pacientes crónicos, pluripatológicos y polimedicados. Zamora tiene la farmacia con menos habitantes de toda España, con población muy mayor. Tenemos 1.150 habitantes por farmacia, el siguiente es Navarra con 1.100. La media son 2.140 habitantes. Pedimos que nos dejen hacer más. Es verdad que hemos cubierto más necesidades que la de la asistencia farmacéutica, pero ahora queremos que el Gobierno se tome en serio la capacidad de la farmacia para echar una mano para descargar la Atención Primaria. Estamos teniendo que derivar por problemas con las recetas electrónicas a 17.000 personas en Castilla y León a la semana. Son problemas administrativos que se podrían solucionar en las farmacias. Además, hay medicamentos que se tienen que dispensar  en el hospital y que se están enviando a través de servicios de mensajería y que podrían entregarse a través de las oficinas de farmacia.

-Los farmacéuticos también han contribuido a detectar delitos

-Ha habido una comunicación a la Policía por un caso de violencia de género y por productos de dudosa legalidad (mascarillas, geles), falsificación de recetas y utilización de anabolizantes. También estuvimos ayudando a muchas personas que se quedaron solas para vigilarlas. 

-¿Qué nos ha enseñado la pandemia?

-Qué podemos hacer mucho más de lo que hacemos, que estamos dispuestos a hacerlo y que queremos que nos lo dejen hacer. Me hubiera gustado que nos hubieran dejado vender los test de antígenos antes. Por cada dos test que hubiéramos dispensado antes de lo que nos autorizaron y con que solo una persona hubiera comunicado su positivo, probablemente no hubiéramos tenido tanta ola. 

-Zamora está en nivel de riesgo controlado. ¿Habrá sexta ola?

-Vamos a tener más olas, pero no de la misma intensidad. Las vacunas están haciendo su labor y ahora tenemos que revisar los datos de la inmunidad. En la provincia ya hemos cerrado la primera recogida de muestras del estudio de seroprevalencia y ahora estamos valorando si realizar una segunda cata de forma inmediata. En este estudio participan 21 farmacias centinela de Zamora y 172 de Castilla y León. Se han recogido 1.600 muestras en toda la comunidad, 275 en la provincia zamorana, la que más en el ranking autonómico.

-¿Cree necesaria una tercera dosis? ¿Para toda la población o solo para los grupos de riesgo?

-Estos datos de inmunidad nos darán la respuesta. Podemos afirmar que las vacunas han sido seguras en general, con desviaciones ligeras de menos seguridad en AstraZeneca. Y funcionan porque estamos teniendo menos ingresos y menos mortalidad. Si hay mucho contagio, pero menos muertes e ingresos eso significa que las vacunas han hecho su labor. Como enfermo de COVID que he sido creo que las vacunas me han salvado de un ingreso complicado. 

-Hay 7.000 zamoranos de entre 20 y 40 años que no acuden a vacunarse. ¿Qué hacemos?

-La juventud es atrevida. No se tiene la misma percepción del riesgo. En España hay un 6% de personas que son antivacunas y nos los vamos a convencer. 

-¿Farmacia es una carrera de mujeres?

-Si. Somos 341 colegiados en Zamora, solo 93 hombres. Es decir, un 73% son mujeres. La provincia suma 162 farmacias, 44 repartidas en Zamora, Benavente y Zamora; 13 en poblaciones de más de 1.000 habitantes; 24 en municipios de entre 1.000 y 500 habitantes; 44 en poblaciones de 500 a 300 habitantes; 37 en localidades de menos de 300 habitantes, y 39 declaradas de viabilidad económica comprometida.

-¿Y qué hacemos con esas farmacias en situación de emergencia económica?

-Apoyarlas. La Administración las apoya con lo que se llama el Índice Corrector, pero no llega. Soy partidario de que estas farmacias den más servicios y se les remunere porque están justo donde reside más población mayor y en municipios con dificultades de conectividad. Tenemos que ser realistas: algún día reestructurarán el sistema de Atención Primaria y tendrán que contar con las farmacias. De lo contrario, fracasarán. Las farmacias pueden ser un punto de apoyo para el seguimiento de determinadas patologías, apoyadas siempre por el resto del personal sanitario. Podemos participar en los cribados masivos. En Zamora hay un problema porque es la provincia de Castilla y León con menor participación en el cribado de cáncer de colón, a pesar de que es la que registra mayor incidencia. En las comunidades en las que participan las farmacias, las cifras de participación en los cribados se han  multiplicado. Tenemos que proteger a la farmacia rural.

-¿Los consultorios médicos reabrirán con la misma frecuencia que antes de la pandemia?

-Unos han abierto y otros no. Si a los farmacéuticos nos dejaran dar apoyo a estos usuarios mayores y nos volvieran a dar acceso a determinados datos a los que hemos podido acceder durante la pandemia, eso sí, con los sistemas tecnológicos necesarios para cumplir todos las medidas de seguridad, la cita previa no sería tan complicada para estos pacientes.

-¿La Sanidad en España aprobaría con buena nota?

-Te das cuenta de lo buena que es la sanidad española cuando sales del país y precisas atención médica.

-Y que pasa en Castilla y León. ¿No hay médicos? ¿Las condiciones económicas y laborales son malas?

-Tenemos un problema nacional, no solo en las comunidades. Para acceder a Medicina en España tienes que tener una nota de 13. O el alumno tiene mucho vocación o una nota tan alta va a contener el número de estudiantes. El problema es grave porque en unos años se van a jubilar muchos médicos que no vamos a poder reponer con los que salgan de las facultades. Es imposible cubrirlos porque no hay especialistas en Atención Primaria suficientes para cubrir las plazas. Por eso creo que tarde o temprano tendrá que haber una reestructuración de Atención Primaria y tendrán que contar con todos los profesionales de la Sanidad para que los pacientes estén atendidos, ni mejor ni peor, pero si de manera diferente. Para eso, nos tenemos que implicar en seguimiento farmaterapéutico, supervisión de botiquines caseros, facilitar sistemas personalizados de dosificación a quien lo necesite, telemedicina, inteligencia artificial, robotización...Ir hacia el futuro, en definitiva.

-¿Hay suficientes farmacéuticos?

-Si, hay relevo y tienen muy buena preparación. Tenemos suficientes facultades en España. Es una de las carreras más versátiles que hay para trabajar: industria, investigación, docencia, Ejército... Los farmacéuticos tienen una muy buena preparación y con una formación complementaria te "sirven" para todo.

-¿Qué lecciones debemos aprender de esta pandemia?

-Hay una frase muy buena al respecto: "Creíamos que conocíamos todas las respuestas, vino el mundo y nos cambió las preguntas". No hay que echar la culpa a nadie de lo que ha pasado. Es un virus nuevo y no teníamos ni idea de lo que había que hacer. Hemos tenido que aplicar el método ensayo-error. Todavía se me ponen los pelos de punta recordando lo que pasó en marzo y abril de 2020. Fue terrible. No teníamos horas de sueño ni tiempo para comer. Los colegios profesionales se volcaron en buscar información porque sabíamos que la gente se nos iba a echar encima. Casi todo estaba cerrado, pero las farmacias permanecían abiertas.

-¿Qué errores se cometieron?

-El principal no cerrar todo antes. El 28 de febrero de 2020 tuvimos una jornada de Farmacovigilancia en León y uno de los asistentes más importantes cuando fui a saludarlo me dijo: "Juan, no se da la mano". Necesitamos una nueva Ley de Salud Pública que contemple como actuar. No sé porque llevamos un año y medio con coronavirus y no hay una Ley de Pandemias encima de la mesa. Se tenía que haber confiado en personas ajenas a la Administración para determinados trabajos tanto científicos como adquisición de material. No todo puede ser Papá Estado. Hay personas con contactos y capacidad de negociación que el Gobierno no tiene. Faltó mejor información a la ciudadanía. Ha habido falta de comunicación y de educación sanitaria. 

-¿Nos podremos quitar la mascarilla en breve?

-No, para un año más tenemos. Ojalá me equivoque. Nos podremos besar y abrazar, pero con mascarilla. Los abrazos, sí, pero mirando cada uno para un lado. Necesitamos abrazarnos, pero lo podemos hacer con cierta seguridad. El que diga que la Covid no le ha afectado, es un inconsciente. Nosotros hemos dispensado medicación en casa a personas que lo han pasado muy mal, hemos derivado a personas contagiadas desde la farmacia al centro de salud, hemos visto llorar a usuarios porque se le habían muerto seres queridos. Ojalá que aprendamos a vivir más despacio. Antes de la pandemia llevábamos un ritmo  muy acelerado.

-¿Nuestra forma de vivir también ha influido en la expansión de la pandemia?

-Somos un país de servicios. Si tuviéramos más industria, hablaríamos de otra cosa. Pero vivimos del turismo, de la hostelería, del ocio nocturno.... Y esto tiene sus ventajas e inconvenientes. 

¿Es un virus raro?

-Es un virus que se comporta como todas las pandemias: alta infección y mortalidad. Nunca entenderé porque se dijo que no eran necesarias las mascarillas porque es de libro que se trata de un virus de transmisión aérea. Se habla mucho sin conocimiento. Todos los días se alarma con  las variantes, pues bien, la gripe muta 40 veces que el SARS.

EDIFICIOS QUE SE ILUMINARÁN EN ZAMORA por el Día Mundial del Farmacéutico (24 y 25 de septiembre):

• Diputación provincial (días 24 y 25)

• Ayuntamiento de Zamora (día 25)

• Ayuntamiento de Toro (día 25)

• Ayuntamiento de Benavente (días 24 y 25)

• Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zamora (días 24 y 25)

Juan Prieto: "Habrá una sexta ola menos intensa y estaremos un año más con mascarilla;...
Comentarios