miércoles. 17.08.2022

José Francisco Silva, el sargento de Zamora que ha hecho "desembolsar" 28 millones de euros a la Guardia Civil

Gracias al empeño de la asociación de suboficiales de la Guardia Civil ASESGC que preside este zamorano nacido en Hermisende, el Tribunal Supremo ordena a la Benemérita recompensar a todo su personal tras una incorrecta gestión del presupuesto asignado en productividad

Los 28 millones de euros se repartirán entre unos 70.000 agentes, aunque la indemnización no será homogénea

"La Guardia Civil es una institución que ha cambiado mucho, pero debe ser más transparente", recalca este agente destinado en Navarra

 

José Francisco Silva, duranta la entrevista en Zamora. Foto Paco Colmenero

José Francisco Silva Nieto, sargento primero de la Guardia Civil en Navarra, nacido en Hermisende, no ha sido portada de ningún medio de comunicación pero su espíritu reivindicativo le ha llevado a lograr un "hito histórico". Como presidente y fundador de la asociación de suboficiales de la Guardia Civil ASESGC ha hecho desembolsar nada menos que 28 millones de euros a la Benemérita tras una sentencia también "histórica" del Tribunal Supremo. Es la mayor indemnización que la Guardia Civil debe pagar a sus agentes en 178 años.

-Está usted detrás de una sentencia histórica. ¿Qué se siente al haber logrado una "recompensa" de 28 millones de euros tras tantos años de lucha?

-En la Asociación de Suboficiales la productividad siempre ha sido una preocupación de primer orden. Es un complemento subjetivo que ahora se ha objetivizado mucho, pero que hace 15 años era un complemento discrecional. En esta evolución de ganar sentencias muy pequeñas, hemos llegado a este fallo del Tribunal Supremo. Nunca antes la Guardia Civil había sido condenada a una indemnización tan alta y que afecta a todos los guardias civiles de toda España. Son 28 millones de euros que se repartirán entre unos 70.000 agentes, aunque no todos recibirán la misma indemnización. La horquilla oscila entre los 1.500 euros de un oficial o los 800-1.100 de un suboficial, el puesto más numeroso, y los 400 de un agente. No es una indemnización homogénea.

-Al margen del logro económico, ¿qué supone este fallo del Tribunal Supremo?

-Es un varapalo para la Guardia Civil. El Tribunal Supremo le está diciendo a la institución que sea más transparente y la Benemérita se está viendo obligada a serlo. Ya ha anunciado que dará información trimestral de como va destinando el presupuesto. Es una sentencia muy específica, pero que tiene una proyección de futuro muy importante. 

-¿Imagino que el proceso habrá sido largo?

-Iniciamos el proceso hace dos años. Se ganó una sentencia en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y perdimos otra en Madrid. Esa contradicción entre los tribunales, nos permitió acceder al Supremo para que unificara doctrina. Todo comenzó cuando nos dimos cuenta de que los aumentos en concepto de productividad que incluían todos los años los Presupuestos Generales del Estado realmente no tenían ningún efecto. La productividad se mantenía invariable a pesar de esos incrementos anuales. La Guardia Civil se escudaba en que la Orden general tenía una referencia al complemento de destino de 2014, pero el Tribunal Supremo aclara que ese complemento se actualiza anualmente, como el resto de los complementos.

-¿Por qué cobran esa productividad los guardias civiles?

-Es un complemento que valora la dedicación, la responsabilidad, la disponibilidad.... No es un complemento objetivo como los trienios, por ejemplo. La productividad de un comandante de puesto puede rondar los 450 euros, imagine que no se lo paguen. Y aunque desde 2014 se han estado aplicando mal los aumentos presupuestarios de productividad, solo hemos conseguido que se pague de 2017 a 2021.

-Detrás de la sentencia está la labor de la asociación de suboficiales de la Guardia Civil ASESGC, que usted preside y de la que fue fundador...

-Nació en 2006 como una necesidad. Cuando nos juntábamos los suboficiales siempre nos preocupaba la productividad porque es un complemento muy fuerte y si no te lo pagan...Mi diferencia económica con otro guardia civil que tiene menos responsabilidad que yo se diluye si no cobro esa productividad. Era necesario cambiar las cosas que no estaban bien. Y era complicado porque entonces no había asociaciones de guardias civiles, ahora sí, aunque no podemos plantear un conflicto colectivo.

-¿A cuántos asociados representa?

-Somos 3.600 socios de toda España. Es una asociación exclusiva para suboficiales. Tenemos un problema con la carrera profesional. El primer ascenso en la escala de suboficiales tarda 11 años, es decir, para pasar de sargento a sargento primero tienes que esperar una década.

-También es vocal del Consejo de la Guardia Civil desde que se fundó ¿por qué a la Guardia Civil le "tumban" tantas normas?

-Tiene que hacérselo mirar. Tienen que revisar el sistema de producción normativa que tienen. Hace un tiempo hubo otra sentencia del Supremo demoledora. Hicieron un cambio en una norma, pusieron categoría en lugar de escala y hubo unos líos tremendos porque afectaba al empleo de alférez. La unificación de las comandancias de Oviedo y Gijón, las normas de uniformidad, la de asociaciones profesionales...todo ha sido tumbado por los tribunales. La Guardia Civil es la institución más valorada por los españoles, pero eso por el servicio de los agentes, mientras que la cúpula sale todos los días en los medios de comunicación por los varapalos de los tribunales.

-¿La Guardia Civil como institución ha cambiado tanto como parece?

- La institución ha cambiado mucho, pero sigue siendo muy hermética.

-¿Y ese espíritu reivindicativo suyo no le ha causado problemas en una institución "muy celosa" de guardar sus cosas?

-Claro, al principio te andas escondiendo, pero hay que echarle narices y tirar para adelante. Yo no he vivido los tiempos malos. Algunos guardias civiles fueron a la cárcel por defender las asociaciones, Si he ido a reuniones clandestinas con gente que después fue expulsada del Cuerpo. Nosotros no somos ninguna asociación que quiera romper nada, queremos mejorar la Guardia Civil. Hay cosas que nos perjudican, como el carácter militar. Nuestra identificación con Defensa nos perjudica. En la Policía Nacional sus subinspectores son ya Grado, mientras que nosotros seguimos esperando que se reforme la Ley de Personal. Defensa pone el freno...

-¿El problema entonces es el carácter militar de la Benemérita?

-No, el problema es la dependencia de Defensa. Al final la fuerza de los hechos hará que la Guardia Civil siga siendo un cuerpo militar, pero desvinculado de Defensa.

-¿De dónde le nace ese espíritu de lucha?

-No lo sé. Soy muy cabezón, no sé si por ser zamorano. Entré con 15 años en el centro de Valdemoro, entonces para hijos de guardias civiles. Antes no quería ser nadie guardia civil y el Cuerpo se salvó con los hijos de los agentes. Pero yo tenia vocación. Mi primer destino fue en Palacios de Sanabria y no descarto volver. En la Guardia Civil ahora mismo se puede satisfacer cualquier meta: deporte, estudios, especialidades...Y el sueldo está muy bien, son 1.900 euros recién salidos de la Academia. Al margen del servicio a los demás, que siempre es gratificante. 

José Francisco Silva, el sargento de Zamora que ha hecho "desembolsar" 28 millones de...
Comentarios