jueves 28/10/21

La música del Caribe resuena en las Noches del Ramos

Voces de Bolero transforma en una noche mágica el mirador del Teatro Ramos Carrión de Zamora en el largo malecón cubano

Voces
Actuación de Voces de Bolero

Lazos que no se diluyen en el paso del tiempo. Acordes, estrofas y melodía que no pasan de moda. Músicos callejeros, romanzas populares, desde la Habana y Santiago de Cuba hasta Zamora. Todo ello se vivió anoche en las Noches del Ramos, con un concierto bajo el influjo de viejas trovas santiagueñas. 

Voces de Bolero trajo a Zamora el propósito y la vocación de disfrutar y hacer disfrutar la música romántica y sentida, con el olor a salitre del aire del Caribe.

Voces de Bolero

La vieja ciudad de romances, de calles sinuosas y serenas, de bellos miradores que se asoman al Duero se transformó en la noche, bajo el influjo de la luna del estío castellano, en distante malecón de la Habana, de músicos en vena y en médula, de interpretes que nacen de la tierra y de la gente común, que hacen de la música del son y el bolero una razón de ser que da sentido a su existir.

La música de a pie, de trovadores que siguen una tradición de ritmo y raíz caribeña, con los compases y melodías hispanos y la amalgama del ritmo venido de la África cautivadora. Música de Pasión, de unión étnica y cultural, que ha dado una forma de ser a las carencias nacidas en la gran antilla una forma de ser que esta noche nos trae el  sentimiento apasionado de Voces de Bolero.

Voces de Bolero

Sus tres componentes, mezclan conocimientos musicales en parte académicos y en parte autodidactas, alternando un sinfín de instrumentos en la ejecución de su  repertorio musical: contrabajo, guitarra española, requinto, timple y distintos elementos de percusión como congas, tumbao, maraca, bongó, etc.

La base de su estilo es siempre el bolero clásico cubano e hispanoamericano, y el son, inspiración de múltiples y posteriores ritmos antillanos.

Voces de Bolero cuenta con un amplio repertorio propio de veladas románticas y tranquilas pero también rítmico y temática actual, todo ello siempre dentro de un estilo peculiar y único. Su estilo elegante pero sugerente permitió a los espectadores disfrutar de una noche mágica de verano que convirtió el mirador del Teatro Ramos Carrión de Zamora en el largo malecón cubano.

Fuente: Teatro Ramos Carrión

Comentarios