sábado. 25.06.2022

SATSE inicia una recogida de firmas para forzar a la Consejería de Sanidad a actualizar el precio de kilometraje de las enfermeras

La indemnización por kilómetro es la misma desde el año 2005, a pesar del importante incremento del coste de los carburantes que se ha producido en los últimos 17 años.

Castilla y León es la comunidad más extensa del Sistema Nacional de Salud, con más de 3.600 consultorios locales a los que las enfermeras deben acudir a prestar asistencia

Dos enfermeras se ponen los trajes EPI
Dos enfermeras se ponen los trajes EPI

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Castilla y León ha iniciado una campaña de recogida de firmas para que la presión de los sanitarios fuerce a la Consejería de Sanidad a negociar la actualización del precio que se está abonando a las enfermeras y enfermeros de Castilla y León que utilizan su vehículo propio para desplazarse a prestar asistencia sanitaria entre los 3.665 consultorios que existen en la comunidad.

El desplazamiento entre consultorios locales y la realización de visitas domiciliarias es realizado por los profesionales enfermeros en sus vehículos particulares, abonándoles SACYL una indemnización por kilómetro recorrido. Esta indemnización no se ha actualizado desde el año 2005, a pesar del importante incremento que han sufrido los carburantes en los últimos 17 años, casi un 100 % el precio del litro.

SATSE sostiene que, además, al coste de la gasolina hay que añadir el mantenimiento y desgaste que sufren los vehículos particulares de los profesionales y que tienen que asumir ellos mismos.

A mayores, con la recogida de firmas desde el Sindicato de Enfermería SATSE se pretende que la Consejería de Sanidad convoque el Fondo de compensación de daños por accidente en los vehículos particulares utilizados por los profesionales durante su jornada de trabajo.

Desde SATSE insisten en que “la partida presupuestaria dedicada a este Fondo nunca se ha suspendido, pero a pesar de ello, y a diferencia de otras consejerías como la de Educación, desde Sanidad llevan diez años sin convocarlas, y son los propios enfermeros y enfermeras de nuestra comunidad los que tienen que asumir la totalidad de los gastos que se producen cuando, durante los desplazamientos para atender a un paciente, sufren un accidente de tráfico, muchos de ellos causados por la fauna silvestre”.

“A SACYL le sale muy económica la dispersión de nuestra comunidad, los trabajadores ponen su vehículo particular, no actualizan el precio por kilómetro realizado, aunque el precio de la gasolina se dispare, y no convocan el fondo de ayuda para accidentes acordado desde el 2004. Después se extrañan de que las enfermeras opten por ir a trabajar a otras comunidades autónomas, porque aquí se sienten totalmente maltratados como trabajadores”.

SATSE inicia una recogida de firmas para forzar a la Consejería de Sanidad a actualizar...
Comentarios