jueves 20/1/22
Cortes de Castilla y León. Fotografía: Facebook Cortes
Cortes de Castilla y León. Fotografía: Facebook Cortes

La concesión de estas subvenciones va dirigida a financiar las acciones englobadas dentro del Manual de Producto elaborado por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN), con el apoyo de la Secretaría de Estado de Turismo, para el mantenimiento de la certificación como ‘Ruta del Vino de España’.

La Ruta del Vino integra los recursos y oferta turística del destino y los adapta como complemento al eje temático ‘cultura del vino’. La Ruta del Vino debe, por tanto, tener un alto valor enológico y turístico y contar con componentes como el número de bodegas que integran la ruta, una amplia variedad de establecimientos de restauración, establecimientos de alojamiento y de productos enológicos. Está vinculada a un único Ente Gestor, al que deben estar adheridos todos aquellos agentes que voluntariamente deseen participar en la Ruta. En el ámbito de una denominación de origen solo se admitirá un único binomio Ente Gestor-Ruta del Vino.

El Ente Gestor es un órgano representativo y participativo, responsable de la planificación y gestión de la ruta y encargado de su gestión operativa, que cuenta con personalidad jurídica propia y reglamento interno de funcionamiento en consonancia con las normas de producto establecidas en el sistema ‘Rutas del Vino de España’. El ámbito del Ente Gestor abarcará toda la Ruta del Vino, a nivel producto, componente, sector e individual.

ACEVIN es la entidad que promueve y coordina el Club de Producto Turístico Rutas del Vino de España, reconocido por la Administración del Estado a través de la Secretaría de Estado de Turismo y TURESPAÑA, a través de la promoción de estas rutas y especialmente en la promoción exterior.

Formalmente, una Ruta del Vino ha de respetar los criterios de calidad y normas de autorregulación que ACEVIN y la Secretaría de Estado de Turismo han fijado en el Manual del Producto Turístico Rutas del Vino de España, en el que se definen desde los requisitos de su sistema de gestión, señalización, promoción y comercialización, hasta los que deben cumplir todos los establecimientos que forman parte de la Ruta.

Los criterios que definen los distintos componentes de la Ruta del Vino dentro del Manual de Producto, han sido desglosados en subcriterios, para facilitar su evaluación por parte del Ente Gestor de la ruta, los auditores externos y los propios directivos de los establecimientos adheridos a la ruta. Los subcriterios son: Planificación y Gestión, Destino, Promoción y Comercialización, Servicios turísticos y Enología.

Gastos subvencionables

Serán subvencionables las acciones realizadas entre septiembre de 2021 y agosto de 2022 que deberán estar englobadas dentro de los subcriterios de Planificación y Gestión, Destino y Promoción y Comercialización, vinculados directamente al Ente Gestor. Así, dentro del subcriterio Planificación y Gestión, se subvencionarán acciones relacionadas con el Plan de actuación de competitividad y sostenibilidad, Sensibilización, Formación y Profesionalización, Sistema de Calidad, Observatorio Turístico – Cuadro de Mando. Asimismo, dentro de Destino, se subvencionarán acciones relacionadas con las infraestructuras, servicios públicos, seguridad, señalización, gestión de recursos turísticos, y medio ambiente. Finalmente, dentro de Promoción y Comercialización, se incluye el Plan de Marketing y Comercialización, producto, distribución, imagen corporativa de la Ruta – Logo, material de promoción e información turística, servicio postventa y fidelización.

Sistema de certificación

Se basa en la evaluación del cumplimiento de los requisitos establecidos por parte de las Rutas de Vino que los soliciten, para que, de esta manera, puedan demostrar su competitividad y niveles de calidad. De esta forma, obtienen la marca Rutas del Vino de España, beneficiándose de las campañas de promoción que promuevan estas instituciones para este producto turístico. La Ruta del Vino acredita periódicamente el cumplimiento de las Normas de Producto que establece el Manual de Producto Rutas del Vino de España y, en consecuencia, obtiene el derecho de uso de la marca Rutas del Vino de España.

La certificación se otorga por un período de dos años. Los criterios para conseguir la renovación de la acreditación son los mismos que los planteados para la certificación inicial. Las renovaciones de las certificaciones, dependiendo del momento en que les tocase (antes del confinamiento o después, con los establecimientos cerrados o no), o bien la han conseguido, o han solicitado una moratoria a ACEVIN, que ha sido concedida por su parte.

La Junta destina 230.000 euros a las Rutas del Vino de España certificadas de Castilla...
Comentarios