lunes. 15.07.2024
Móviles. Fotografía de archivo
Móviles. Fotografía de archivo

La Asociación de Jugadores Patológicos Rehabilitados de Valladolid, AJUPAREVA, ha presentado hoy las conclusiones del proyecto contra la adicción a las TICs y al juego de azar “Prevención en las aulas”.

El programa que cuenta con la colaboración de la Fundación Michelín, Fundación Caixabank y Laboral Kutxa, está destinado a alumnos/as de 3º y 4º de la ESO, 1º y 2º de bachillerato de los institutos de Castilla y León, así como a los padres y madres, y el objetivo principal es dotarles de las estrategias necesarias para prevenir la aparición de conductas adictivas debido al mal uso o abuso de las TICs.

“Prevención en las aulas”, que ya se ha impartido en siete institutos con una participación 316 jóvenes donde han aprendido a reconocer las ventajas de las nuevas tecnologías, así sus riesgos, proseguirá en el mes de septiembre y hasta final de año con el propósito de de alcanzar a más de 2.000 alumnos/as a través de 150 talleres.

Así lo precisó el presidente de AJUPAREVA, “seguiremos ofreciendo al adolescente información útil y precisa acerca de dichas tecnologías y del juego online para evitar la aparición de ciertos hábitos que puedan resultar perjudiciales y dañinos y, sobre todo, distinguir entre abuso y adicción, así como reconocer las principales señales de riesgo”.

Conclusiones

Aunque el programa continuará hasta finales de año, AJUPAREVA ha trabajado ya en algunas conclusiones, entre las que destacan que los más jóvenes normalizan y aceptan el juego como forma de ocio cuando quedan con los amigos para visualizar eventos deportivos. “Nos preocupa que perciben que éstos se viven de una forma mucho más emocionante cuando se ha apostado que cuando no lo han hecho” ha apuntado la psicóloga de AJUPAREVA, Sandra Cuevas.

Además, los adolescentes no son del todo conscientes de los riesgos que conlleva el juego, como la posibilidad de generar una adicción o las pérdidas económicas, pero son aún menos conscientes de las pérdidas a nivel personal, familiar y académico o laboral.

Otro de los puntos a destacar es que perciben el juego como una forma de ganar dinero fácil, motivo por el que generalmente empiezan a jugar. Otros motivos son el entretenimiento o el buscar nuevas sensaciones.

“Muchos de los chicos que juegan a los videojuegos hacen un gasto de dinero mediante las cajas botín, lo cual hace mucho más probable que normalicen las apuestas deportivas cuando sean mayores de edad o incluso antes” ha asegurado Cuevas.

También se percibe interés y preocupación por parte de los centros educativos en trabajar con los adolescentes la prevención tanto de la ludopatía como de la adicción a la tecnología, sobre todo videojuegos y teléfono móvil, siendo este uno de los principales motivos de confrontación entre profesores y alumnos. “Los profesores, además, se muestran preocupados también por la falta de rendimiento de alumnos que acuden, en muchos casos, cansados a clase al haber pasado la noche con videojuegos o apuestas deportivas, es lo que denominamos “vamping”, consiste en utilizar las pantallas justo antes de dormir afectando de forma clara a su salud a nivel mental (atención, concentración, y físico (fatiga, dolores musculares, obesidad)” ha matizado la psicóloga.

Como última conclusión se desprende que la mayoría de los adolescentes y jóvenes son conscientes de la diferencia entre uso-abuso, pero no tanto de la línea tan fina que separa el abuso de la adicción en relación a su conducta con el teléfono móvil, “lo cual nos hace pensar que el continuar realizando labores de prevención puede tener un efecto muy positivo entre los más jóvenes a la hora de disminuir este tipo de adicciones” ha subrayado.

Los jóvenes de Castilla y León normalizan el juego, lo aceptan como una forma de ocio y...