viernes. 24.05.2024
García Gallardo
García Gallardo. Imagen de archivo

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha reivindicado esta tarde la importancia del comercio tradicional, minorista y rural, para “tejer la vida comunitaria de las ciudades y pueblos”. Ha realizado estas declaraciones antes de participar en la Gala de los Premios de Comercio de Castilla y León, que se han entregado en el Parador de Benavente, en Zamora.

“La mayoría de los comercios premiados son empresas familiares, lo que hace que sean un tipo de negocio muy especial. Nada hay más estimulante que ver a terceras y cuartas generaciones continuar el legado que recibieron para ampliarlo”, explicó García-Gallardo. Asimismo, destacó que en este tipo de actividad se hace realidad el objetivo tantas veces proclamado de combinar tradición e innovación. “Hacéis vino nuevo en barrica vieja”, explicó, apelando a una conocida expresión popular.

El vicepresidente aprovechó el acto para dar a conocer la nueva Estrategia de Comercio Minorista y Rural de Castilla y León 2024-2027, cuyo borrador inició el pasado lunes su proceso de información pública. El documento prevé destinar 37 millones de euros durante su periodo de vigencia a iniciativas de fomento e impulso de la actividad comercial.

Las previsiones iniciales contemplan una importante partida de 24 millones de euros para una de las líneas de actuación principales: el fomento de la demanda en el comercio de proximidad. Esto implica el desarrollo de medidas para la reactivación de la demanda comercial rural y urbana con el fin de favorecer el consumo.

Otra línea importante, y novedosa es el Plan Específico de Comercio Rural, al que se prevé destinar 2,6 millones de euros durante el periodo de vigencia de la estrategia.  Este eje expresa con rotundidad la voluntad de brindar apoyo público para mantener la competitividad de los establecimientos comerciales en el medio rural. Este conjunto de medidas incluye ayudas para afrontar los procesos de reconversión y diversificación que se emprendan, así como la promoción de la entrega a domicilio dirigida a la población con dificultades de movilidad, o la implantación de iniciativas innovadoras en municipios sin oferta comercial.

Los otros cuatro ejes de actuación son la protección del comercio minorista, a lo que se dedicarán 1,9 millones de euros; formación e impulso de la cultura comercial, para intentar corregir las dificultades actuales para hallar personal cualificado, a lo que se destinarán casi 3,2 millones; modernización comercial mediante el impulso a la digitalización y la innovación, que se financiará con 4 millones de euros de inversión pública; y el impulso del emprendimiento comercial, que recibirá 1,3 millones de euros.

Diez galardones

Diez han sido los galardonados en esta edición, uno por cada provincia, y uno más de carácter regional que fue entregado por el vicepresidente García-Gallardo a ‘Joyería Zúñiga’, de Valladolid, por su capacidad para evolucionar y adaptarse a las necesidades del mercado.

El premio de Ávila recayó en la empresa de distribución ‘Mena de la Fuente’, de El Barco de Ávila, que distribuye a algunas de las bodegas más importantes y que ha sido considerada como una de las mejores tiendas gourmet del país.

El premio de Burgos fue para ‘BM Fontecha’, un negocio familiar con 60 años de historia dedicado al bricolaje, el menaje y la decoración, que cuenta con una sala de venta de 2.000 metros cuadrados.

En la provincia de León, el premio de Comercio de este año ha sido para ‘El Serranillo, el sabor de León’, una tienda tradicional dedicada a la venta de productos típicos de la zona que ha apostado por la modernización de sus instalaciones y la introducción de nuevos productos.

El premio de Comercio de Palencia ha recaído en la tienda de moda y complementos ‘Pasoble’, por su compromiso con la cultura, que se ha traducido en la organización de visitas de personalidades del mundo de la fotografía, música o cine.

En Salamanca ha sido premiada en esta edición la tienda de bricolaje y ferretería ‘Rodilla’, enclavada en el núcleo rural de Guijuelo, por su adaptación a los nuevos tiempos.

El premio de comercio de Segovia, por su parte, ha ido para la charcutería ‘Ángela’ fundada por una mujer emprendedora, formada en el corte profesional de jamón, y con implantación en la localidad de El Espinar. Está especializada en la venta de productos tradicionales.

El premio de Soria lo ha recibido ‘La tienda de Guadalupe’ que brinda todo tipo de artículos para el día a día, así como productos típicos de Soria como la miel o la mantequilla.

En Valladolid el premio provincial ha recaído en ‘Salchicherías y Mantequerías Pantaleón Muñoz’, con más de 140 años de actividad dedicada a la gastronomía gourmet.

Finalmente, el premio provincial de Zamora fue para ‘Melquíades Rodríguez’, una empresa familiar que cuenta con una fábrica de embutidos y jamones y cuatro tiendas en Zamora capital dedicadas a la venta de productos de la tierra y de fabricación propia.

García-Gallardo reivindica el comercio tradicional como “esencial para tejer la vida...