sábado. 26.11.2022

Destinan 74 millones de euros para mejorar las competencias digitales en las zonas rurales

La Consejería de Movilidad y Transformación Digital invertirá más de 74 millones de euros durante el ejercicio 2023 para mejorar la conectividad y sus infraestructuras, mediante proyectos innovadores; incrementar la formación en competencias digitales; modernizar la gestión en el medio rural; avanzar en la eficiencia y agilidad de la administración electrónica y promocionar las tecnologías basadas en la supercomputación.

La consejera participa en el XXX Congreso AUTELSI
La consejera participa en el XXX Congreso AUTELSI

La Junta trabaja para que Castilla y León aproveche al máximo las oportunidades que ofrece el “imparable proceso de digitalización, por ser clave para lograr la cohesión social y territorial”. Así lo ha afirmado la consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González Corral, durante la inauguración, en Salamanca, del XXX Congreso de la Asociación Española de Usuarios de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (AUTELSI).

González Corral ha agradecido la invitación de AUTELSI para participar en este “foro de encuentro para el intercambio de experiencias entre los asistentes, pertenecientes a gobiernos regionales y empresas punteras en el sector digital y el uso de las nuevas tecnologías”, y ha aprovechado la oportunidad para resumir las grandes líneas que marcarán el devenir de su Consejería en materia de Transformación Digital durante el ejercicio 2023, “marcadas por la transversalidad, al estar presentes, necesariamente, en todas las políticas y actuaciones”, ha asegurado.

En este sentido, la Consejería de Movilidad y Transformación Digital invertirá más de 74 millones de euros durante el ejercicio 2023 para mejorar la conectividad y sus infraestructuras, mediante proyectos innovadores; incrementar la formación en competencias digitales; modernizar la gestión en el medio rural; avanzar en la eficiencia y agilidad de la administración electrónica y promocionar las tecnologías basadas en la supercomputación.

Las actuaciones previstas en cada uno de estos ejes persiguen el objetivo común de “profundizar en la transformación digital de nuestra Comunidad Autónoma para promover el crecimiento económico y el fomento de oportunidades, independientemente del lugar de residencia”, ha subrayado la consejera.

En lo que respecta a las infraestructuras de telecomunicaciones externas, “consideradas un pilar básico para el desarrollo de nuestro territorio”, desde la Consejería se hará un esfuerzo para el correcto mantenimiento de la red de centros emisores de la TDT, que son los que complementan la cobertura proporcionada por los radiodifusores nacionales y permiten que, en la actualidad, las cadenas nacionales en Castilla y León cubran el 99% del territorio, y las autonómicas el 94,5%.

En materia de competencias digitales y certificación, se va a potenciar de forma decidida el programa CyL Digital, “que ha logrado que Castilla y León sea un referente nacional en capacitación de la ciudadanía, además de en certificación de esas capacidades”, ha declarado González Corral, quien adelantó que el reto marcado desde la Consejería es que 35.000 castellanos y leoneses adquieran más habilidades digitales hasta el año 2025, “con una especial atención al medio rural, donde trabajaremos con todos los agentes y entidades que puedan sumar esfuerzos”, ha añadido.

Digitalización en el medio rural

Al objeto de promover la digitalización en el mundo rural, “medio que más se puede beneficiar de las potencialidades de las tecnologías de la información y comunicación”, la consejera ha señalado que se impulsará la iniciativa Territorio Rural Inteligente, programa que se centra en la implementación de sensores, ligados a una plataforma informática, para mejorar la calidad de los servicios públicos que las entidades locales prestan a los ciudadanos (recogida de residuos, depuración de aguas, iluminación, aparcamientos…) y el ahorro de costes en su gestión. En la actualidad hay desplegados 1.500 sensores por toda Castilla y León y la Consejería tiene previsto llegar a los 2.000 durante el primer trimestre del próximo año.

En lo que respecta a la administración electrónica, el objetivo es el desarrollo de herramientas que permitan, por un lado, “un trabajo más eficiente de los empleados públicos y, por otro, “faciliten la relación de la administración con el ciudadano”, ha señalado. La ciberseguridad y telecomunicaciones corporativas, por su parte, también recibirán una atención muy importante en los presupuestos de 2023, especialmente dirigida a potenciar la implementación de un paquete de medidas y herramientas tendentes a minimizar los riesgos de incidentes, así como protocolos de actuación en caso de que estos sucedan, “porque el riesgo cero no existe y, en consecuencia, hay que estar preparados para lo que pueda surgir”, ha sentenciado.

Por último, en cuanto a la promoción de tecnologías avanzadas, la consejera ha destacado la labor que realiza la Fundación Centro de Supercomputación de Castilla y León (SCAYLE) en el desarrollo de proyectos punteros en la Comunidad, que fortalecen el tejido empresarial y favorecen la investigación en áreas muy relevantes o sensibles como la salud. Para ello, se va a ampliar la capacidad de cálculo del supercomputador ‘Caléndula’, el aumento de la capacidad de almacenamiento de datos y el de la memoria RAM para la ejecución de servidores virtuales, “colocando nuestro supercomputador en la vanguardia nacional de un ámbito cada vez más presente en nuestro día a día”, esgrimió la consejera.

Destinan 74 millones de euros para mejorar las competencias digitales en las zonas rurales
Comentarios