miércoles 18/5/22
Presentación de la exposición en la sede de CGT. Foto Marcos Vicente
Presentación de la exposición en la sede de CGT. Foto Marcos Vicente

Hasta el momento, existía un agravio comparativo que lleva años perjudicando a la Pública: el hecho de que muchos centros concertados cuentan con aula de 2 años (cosa no permitida hasta el momento en los centros públicos), con lo cual, la Concertada se aseguraba la matrícula de un buen puñado de niños y niñas, ya que, una vez seleccionado un centro para la etapa de 2 años, lo normal es que el alumnado continúe escolarizado en el mismo centro, durante el resto de las etapas educativas que ofrezca.

Por ello, asistimos con optimismo y expectación al anuncio de la medida de la Junta de CyL, para extender la educación gratuita en la etapa 0-3, ya que sería la oportunidad para, por fin acabar con esa desigualdad de oportunidades de matrícula entre colegios públicos y concertados.

Pero ¡oh, sorpresa! a la hora de llevar a la práctica dicho plan, el efecto va a ser el contrario y, según ha afirmado la Consejería de Educación, la Escuela Concertada va a ser, de nuevo, la máxima beneficiaria de este Plan de la Junta, recibiendo en este primer curso de implantación, la subvención de casi 10.000 plazas en la Comunidad, frente a las 3.800 de los centros públicos.

Es vergonzoso que solo una de cada cuatro plazas vaya a estar en centros de titularidad de la Junta, cuando se cuentan por cientos las aulas suprimidas que permanecen cerradas y vacías en los centros públicos de nuestra comunidad.

Se apresuró Alfonso Fernández Mañueco a tranquilizar al sector de la Concertada asegurando que la extensión de la gratuidad de la enseñanza no perjudicaría a las escuelas infantiles y guarderías privadas que están funcionando en la actualidad, qué lastima que no les preocupe perjudicar aún más a los Centros Públicos pertenecientes a su Junta.

A mayores, nos tememos que habrá que sumar el problema de la diligencia en la gestión de la habilitación de las aulas de dos años en aquellos colegios públicos seleccionados por la Junta (aún se desconoce cuáles son), para que cumplan con los requisitos que marca la normativa, que deberían conocerse cuando comience el periodo de matrícula en abril, problema al que no se enfrentan los centros concertados que ya cuentan con dichas aulas y ya están publicitando que serán gratuitas el curso que viene.

Recordamos que la Escuela Concertada debe ser subsidiaria de la Pública y no es de recibo que mientras haya aulas públicas cerradas, tres cuartas partes del alumnado, sea en la etapa que sea, se adscriba directamente a la Concertada.

Desde CGT pedimos que el 100% de las plazas gratuitas sean para las Escuelas Públicas. Ya está bien de subvencionar y promocionar los Centros Concertados y Privados desmereciendo todo el trabajo y preparación que ofrecen los Servicios Públicos. Y por no hablar de cuánto y cómo va a ser el coste de las plazas de las escuelas privadas y concertadas ¿Habrá límite? ¿Cuánto vamos a aguantar ante tal injusticia?

CGT denuncia que el 75% del presupuesto para la gratuidad de la educación de 2 a 3...
Comentarios