jueves 28/10/21

Las aulas de Castilla y León potenciarán la inteligencia emocional y la creatividad

La consejera de Educación de la Junta y el director general de la Fundación Botín han renovado el acuerdo de colaboración firmado hace 6 años y que permitirá llevar a cabo el programa "Educación Responsable" en la comunidad hasta 2025

Alumnos atienden durante una clase
Alumnos atienden durante una clase.

En los últimos años, se ha producido una creciente demanda de formación en el ámbito de la educación emocional y social por parte de distintas entidades y del profesorado. Los docentes, ante los nuevos retos a los que se enfrentan en su tarea diaria, requieren el desarrollo de estas competencias profesionales en mayor medida.

Para dar respuesta a dichas necesidades, ya en 2015, la Consejería de Educación y la Fundación Botín suscribieron un primer convenio de colaboración para el desarrollo del programa ‘Educación Responsable’ en Castilla y León.

Tras esta experiencia positiva, ambas instituciones seguirán cooperando gracias al convenio firmado recientemente por la consejera de Educación, Rocío Lucas, y el director general de la Fundación Botín, Íñigo Sáenz de Miera.

El objetivo de esta iniciativa es favorecer el crecimiento físico, emocional, social y creativo del alumnado, promover la comunicación y mejorar la convivencia en los centros escolares implicando a docentes, estudiantes y familias.

A través del trabajo realizado en el aula, se ayuda a los alumnos a reconocer y expresar emociones; comprender a los demás; conocerse y confiar en sí mismos; desarrollar el autocontrol; aprender a tomar decisiones responsablemente; valorar y cuidar su salud; mejorar sus habilidades sociales; resolver problemas de forma asertiva y desarrollar su capacidad creativa.

La Consejería de Educación seleccionará a los centros participantes en el programa entre aquellos que estén llevando a cabo actividades formativas relacionadas con esta área temática, garantizando una representación de todas las provincias de la Comunidad.

Red de Centros

El programa ‘Educación Responsable’ se basa en la aplicación –desde las distintas áreas curriculares–  de diferentes recursos educativos, elaborados a partir de la literatura, la música y las artes plásticas adaptados a las diferentes etapas educativas:  desde Infantil hasta Secundaria, es decir, desde los 3 a los 16 años.

Se estructura en ciclos de tres cursos escolares. En el curso 2020-2021, la Consejería de Educación, a través de un equipo de expertos creado con los asesores de convivencia de los Centros de Formación del Profesorado e Innovación Educativa (CFIE) y con técnicos de la propia Consejería, formará a un grupo de profesores de los centros docentes participantes.

En el segundo curso, los profesores formados comparten la aplicación con otros docentes; y, en el tercero, cada centro aplicará de forma intensiva el programa. En la actualidad 52 centros educativos se encuentran desarrollando el programa. 

Así, el profesorado recibe formación en los ámbitos del desarrollo emocional, social y de la creatividad, así como en la aplicación de estos recursos educativos para implementarlos en el aula. Este trabajo se hace extensivo al ámbito familiar a través de algunas actividades complementarias.

Una vez finalizado este periodo de tres cursos, los centros se considerarán graduados y son identificados como pertenecientes a la Red de Centros Educación Responsable. En la actualidad, dicha Red se extiende a colegios e institutos de Cantabria, Madrid, La Rioja, Navarra, Galicia, Murcia, Aragón, Comunidad Valenciana, Uruguay, Chile y México, además de  Castilla y León.

Fundación Botín

Creada en 1964 por Marcelino Botín Sanz de Sautuola y su mujer, Carmen Yllera, hoy en día mantiene su foco en Cantabria aunque actúa en toda España y América Latina, contribuyendo con su actividad al desarrollo integral de la sociedad explorando nuevas formas de detectar talento creativo y apostar por él para generar riqueza cultural, social y económica.

La Fundación Botín desarrolla programas en los ámbitos del arte y la cultura, la educación, la ciencia y el desarrollo rural, y apoya a instituciones sociales de Cantabria para llegar a quienes más lo necesitan. También cuenta con un Observatorio de Tendencias para profundizar en el conocimiento de la sociedad y descubrir claves que sirvan para generar riqueza y orientar su desarrollo.

Comentarios