miércoles. 17.08.2022

Upa-Coag pide al consejero de Agricultura que deje de hacer política de partido y se ponga a trabajar por los intereses de los agricultores y los ganaderos de CyL

La organización espera todavía una respuesta de Gerardo Dueñas sobre la petición que le hizo de crear un fondo de 50 millones de euros para paliar la situación agónica que atraviesa el campo por el incremento de los costes de producción. La solicitud se enmarcaba en el contexto del plan anticrisis que anunció Alfonso Fernández Mañueco en su discurso de investidura.

La Alianza urge también la constitución de la Mesa de la Sequía y que se habiliten medidas de apoyo a los sectores ganaderos que quedaron excluidos de las ayudas del gobierno, como el porcino o el avícola no integrado, para los cultivadores de regadío por los disparados costes energéticos, así como para los productores de leche que se encuentran en un momento crítico.

 

Agricultor. Foto de archivo
Agricultor. Foto de archivo

La Alianza UPA-COAG reclama al consejero de Agricultura, Gerardo Dueñas, que después de tres meses en los despachos oficiales de la Junta de Castilla y León adopte medidas concretas y empiece a hacer política real en defensa de los agricultores y ganaderos de esta región.

Bien está haber escuchado en las últimas semanas anuncios de la Consejería sobre el impulso que se hará de la bioeconomía, de sensibilizar a la población contra el abandono animal o incluso de anunciar vídeos informativos sobre salud y bienestar de los animales de compañía, pero consideramos que ya ha pasado un tiempo suficiente para que desde el departamento de Agricultura se viera alguna medida de calado en defensa de los verdaderos agricultores y ganaderos de esta región.

Echamos de menos no saber nada de las ayudas autonómicas para las explotaciones agrarias que deberían compensar las consecuencias de la invasión de Ucrania. En particular, nuestra organización espera todavía una respuesta de Gerardo Dueñas sobre la petición que le hizo de crear un fondo de 50 millones de euros para paliar la situación agónica que atraviesa el campo por el incremento de los costes de producción. La Alianza ha pedido que se habiliten medidas de apoyo a los sectores ganaderos que quedaron excluidos de las ayudas del gobierno, como el porcino o el avícola no integrado, así como para los cultivadores de regadío, cuyos costes energéticos se han disparado. La solicitud se enmarcaba en el contexto del plan anticrisis que anunció Alfonso Fernández Mañueco en su discurso de investidura. 

Tampoco tenemos noticias sobre un tema tan urgente como es la necesaria constitución de la Mesa de la Sequía regional que hemos solicitado las Opas ante la mala cosecha actual y la situación dramática de los ganaderos por el coste de la alimentación animal.

De igual modo, nos gustaría conocer qué piensa la Junta de Castilla y león sobre las posibilidades de siembra y opción de cultivos para la próxima campaña, y por lo tanto de la necesaria flexibilización de las normas que reclamamos ante el contexto socioeconómico actual. Sobre las medidas de apoyo al sector productor de leche que se encuentra en un momento crítico, complementando las ayudas del Gobierno central, tampoco conocemos cuál es su parecer.

Y sobre los cambios en el modelo de campañas de saneamiento ganadero que han anunciado a bombo y platillo desde la Consejería de Agricultura y Ganadería, y que tiene desconcertado al sector, también hay un déficit de información importante.

Nuestra organización se pregunta dónde están los resultados concretos del lema `Siembra´, de la campaña electoral que llevó a cabo el partido VOX  y que le permitió llegar a controlar la Consejería de Agricultura dentro del actual Gobierno regional. La ausencia de medidas de calado hasta la fecha tampoco parece ir muy en la línea de las declaraciones de vicepresidente de la Junta, asegurando que “acompañarán” a los agricultores y ganaderos en el “día a día y hombro con hombro”.

En todo caso, la nueva Consejería tiene ante sí un reto de gestión de gran envergadura para impulsar los cambios y nuevas iniciativas en el ámbito agrícola y ganadero que prometieron. Y ya deberían empezar a verse determinadas actuaciones en este nuevo periodo por parte de un Gobierno autonómico que tendrá que abordar, de una vez por todas, el tema de los precios y mercados justos para los productores, en una cadena alimentaria que funcione con equilibrio.

De igual modo, el Gobierno regional tiene un amplio margen de maniobra para crear un fondo de ayudas para frenar el aumento de los costes de producción, para velar por los intereses de Castilla y León en la nueva PAC, para impulsar los seguros agrarios, para defender un modelo ganadero productivo, diverso y responsable, para trabajar en la adaptación al cambio climático, para mejorar las ayudas al relevo generacional y para impulsar la igualdad y progreso de las mujeres rurales.

En estos y otros ámbitos, la Junta de Castilla y León tiene en sus despachos desde hace tiempo las propuestas de la Alianza UPA-COAG para garantizar el progreso del mundo rural y de las explotaciones familiares agrarias. 

Upa-Coag pide al consejero de Agricultura que deje de hacer política de partido y se...
Comentarios