martes. 06.12.2022

La Consejería de Familia aumenta hasta los 50,7 millones de euros los recursos de promoción y apoyo a las familias de Castilla y León

Los fondos para el modelo de Atención a la Dependencia 5.0 crecen hasta los 800,5 millones de euros, 121 millones más que en el último presupuesto

La Junta de Castilla y León concreta el apoyo específico a madres y padres destinando 20 millones de euros para ayudas a la natalidad, 11 millones al ‘Bono Concilia’, 9 millones al programa ‘Crecemos’ y 1,8 millones al ‘Conciliamos’

En estas cuentas, la promoción de la igualdad se centra en el ámbito rural, así como en el empleo, y se refuerza la Red de recursos de atención integral a las víctimas de violencia de género

Isabel Blanco
Isabel Blanco

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha comparecido esta tarde ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León para presentar las partidas, cifras, actuaciones a desarrollar y los principales ejes que vertebran el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2023.

Blanco ha señalado que se trata de unas cuentas coherentes, realistas y sociales, “centradas en la atención y la cohesión social, que incluyen medidas que benefician a la clase media y trabajadora, protegen a los colectivos vulnerables y anteponen a las personas a cualquier otra consideración; en resumen, unos presupuestos que plantean como principal objetivo y razón de ser el de atender sus necesidades básicas y no dejar a nadie atrás”.

El presupuesto del departamento de Familia supera los 1.263 millones de euros, la cifra más alta de toda su historia, con un incremento del 16,81 % respecto al de 2021, lo que supone casi 182 millones de euros adicionales.

“Se trata de un incremento que demuestra con recursos, con partidas presupuestarias, que esta Comunidad prioriza el gasto social, lo que ha sido puesto de manifiesto hace pocos días en un informe de la Asociación de Gerentes de Servicios Sociales, que destacaba que Castilla y León es la segunda comunidad autónoma de España que más presupuesto dedica a la política social”, ha afirmado la consejera, quien ha añadido que su presupuesto “apuesta por la asistencia, el apoyo y la atención a todas las personas que lo necesiten, por generar oportunidades vinculadas al territorio y por la consolidación del proceso de modernización de nuestro sistema de Servicios Sociales”.

Líneas estratégicas

Isabel Blanco se ha detenido en las líneas estratégicas más relevantes, entre las que se encuentra garantizar la plena atención a todas las personas dependientes, para lo que se destinarán 800,5 millones de euros, lo que supone casi un 18 % de incremento, es decir, 121 millones de euros más que en el anterior ejercicio. Estos recursos se dirigirán a reforzar y mejorar el sistema de Atención a la Dependencia, que concentra el 63 % de todo el presupuesto, lo que significa que cada día se destinan más de 2 millones de euros a la atención a los dependientes de Castilla y León.

Como segunda línea, la consejera ha señalado que “contamos con unos presupuestos para proteger y apoyar a las familias de Castilla y León, una prioridad que deriva de una acusada sensibilidad social y se traduce en multiplicar por dos la cuantía para la promoción y apoyo a la familia, alcanzando los 50,7 millones de euros”. De esta forma, se va a ampliar la protección a las familias de clase media, con trabajo, pero que no pueden llegar a fin de mes, para lo que se están poniendo en marcha nuevos programas y reforzando y mejorando otros.

Para las familias vulnerables, el Gobierno autonómico continuará reforzando la Red de Protección a las Familias de Castilla y León, intensificando sus programas, con mayor coordinación interadministrativa y, también, fortaleciendo las actuaciones de inserción laboral. Isabel Blanco ha recordado que esta red atendió, a través de sus distintos programas, a más de 231.000 familias.

En tercer lugar, la responsable de los Servicios Sociales de Castilla y León ha destacado que son unas cuentas para la igualdad de oportunidades y a cuya efectiva consecución se destinarán en 2023 un total de 213 millones de euros.

También ha especificado que es un presupuesto que piensa en el medio rural, siendo uno de sus retos ofrecer servicios y oportunidades laborales en los pueblos. “Los Servicios Sociales han de llegar a todos; por ello, estas cuentas apuestan por la igualdad de oportunidades en el medio rural, incrementan las partidas destinadas a la colaboración con las entidades locales y financian proyectos de atención y apoyo para las personas que viven en los pueblos”, ha subrayado.

En este sentido, el Acuerdo Marco supondrá una financiación a las corporaciones locales de 158,6 millones de euros, un 16,5 % más que en 2021, lo que supone un crecimiento consolidado de casi el 30 %. Estos fondos se distribuyen principalmente en los equipos de acción social básica, Atención a la Dependencia –destacando la mejora del servicio de ayuda a domicilio–, la protección a las familias, y la intervención en drogodependencias e igualdad y violencia de género.

Otra de las líneas estratégicas de los presupuestos que ha resaltado Isabel Blanco es su especial compromiso con el empleo. “Casi 16 millones de euros, un 58 % más que en 2021, para apoyar el empleo y, con él, la integración social, la capacitación laboral y la normalización de los colectivos con más dificultad para acceder a un trabajo, como personas con discapacidad, jóvenes, mujeres víctimas, drogodependientes o personas en exclusión social”, ha sostenido la consejera.

En sexto lugar, ha señalado que son unos presupuestos profundamente inversores, ya que casi 112 millones de euros se destinarán a la inversión en infraestructuras y equipamiento social, hecho que no supone menoscabo de la atención directa a las personas, cuya dotación presupuestaria se incrementa en más del 10 %, contando con casi 256 millones de euros, 26,7 millones más que en 2021.

En cuanto a la última línea estratégica, Isabel Blanco ha recordado que estos presupuestos destinan más de 213 millones de euros a cooperar y apoyar a las entidades del Tercer Sector Social para el desarrollo de actuaciones y programas que apoyan, atienden y ayudan a miles de personas a lo largo y ancho de todo el territorio de Castilla y León.

La consejera de Familia ha dicho de sus presupuestos que piensan en las personas y, por ello, se incrementan las partidas que se dirigen a ellas, como es la destinada a los mayores, que en 2023 contará con 275,4 millones de euros, un aumento del 20,4 %

Para la atención de las personas con discapacidad son 191,7 millones de euros, con un incremento del 11 %. Los menores cuentan para su protección y apoyo en este presupuesto con 76 millones de euros, con un crecimiento del 25 %.

La partida para las familias de Castilla y León es una de las que más incrementarán, alcanzando los 50,7 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 209 %, es decir, 34,3 millones de euros más.

Estos presupuestos también son los de las personas desfavorecidas, aquellas que peor lo están pasando, para quienes se destinan más de 87 millones de euros.

Los jóvenes cuentan con un presupuesto de casi 24 millones de euros, incrementando la Junta su apoyo a este colectivo en un 20,45 %, para financiar las medidas del nuevo Plan Estratégico de Juventud.

En cuanto a las mujeres, para favorecer e impulsar la igualdad y erradicar la violencia de género, se contará en 2023 con casi 12 millones de euros, un incremento de 9,7 %

TRES EJES DE ACCIÓN

Compromiso con las personas mayores, dependientes y con discapacidad

Castilla y León está inmersa en una profunda transformación de su sistema de Servicios Sociales, siendo su principal apuesta para conseguirlo la implantación del nuevo modelo de atención a la Dependencia 5.0, basado en los cuidados centrados en la persona, la orientación hacia un abordaje preventivo y proactivo, y la integración y digitalización de los servicios. En 2023 se avanzará de forma significativa en el desarrollo de este modelo, al incrementar el presupuesto destinado al sistema de atención a la dependencia en 121 millones de euros, hasta alcanzar los 800,5 millones de euros, casi un 18 % más que en 2021.

Uno de los proyectos más destacados en este campo es el de ‘Atención en Red’, que ofrece cuidados individualizados a las personas mayores, con dependencia, discapacidad o enfermedad crónica, ya sea en centros residenciales o en su propio domicilio, si esa es su elección, con la tecnología como aliada. El modelo pivota sobre tres líneas de actuación, complementarias e interconectadas entre sí. Por una parte, la atención en el propio domicilio, a través de los programas ‘A gusto en casa’ –2,68 millones de euros–, ‘Viviendas en red’ –3,6 millones de euros– e ‘Intecum’ –3,69 millones de euros–, y el servicio de Ayuda a domicilio, a la que se destinarán en 2023 más de 83 millones de euros, cerca de un 17 % más que en 2021.

El segundo pilar es el nuevo modelo de atención residencial, basado en la calidad del sistema, las unidades de convivencia y, sobre todo, en la atención centrada en la persona, que también implica que los centros tengan la condición de centros multiservicios, permitiendo que se constituyan en una plataforma de servicios para las personas en su propio domicilio, tanto dentro como fuera del edificio donde se enclave el centro residencial.

Para todo ello y respecto a la cantidad destinada a la concertación de plazas en centros de personas mayores, este presupuesto incorpora casi 9 millones de euros, hasta alcanzar más de 88 millones de euros, para consolidar el incremento de los conciertos aprobado este año. El año que viene volverá a incrementarse el crecimiento de los conciertos en una cuantía similar.

Además, en 2022 Castilla y León ha aumentado la cuantía de las prestaciones vinculadas para las personas dependientes en un 6,2 %. El presupuesto para 2023 consolidará este incremento y, además, se aumentarán nuevamente estas prestaciones vinculadas en un 10%

Mención destacada en el ámbito de las personas mayores merece el crecimiento del presupuesto para la ejecución de obras que asciende a 34,6 millones de euros, el doble que en 2021, y que se destinará a centros propios de la Gerencia de Servicios Sociales.

Y, por último, el tercer pilar es el desarrollo de las nuevas tecnologías al servicio de los cuidados, dentro de las cuales tiene un papel relevante la Teleasistencia Avanzada, un servicio gratuito que ya beneficia a 42.000 usuarios, un 11,5 % más que el año anterior. Para avanzar en este sentido, ha sido fundamental el contrato único de servicio de Teleasistencia Avanzada, por un periodo de tres años. El presupuesto de licitación asciende a 39,86 millones de euros para este periodo, de los cuales 11’4 millones corresponden al siguiente ejercicio.

Dentro de este pilar también se sitúa la necesidad de interconectar el sistema sanitario y social a través de plataformas tecnológicas para trabajar conjuntamente, ofrecer así un mejor catálogo asistencial y prestar una atención continua, personalizada y centrada en las necesidades de la persona en cada momento.

A su vez, la máxima responsable de los Servicios Sociales en Castilla y León ha añadido la investigación y desarrollo de prototipos experimentales de robots especializados en cuidados de mayores, a través de una colaboración entre universidad, centros tecnológicos, entidades y usuarios finales. La provincia de Soria se verá beneficiada por la inversión de 4 millones de euros para la adquisición de 15 de estos robots.

Otro de los proyectos que está desarrollando la Consejería de Familia es la implantación de 62 estaciones de Telemedicina Avanzada en todos los centros residenciales de personas mayores y personas con discapacidad de la Gerencia de Servicios Sociales, con una inversión de 600.000 euros.

La atención a las personas mayores contará en los presupuestos de 2023 con 275,5 millones de euros, 46 millones de incremento. Uno de los compromisos más destacados es el desarrollo del Plan Estratégico de Castilla y León Contra la Soledad No deseada y el Aislamiento Social 2022-2025, dotado con 100 millones de euros y una estimación de 25 millones anuales, que incluye la puesta en marcha del ‘Teléfono Cerca de Ti’, un programa piloto que se desarrollará en Soria y que priorizará los apoyos comunitarios y la emisión de podcast. En este punto también destaca el proyecto ‘Moai Labs: Laboratorios de Inteligencia Colectiva y Tecnología Sociosanitaria para combatir el aislamiento y la soledad de las personas mayores’.

Una de las actuaciones más importantes contra el aislamiento social es la promoción del envejecimiento activo, que tiene asignado en el Plan Estratégico 18,5 millones de euros para este año. Pieza clave es el Programa Interuniversitario de la Experiencia, donde el número de matriculados ha alcanzado este nuevo curso los 4.416 alumnos y al que se han destinado 254.894 euros, un 10 % más que el curso anterior. También destacan el ‘Club de los 60’ y el programa de viajes, que ha retomado su actividad.

Para finalizar el primer bloque, Isabel Blanco ha repasado las principales medidas en el ámbito de la discapacidad, que cuenta con una dotación específica de 191,7 millones de euros, 19 millones de euros más, es decir, se incrementa en un 11 %. Como principal prioridad, estos presupuestos van a impulsar el empleo y la formación de las personas con discapacidad, destinando a ello cerca de 9,5 millones de euros, 1,8 millones más que el pasado año, lo que supone un incremento del 24,6 % respecto al año 2021.

Como complemento de estos itinerarios, Isabel Blanco ha matizado que su Consejería cuenta con tres programas o prestaciones orientados al apoyo al empleo de las personas con discapacidad. El primero es el de viviendas y apoyo para la vida independiente que incluye la asistencia personal, al que se destinarán 2 millones de euros en 2023, un 43 % más que el año anterior. El segundo programa es específico de formación y acciones de apoyo al empleo y cuenta con casi 200.000 euros.

Por último, la Junta de Castilla y León va a continuar extendiendo la figura del asistente personal, prácticamente inexistente en el resto de comunidades, que cuenta con un presupuesto estimado el próximo año que asciende a 20,1 millones de euros.

Estas partidas se complementan con la destinada a la concertación de plazas en centros de atención a personas con discapacidad, a las que los presupuestos incorporan casi 92 millones de euros.

Durante el próximo año se aprobará un nuevo Plan de igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad para el periodo 2023-2026. En este sentido, Castilla y León ha sido especialmente sensible en potenciar la Atención Temprana, que cuenta para el 2023 con un presupuesto de 5 millones de euros, atendiendo al 100 % de los niños que lo necesitan desde su nacimiento, y todos ellos cuentan con un Plan Individual de Intervención.

Dentro de este mismo apartado se sitúa el presupuesto destinado a la Fundación Acción Social y Tutela que contará con un presupuesto de 3,84 millones, lo que supone un incremento de más del 35 %

Apoyo a las familias, especialmente a las más vulnerables

Bajo el paraguas de la Red de Protección a las Familias, y ante la situación económica actual, la Consejería que encabeza Isabel Blanco reforzará el próximo año los recursos orientados a la lucha contra la pobreza.

Para apoyar y atender a las familias más vulnerables se contemplan en el próximo ejercicio 87 millones de euros, incluyendo los 18 millones correspondientes a la Renta Garantizada de Ciudadanía, que se ha visto reducida como consecuencia de su coexistencia con el Ingreso Mínimo Vital.

Entre los recursos más significativos de la Red de Protección a las Familias de Castilla y León, que atiende anualmente a más de 231.000 familias, Isabel Blanco ha destacado las ayudas de emergencia social; la ampliación de la ayuda económica para que las familias puedan pagar, mientras dure la situación de necesidad, la cuota hipotecaria y otros gastos específicos relacionados con la vivienda habitual; el refuerzo de los equipos de inclusión social y los 18 millones de euros para la Renta Garantizada de Ciudadanía, que seguirá coexistiendo con el Ingreso Mínimo Vital, compensando la disminución de ingresos de las familias que percibían mayores importes por la renta y manteniendo a las familias a las que se les ha denegado o inadmitido el ingreso mínimo, pero que, al ser perceptoras de la citada renta, la Junta de Castilla y León les mantiene esta prestación siempre que reúnan los requisitos para ello y lo soliciten.

Entre estos recursos también se encuentran los 145,6 millones de euros para las diferentes prestaciones económicas que se gestionan desde la Consejería de Familia, el Bono de Urgencia Social, el reparto ordinario de alimentos, los nuevos convenios firmados con Iberdrola, Naturgy y Endesa y Repsol en relación con la pobreza energética y el Bono Social Térmico.

Para la coordinación e impulso de la política de integración de los extranjeros inmigrantes el presupuesto de la Junta cuenta en 2023 con 12,6 millones de euros. En este punto, merece especial mención el proyecto ‘Reto Zamora’ dirigido a atraer familias procedentes de otros países a esta provincia, preferentemente zamoranos y sus descendientes asociados a las casas de Zamora en Cuba, México y Argentina, como mano de obra cualificada en los cuidados de larga duración y se conviertan así en nuevos residentes. El presupuesto de gasto de este pilotaje será de 500.000 euros.

También se han destacado las actuaciones llevadas a cabo dirigidas a los refugiados ucranianos que han huido del conflicto bélico que vive su país.

Las cuentas de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para 2022 apuestan por el refuerzo de la protección a la infancia, con un montante que se dispara el 25 %, hasta sumar 76 millones de euros.

Una de las prioridades en materia de protección a la infancia se refiere a la prevención y atención de la pobreza infantil, que ha supuesto la aprobación del Programa de actuaciones estratégicas para prevenir y combatir la pobreza infantil en Castilla y León, que contempla 54 medidas, con una estimación de 10 millones de euros al año, y seis años de vigencia. Una de las medidas que contempla este programa es el Servicio de ayuda a domicilio para menores vulnerables, que se implantará a finales de este año, consolidándose en 2023, año durante el que, además, se seguirán realizando programas de promoción y prevención, así como de acogimiento.

En este ámbito, durante el próximo año se han programado diversas actuaciones por importe de 6,4 millones, con el objetivo prioritario de que todos los menores protegidos y especialmente los de menos de seis años, puedan crecer en un entorno familiar. Entre estas actuaciones destacan las campañas publicitarias y el plan de difusión para la promoción del acogimiento familiar en la Comunidad de Castilla y León con más de 800.000 euros, así como los 1,3 millones de euros para el acompañamiento, asistencia y apoyo a las familias acogedoras y para facilitar las estancias temporales en familias de los menores protegidos en centros residenciales.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades acometerá también obras nuevas y de modernización en sus centros propios por valor de más de 3 millones de euros. Es el caso del inicio de la construcción de un nuevo centro residencial de menores en Salamanca –766.698 euros–, la reforma del Zambrana en Valladolid –300.000 euros–, la digitalización de los centros Gregorio Santiago, en Burgos –469.207 euros– y José Montero, en Valladolid –casi 1,2 millones de euros–.

Por otra parte, el presupuesto de 2023 permitirá consolidar la red de centros específicos de protección a la infancia, mejorando la calidad de la atención prestada, con una inversión superior a los 20 millones de euros.

En cuanto a los menores infractores, además de los 14 millones de euros de inversión para plazas para la ejecución de medidas de convivencia y el mantenimiento de los centros propios de Zambrana y Los Manzanos, se destinarán más de 600.000 euros a los programas dirigidos a menores protegidos que han sufrido maltrato y menores adoptados que precisen de tratamiento psicológico; 199.000 euros para el desarrollo de programas de prevención e intervención educativa de menores de 14 años que presuntamente hayan podido cometer infracciones de naturaleza penal y son remitidos a los servicios de protección a la infancia y 750.000 euros a la formación e inserción laboral de menores provenientes de los diversos sistemas de atención a la infancia.

Las cuantías destinadas a la promoción y apoyo a la familia son de las que más se incrementarán el próximo año, superando los 50,7 millones de euros, 34,3 millones más para facilitar la conciliación y la corresponsabilidad, lo que supone duplicar la cifra prevista en el pasado presupuesto. El Plan Familias de Castilla y León, puesto en marcha el anterior año, incorpora 57 medidas, dirigido a las 300.000 familias con menores de 25 años, con una atención preferente al medio rural.

En este campo tienen su encaje medidas como el programa ‘Conciliamos’ –1,8 millones de euros–, el ‘Bono Concilia’ –11 millones de euros–, el programa ‘Crecemos’ –9 millones de euros–. También volverán a convocarse las ayudas para excedencia y reducción de jornada, con dos millones de euros, y se activarán las nuevas ayudas de apoyo a la natalidad, con casi 20 millones de euros.

Para hacer real y efectiva la igualdad intrafamiliar y facilitar la resolución de conflictos, se pondrá en marcha un nuevo servicio de mediación, que tendrá como objetivo ofrecer a las familias apoyo en la prevención y resolución de sus conflictos, lo que supondrá un coste cercano al millón de euros y se destinarán 1,3 millones para el manteniendo de los 16 puntos de encuentro familiar.

La consejera de Familia también se ha referido, en el ámbito de la protección a la familia, a la violencia intrafamiliar y ha informado de que las cuentas para 2023 incorporan una partida específica para abordar la violencia intrafamiliar, dotada con 500.000 euros, que se destinará fundamentalmente a campañas de sensibilización sobre este tipo de violencia y a ayudar a las víctimas.

Las políticas de prevención y atención en drogas y adicciones sin sustancia cuentan con 10,3 millones de euros. Al área de prevención y reducción de los riesgos y daños se destinarán 1,8 millones. A la de asistencia e integración social de drogodependientes se designan el próximo año 6,8 millones de euros y, respecto a las adicciones sin sustancia, contará con 389.520 euros en 2023.

Las políticas de juventud concentran cerca de 24 millones de euros, con un aumento de más del 20 %, y se ejecutarán conforme al nuevo Plan Estratégico, orientado a cuatro líneas de trabajo: fomento del empleo juvenil, información, participación del tejido asociativo juvenil y ocio y tiempo libre.

Dentro de la primera, destacan los programas formativos, el programa de digitalización para jóvenes, la apuesta por la movilidad de jóvenes en el extranjero para completar su formación y experiencia y que faciliten su inserción laboral a su regreso a Castilla y León o los talleres de oficio tradicionales.

En cuanto a la segunda de las líneas estratégicas, la de información, en 2023 se pondrá en marcha una nueva Red de Orientadores de Garantía Juvenil, en colaboración con el Consejo de la Juventud, con una dotación de 360.000 euros; se continuará trabajando en el fomento de la emancipación y la inserción laboral y se mantiene la gestión de la Guía de recursos juveniles.

El impulso a la participación se realizará a través del refuerzo al apoyo al Consejo de la Juventud que verá incrementada su financiación en cerca de un 15 %, hasta alcanzar los 654.010 euros; las asociaciones juveniles –160.000 euros– y los programas de voluntariado joven, campos de voluntariado juvenil y corresponsales juveniles.

Respecto al ocio y tiempo libre, durante 2023, se iniciará el programa ‘Primavera Joven’, que oferta actividades formativas en idiomas y actividades de multiaventura.

El Instituto de la Juventud mantendrá el próximo año su apuesta por las actividades de ocio y tiempo libre dentro de la campaña ‘Red Activa’, procediendo a su revisión, incluyendo actividades de más interés y retirando las que no sean demandadas por los jóvenes, a la vez que se simplificará el proceso de inscripción.

En línea con lo anterior, la red de instalaciones juveniles se verá beneficiada de importantes inversiones que mejorarán su eficiencia, accesibilidad y modernización de sus interiores, destinando 4,5 millones de euros a estos centros, lo que supone duplicar lo previsto en el anterior presupuesto.

Impulso a la igualdad de género y la lucha contra la violencia de género

La igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y la prevención y lucha contra la violencia de género constituyen dos retos de primera magnitud para el departamento que dirige Isabel Blanco. Cerca de 12 millones de euros se destinarán en 2022 a las políticas de promoción y apoyo a la mujer, lo que supone un incremento del 9,7 %

La promoción de la igualdad se centra en el ámbito rural y el empleo con 1,5 millones de euros para nuevas líneas de actuación, entre las que destacan el Programa Formativo Ganaderías Lácteas, la segunda edición de la actividad formativa ‘Mujer Rural en Castilla y León: Liderar el cambio’ y los programas ‘Multiplica’, ‘Capacita’ y ‘Pemcyl’.

La juventud del medio rural constituye un pilar fundamental en el avance hacia la igualdad real entre mujeres y hombres por lo que se aumentará su protagonismo a través de Consejo de la Juventud, con el programa ‘Musiarq’, en colaboración con la Asociación de Federaciones Deportivas de Castilla y León –Afedecyl–, con la continuidad del programa ‘Stem talent girl’ y el refuerzo del ‘Steam Talent Kids’.

Las entidades especializadas del Tercer Sector también realizan un importante trabajo de fomento y promoción de la igualdad de género en el medio rural y para el próximo año está prevista una subvención y el impulso de proyectos desarrollados por las federaciones que integran la Red de Igualdad de Mujer Rural.

La segunda línea estratégica en la promoción de la igualdad es la colaboración con otras entidades, agentes sociales y empresas estratégicas y cuenta con un crédito de 1,85 millones de euros.

Por último, Isabel Blanco ha recordado que otra de las líneas prioritarias de actuación de su Consejería es la lucha contra la violencia de género y la atención integral a las víctimas, siendo el reto en 2023 la modernización de la Red de atención a víctimas de violencia de género en Castilla y León, que contará con una financiación de 3,24 millones de euros, lo que supone un incremento del 16,7 %

Una de las principales medidas es el aumento de la financiación para la atención en los centros de acogida, que contaran con casi 2 millones de euros. Se consolidará, además, el proyecto ‘Atrapadas’, que ha supuesto la creación de una red especializada para la atención a mujeres en situación de explotación sexual y contextos de prostitución, al que en 2023 se destinarán 500.000 euros.

En consonancia con el compromiso de la Junta de Castilla y León en materia de sensibilización para la erradicación de la violencia de género, se diseñarán campañas contra la violencia de género poniendo el acento en la sensibilización de la sociedad hacia esa realidad y en las dirigidas a informar a la juventud con la finalidad de prevenir la violencia de género, incluidas las violencias sexuales.

En el marco de este reto de modernización de la atención a las víctimas de violencia de género, en 2023, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades tiene como prioridad la aprobación y entrada en vigor de la nueva Ley de atención integral a las víctimas de violencia de género. Isabel Blanco ha informado en su comparecencia de que la tramitación del anteproyecto está muy avanzada, habiéndose remitido al Consejo Consultivo para la emisión del preceptivo dictamen.

La Consejería de Familia aumenta hasta los 50,7 millones de euros los recursos de...
Comentarios