lunes. 15.07.2024
Interior de una ambulancia
Interior de una ambulancia

En un comunicado preocupante, UGT Castilla y León ha alertado sobre la grave situación que atraviesa el Centro de Coordinación de Urgencias Sanitarias (CCU) de la región, describiéndola como una "emergencia" que afecta directamente a los trabajadores y compromete la asistencia sanitaria urgente.

Según el sindicato, la Gerencia de Emergencias Sanitarias de SACYL enfrenta uno de los momentos más críticos de los últimos meses, lo cual ha exacerbado las condiciones laborales precarias que los trabajadores del CCU han soportado durante más de dos décadas. Problemas como el desbordamiento de los profesionales debido a la falta de recursos humanos suficientes y el detenimiento en las mejoras de sus condiciones de trabajo han llevado a múltiples reclamaciones por parte del personal.

Entre las principales preocupaciones expresadas se encuentran el estrés derivado de los constantes cambios de turno y la dificultad para acceder a permisos y vacaciones, así como la falta de formación continua y retribuciones adecuadas para jornadas nocturnas y festivas. Además, más del 30% de la plantilla se encuentra actualmente de baja debido a enfermedades relacionadas con la sobrecarga laboral.

UGT ha denunciado también que la gestión inadecuada de los recursos humanos ha obligado a los técnicos sanitarios a asumir responsabilidades propias de enfermeras y médicos coordinadores, afectando gravemente el funcionamiento de las Unidades Medicalizadas de Emergencias (UMEs). La organización sindical ha criticado duramente la falta de cobertura de incapacidades temporales largas y las instrucciones excesivas impuestas sobre los permisos de los trabajadores.

Para abordar esta crisis, UGT ha instado a la Gerencia Regional de Salud a intervenir de manera urgente, solicitando ajustes en los pagos de complementos por nocturnidad, rotación y festividades, así como una mejora sustancial en la formación, movilidad y gestión de personal. El sindicato ha subrayado la necesidad imperiosa de una plantilla adecuada que garantice los descansos laborales y la calidad en la atención sanitaria urgente.

Ante la gravedad de la situación, UGT ha enfatizado la importancia de no dilatar más la respuesta por parte de las autoridades competentes, con el objetivo de salvaguardar tanto la asistencia sanitaria urgente como la salud física y mental de los profesionales afectados.

El 30% del personal de Urgencias Sanitarias de CyL está de baja ante la falta de un...