jueves. 13.06.2024
Saulo Hernández y Toni Naspler en la previa al partido de vuelta de la Seminifal del PlayOff de ascenso a LEB Oro
Saulo Hernández y Toni Naspler en la previa al partido de vuelta de la Seminifal del PlayOff de ascenso a LEB Oro

"Entendemos la sensación que se puede transmitir con un más 20, pero la verdad es que la realidad en el vestuario es muy distinta". El técnico zamorano, Saulo Hernández, ha verbalizado una mentalidad común en el seno de la plantilla blanquiazul. El segundo encuentro antes el Ciudad de Huelva Hestia se plantea como un folio en blanco con la esperanza de no tener que echar mano de la renta de 20 puntos cosechada el pasado sábado en el Palacio de los Deportes Carolina Marín. 

En un mensaje en la línea con el pronunciado minutos antes por su jugador, el base Toni Napsler, Saulo aseguraba que el equipo afronta el encuentro "con la misma sensación que si fuésemos 0-0: "Si vamos de otra manera será cuando al acabar nos lamentemos". De esta manera, asegura que el planteamiento de la vuelta al Ángel Nieto se ha trabajado con las mismas directrices que ante el Cartagena, cuando el equipo regresaba con una renta de +9. 

"Hemos hecho una buena primera parte de la eliminatoria pero quedan 40 minutos". En este sentido, Saulo asegura que sería "pecar de falta de humildad por nuestra parte o de falta de respeto hacia el equipo contrario pensar que igual que nosotros hemos ganado de 20 un partido no nos puedan ganar de 20 el siguiente". Más aún teniendo en cuenta el recorrido de un rival que ha llegado a situarse entre los ocho mejores equipos de la LEB Plata y que durante buena parte de la Liga Regular llegó a situarse como segundo equipo del grupo. 

Tras la derrota ante el Cartagena que obligó al CB Zamora a apostar por el camino largo para tratar de mantener el sueño de ascenso, el técnico asegura que han tratado a enfocarlo pensando en que el sistema de competición brindaba esa oportunidad de redimirse. "No pasa nada por decir que fue complicado, no pasa nada porque la gente sepa que los deportistas y los entrenadores somos personas humanas y que no somos máquinas". 

Saulo asegura que la frustración fue común, si bien a partir de ahí ha habido un trabajo de retomar hábitos que llegó a su culmen a su llegada a Huelva. Ahora, con la vuelta a casa, la afición será más necesaria que nunca: "Pedimos un esfuerzo extra para empujarnos cuando las cosas se pongan un poco complicadas y que podamos entre todos acceder de nuevo a una final aquí en Zamora". 

Una llamada que realiza atendiendo a la trascendencia de estos últimos 40 minutos en los que por primera vez el CB Zamora se jugará el pase a una final en la lucha por el LEB Oro. A ello se suma el fin de sus posibilidades: "Es el primer partido de toda la temporada en el que si las cosas serán mal nos vamos para casa, esa es la realidad". 

Ahora, el CB Zamora apuesta por mejorar el rebote ofensivo y controlar el ritmo del partido bajo para tratar de hacer frente a su contraataque y acierto en el tiro exterior. 

Saulo Hernández, técnico del CB Zamora: "Ojalá no tengamos que acordarnos de la renta...