domingo 26/9/21

A Santa Marta habrá que encomendarse, los hosteleros y restauradores hoy por hoy los más castigados de la pandemia

Sin mucho o nada que celebrar la patrona de los hosteleros y personal de servicios. En estos tiempos de dificultad para un sector maltratado y fustigado por las medidas que según ellos mismos en nada palían los contagios, ellos siguen siendo parte de la solución no del problema
santa Marta
Santa Marta portada a hombros por hosteleros, 2018

Nada es o ha sido capaz de paliar un contagio que desde el inicio y analizando situaciones ha fluctuado en función siempre del sentido común. Lo mejor es no contagiarse dice la Consejera de Sanidad de CyL, pero lo extraño es no haberlo hecho ya sea de la forma que sea.

En los bares se pueden contagiar las personas por supuesto pero no menos que un transporte público sea un autobús o un tren, también es posible contagiarse en un supermercado o en una consulta médica, porque el virus está al acecho y no espera a que se dicten medidas o se cierren establecimientos. Que solo haya habido entre 8 o 10 casos de gripe en la comunidad, mosquea al menos, y que todo este maremagnum que llevamos soportando desde hace dos años de cifras y restricciones no haya reventado ya es algo también extraño. 

El COVID 19 llegó hace dos años para quedarse y solo el sentido común y el entender su forma de contagio es lo que nos puede libra a parte de una vacuna que dicho sea de paso libra de morir o de los agravamientos de síntomas, pero no libra de acabar en una UCI si se juega con la suerte.

Los hosteleros no tienen culpa de los contagios masivos, los botellones si, y la falta de portar una mascarilla cuando hay una reunión de personas, ya sea al rededor de una mesa de terraza, en una casa o en un tanatorio. distancia social sinónimo de no contagio, reunión, posible búsqueda de algo que acaba en un hospital, que Santa Marta nos pille confesados y con la vacuna puesta.

Comentarios