martes. 16.04.2024
Corte de la N-122 a la altura de Alcañices
Corte de la N-122 a la altura de Alcañices. Imagen cedida

Una marea de agricultores y ganaderos zamoranos ha desencadenado una interrupción en la carretera nacional N-122, a la altura de Alcañices. Este bloqueo repentino es el eco de la frustración y la inquietud que impera entre los trabajadores del campo en relación con las condiciones laborales y económicas del sector agrario.

Más de 150 personas, representantes del corazón agrícola de Zamora, han tomado las carreteras para expresar un clamor común: la necesidad urgente de precios justos para sus productos y un respaldo gubernamental más sólido para enfrentar los desafíos diarios que enfrentan en su labor.

En medio del caos de vehículos detenidos, los agricultores y ganaderos alzan sus pancartas y sus voces, demandando un cambio tangible que refleje el valor de su trabajo y asegure un futuro próspero para el campo zamorano. Esta protesta no es solo un acto de descontento, sino un llamado a la acción para reconocer y valorar la labor esencial del sector agrícola en la región.

El bloqueo en la N-122 no solo representa una protesta momentánea, sino un símbolo de la lucha continua de los agricultores y ganaderos por una vida digna y un futuro sostenible en el campo zamorano. Es un recordatorio de que, detrás de cada producto en el mercado, hay manos trabajadoras de un sector que quiere respeto.

El campo zamorano se subleva y paraliza la circulación en la N-122