jueves 9/12/21
Última manifestación en Bermillo de Sayago. CEDIDA
Última manifestación en Bermillo de Sayago

Las pancartas han regresado un sábado más, puntualmente -y sólo tras el parón de la semana pasada ante la manifestación convocada en la capital zamorana- a las puertas del centro de salud de Bermillo. El altavoz de Pruden Garrote ha vuelto a reclamar una vez más que los gobernantes locales y regionales atiendan a sus reivindicaciones y den marcha atrás al plan de reorganización de la Atención Primaria  y que ya se ha saldado con la imposición del nuevo sistema de cita previa en 27 municipios de la ZBS, pero que deja a otros 16 en el limbo. 

De esta manera, Cozcurrita, Mámoles,  Zafara, Palazuelo, Villamor de la Ladre, Villamor de Cadozos, Pasariegos, Pinilla de Fermoselle, Fornillos de Fermoselle, Fresnadillo, Fadón, Escuadro, Figueruela de Sayago,  Monumenta, Viñuela y Tudera han sido excluidos del modelo de la nueva cita previa. 

Una situación que se agrava aún más teniendo en cuenta la precaria situación de profesionales médicos en la zona.

De los 17 profesionales de la Medicina destinados a la zona, faltan cuatro médicos de área, a los que se suman dos que han fallecido, otros dos que se han jubilado, dos bajas de larga duración y uno que actualmente está de vacaciones. Una resta que deja seis profesionales para atender a toda la zona básica y que pone en una situación muy precaria a la zona teniendo en cuenta que tienen que atender las guardias y al tiempo atender a los 43 pueblos que conforman la ZBS.

De hecho, 13 pueblos se han quedado sin médico a tenor de estas últimas cuatro bajas: Gáname, Fresnadillo, Fadón, Abelón, Moralina, Moral, Luelmo, Monumenta, Torregamones, Gamones, Argañín, Villadepera y Villardiegua, lo que les obligan a acudir al centro de Bermillo o atención telefónica. 

Pruden ha advertido en la decimotercera concentración que "los profesionales médicos están al límite física y psicológicamente" y advierten que el ritmo de trabajo al que son sometidos están expuestos a bajas, pero también a optar por otros destinos en los concursos de traslados que presenten mejores condiciones laborales. "Nos tildan de conflictivos y nos señalan como la causa de que los médicos no quieran venir a Sayago. Confunden conflicto con la legítima reivindicación de nuestro derecho a una atención sanitaria digna". 

"No queremos la telemedicina, queremos un médico que nos mire a los ojos y que nosotros los podamos mirar a ellos o a ellas. No queremos furgonetas, taxis o autobuses para tener que subir con andadores y bastones sin saber cuándo vamos a volver a casa". 

Última manifestación en Bermillo de Sayago. CEDIDA

Las bajas de médicos dejan a Sayago al borde del colapso