jueves 28/10/21

Ana Pose: "Zamora se tiene que creer que es un atractivo turístico de primer orden, desde su bandera hasta sus gentes”

La autora de “Súbete al paisaje, en Sayago. Mucho más que Los Arribes” presentó su libro en la Casa del Parque de Fermoselle
Ana Pose firma libros en la Casa del Parque de Fermoselle
Ana Pose firma libros en la Casa del Parque de Fermoselle

Ana Pose, madrileña afincada desde hace años en Ávila, maneja con la misma agilidad que los sayagueses afincados de toda la vida el vocabulario de la zona hablando con destreza de las cortinas y cortinos, pontones y cigüeñales... de los recuerdos que le despiertan sus viajes.

Unos recuerdos que relata mientras algunos de los asistentes al acto no pueden evitar contener alguna lágrima, reconociendo -como hicieron la semana pasada en su primera presentación en el Museo Etnográfico- el poder de Ana de captar las emociones de una tierra cada vez más solitaria pero cuyas gentes se resisten a abandonarla.

En su mente guarda un homenaje a personas como Nuria, de Numa Cerámica, y a todos aquellos emprendedores que siguen poniendo su sello y demostrando el potencial de esta tierra. “Así es la vida: las ciudades se llenan pero los pueblos se vacían, pero en la medida que pueda poner mi granito de arena aquí estaré”, aseguró en la Casa del Parque de Los Arribes en Fermoselle, donde presentó su libro “Súbete al paisaje, en Sayago. Mucho más que Los Arribes”.

"Con una inyección de ánimo" extra, gracias al prólogo escrito por el periodista Javier Pérez Andrés (“El Arcón”), Ana Pose confiesa que siempre tuvo miedo de escribir su primera novela, pero apunta que le ayudaron los personajes del libro que son los que “realmente han hablado”.

Su obra es una mezcla de libro de viajes y novela basada en un pueblo inventado y situado a apenas kilómetros de Gáname, Pueblamorera del Duero. Y ese pueblo, inventado, para Pérez Andrés ya forma parte del mapa sayagués,

La idea de la creación de este pueblo surge de su primer viaje allá por década de los 2000 a Sayago, concretamente durante una de sus excursiones en bicicleta al municipio portugués de Guadramil.

Allí vieron a dos mujeres solitarias vestidas de riguroso negro. Unas mujeres a las que ha puesto nombre y las ha situado en Sayago, pero que también son mujeres que hay en Aliste, en Galicia, en Málaga.

“El libro es, por una parte, una reseña de la importancia de Sayago como museo etnográfico que es, pero también un homenaje a sus gentes”, recalcó la escritora para quien “Zamora se tiene que creer que es un atractivo turístico de primer orden, empezando por su bandera y terminando por sus gentes”.

Sobre las comunicaciones por las carreteras más estrechas (el caso del acceso a Pinilla de Fermoselle), Ana Pose reconoce que el problema no son ya las dimensiones de las mismas, sino la dejadez. “El mismo derecho tienen los de Madrid con una M-30,40,50 con cuatro carriles, metro y cercanías que una persona de Sayago que necesita trasladarse”, subrayó.

“Nosotros sufrimos estas comunicaciones cuando venimos, pero los vecinos lo hacen todo el año”, reflexiona la escritora, que considera que el estado como el ascenso hasta la ermita de Nuestra Señora del Castillo (donde finaliza la procesión de Los Pendones de Fariza) se encuentra en una situación lamentable que lo pone muy difícil al viajero.

Ana Pose, durante la presentación de su libro

Relató también que durante su viaje a Muga ha descubierto la intercomunicación de las gentes de Sayago. Incluso desde Perú le prestaron ayuda para conocer más sobre el antropólogo José María Arguedas.

Desde el mes de enero no hace más que escribir relatos sobre Sayago y eso se ha notado, ya que se ha incrementándo el turismo de autocaravanas por la zona. Y ahora en sus últimos días de viaje por la tierra hay quien le ha parado para preguntarle: “¿Tú no serás la del libro?”.

Es la tercera vez que viaja a Sayago y continuará volviendo. “Sayago tiene algo: sus gentes, su belleza patrimonial y todo ello conforma su alma”, manifestó, para añadir que “siento que algunos de estos pueblos son mi pueblo”.

Durante la presentación de su libro, habló de la maravilla de Los Arribes, aunque el turismo que atrae este espectacular paisaje “viene y se va”, de ahí su título: “Sayago es mucho más que Los Arribes”.

“El pasar la Nochevieja en lo alto de Nuestra Señora de la Ascensión es todo un lujo”, concluyó Ana Pose para establecer la diferencia entre turista y viajero.

Mientras, los asistentes al acto han destacado el importante número de libros editados este año sobre Sayago, lo que ha hecho que muchos de los lugareños se den cuenta del valor de su tierra y que se asocien a los últimos movimientos para luchar por sus derechos.

Comentarios