domingo 28/11/21
David Movilla en rueda de prensa. | FOTO: Zamora CF
David Movilla en rueda de prensa. | FOTO: Zamora CF

David Movilla, entrenador del Zamora CF atendía a los medios de comunicación este jueves en la previa del partido ante el Calahorra. Un encuentro que supone vital para las aspiraciones de permanencia de los rojiblancos, que han cosechado hasta la fechas, pleno de derrotas en su feudo.

¿Sirve el partido de este miércoles para rearmarse moralmente?

Nos, es difícil medir eso. Nos sirve para coger referencias competitivas de jugadores que menos habituados están. 

¿Es un partido importante ante un rival asequible?

No hay que darle mayor o menor relevancia al de otros partidos, en comparación con otros. Si ahora mismo hay un rival asequible es el Zamora, clasificatoriamente. Nos sacan algunos puntos y el único rival asequible somos nosotros. Para nosotros todos los partidos son de una gran dificultad y por lo que percibimos jugar contra el Zamora también representa una gran dificultad.

Quizás muchos futbolistas del Calahorra no sean conocidos para el aficionado o medios de aquí, pero no significa que no sean buenos jugadores. Al igual que los jugadores del Zamora en Calahorra tampoco serán conocidos y también son muy buenos. Los que integramos esto, sabemos de las capacidades y de la dificultad del rival, y que será tremendamente complicado para nosotros y el rival prevé un partido similar.

¿Es un equipo muy variable el rival de este domingo?

Conozco a su entrenador y tiene al equipo muy bien, trabajado y optimizado. Ante el Logroñés mereció más, ha ganado al Celta B, ganó en DUX que tampoco fuimos capaces. El otro día hasta los últimos 20 minutos tuteó al Real Unión y tuvo opciones de ganar. Tiene muchas similitudes con este Zamora en muchas cosas pero vamos a tratar de manifestar lo que no es tan bueno.

¿Crees que es un partido clave el del fin de semana?

No hacemos esa distinción de lo que tenemos ahora con lo que viene después. Demasiado tenemos con lo que viene ahora. Este Zamora podrá sacar puntos en cualquier campo y eso no nos da mayor necesidad para este partido. 

¿Cómo ves la moral del equipo?

La adversidad forja el carácter y esta adversidad forja un carácter y nos está haciendo la piel más dura. Lo que he visto todas las semanas en el vestuario es mucho dolor, tras cada una de las seis derrotas, mucha reflexión y mucha autocrítica. He percibido un exceso de responsabilidad en los futbolistas y lo hemos hablado, y eso no nos ayuda en la manera de afrontar la situación. Eso limita más que potencia. Veo una convicción enorme a medida que avanza la semana para afrontar cada partido. Salvo un par de encuentros hemos entrado mejor que el rival. 

Por una experiencia que tuvo el año pasado una persona que ha llegado nueva este año, nos dice que ese sentimiento de pertenencia donde había estado había generado un exceso de responsabilidad y bloqueo. Es una percepción acorde y ahí tenemos que ser muy capaces del diálogo interior que nos potencie y no nos limite. El único responsable de los 4 puntos soy yo, porque los futbolistas hacen lo que yo les pido. Además, si hay que elegir una manera de obtener cuatro puntos en ocho jornadas, que no estoy diciendo que estemos conformes con eso, ni mucho menos, que sea esta, no encuentro otra mejor. No quiero tener cuatro puntos, pero si los tenemos siendo el equipo que más recupera en campo contrario, el que más genera del grupo, el séptimo al que menos nos generan… Si hay alguna manera de la cual prefiero tener cuatro puntos, prefiero que sea esta.

Se le ha ratificado desde la secretaria técnica esta semana ¿Puede que un traspiés ante el Calahorra puede traer consecuencias? 

Agradezco que haya sido ratificado, aunque no me había enterado. Estoy bastante ajeno al exterior. Pongo mi atención a lo que compete al equipo. Seguramente después de caer ante Haro y Alcobendas mucha gente pediría mi cabeza y con razón. La historia se ha escrito después, estoy muy tranquilo porque aquí lo que manejamos dentro de autocrítica y exigencia va más allá del resultado. Estoy muy tranquilo. Pero si me han ratificado lo mismo me pongo nervioso porque siempre que se ratifica un entrenador, lo echan. Lo importante es el club, el Zamora, sus socios, sus futbolistas. Todos tenemos que estar unidos porque todos queremos sacarlo adelante. 

¿Puede que un traspiés ante el Calahorra puede traer consecuencias? 

Los futbolistas necesitan su aliento. Yo no juego, estoy tranquilo. Llevo tres años entrenando. El otro día miraba para atrás. He luchado cuatro veces por la permanencia y en las cuatro conseguimos el objetivo en el Arenas, en el Leioa y ahora con el Zamora. Prefiero vivir una experiencia de estas y en medio buenos resultados, porque esas malas experiencias se han dado cada seis años. Me preocupa más como afronten los futbolistas esta situación, que yo.

Muchos cambios en los onces ¿David Movilla se encuentra agusto con la plantilla que tiene? 

Estoy encantado con los futbolistas, su compromiso y lo que dan cada día. Valoramos cada semana y llevamos así desde que llegué hace casi cuatro años. Ahora el hecho de que haya cambios en el once y no ganemos se puede interpretar a que no doy con la tecla. Estos años también hemos cambiado, porque el criterio no es ganamos repetimos once y perdemos y cambiamos. Hemos visto que con cambios en el once hemos visto resultados. 

¿La adversidad une más? 

La adversidad en los equipos no cohesionados, no comprometidos, con vínculos de poca calidad hacen que el vestuario explote. En un vestuario cohesionado hacen que se fortalezcan los vínculos. No se ve traducido en resultados, es cierto. El año pasado la adversidad nos hizo más fuertes y fuimos creciendo. 

PREVIA | Movilla: "Esta adversidad forja un carácter y nos está haciendo la piel más dura"
Comentarios