miércoles 8/12/21

"Zamora despierta, te han puesto en venta", el grito de los pueblos contra la "desmesura" de las energías renovables

Plataformas de Sanabria, Sayago, Ricobayo o Toro se unen en una manifestación en la Plaza de Viriato contra la "avalancha" de proyectos fotovoltaicos en la provincia
Concentración contra las energías renovables en la Plaza de Virato
Concentración contra las energías renovables en la Plaza de Virato

Llegaron desde distintos puntos de la provincia para protestar ante la avalancha de proyectos fotovoltaicos que se van a extender por la provincia. Hay muchas comarcas afectadas: Sanabria, Sayago, Toro y municipios como Ricobayo. Todos, unidos en diferentes plataformas, "invadieron" esta mañana la Plaza de Viriato para visibilizar su rechazo a la "desmesura" que no a las energías renovables. 

Gritaron que "Zamora no está en venta", que las plantas fotovoltaicas no generan empleo y que son "letales" para la ganadería, la agricultura y el turismo. Y protestaron porque el "dinero" no respeta nada; ni siquiera terrenos que son Reserva de la Biosfera.

Los últimos en estallar han sido los vecinos de Cobreros. El mega parque solar se asienta sobre terrenos que son del común de los vecinos. Lo explica el jurista José Rodríguez Ballesteros: "Esos terrenos pertenecen a Terroso, San Martín del Terroso, Santa Colomba, Castro etc... y mientras los vecinos no decidan que hacer con ellos es ilegal que el Ayuntamiento de Cobreros ceda esas parcelas".

Pero, más allá, de la titularidad esos terrenos son Reserva de la Biosfera y, por lo tanto, y según la Ley del Clima que entró en vigor en mayo, esta protección es "incompatible con la instalación de estas instalaciones industriales", según Ballesteros, que destaca "el alto valor paisajístico" de la zona que forma parte de los alrededores del Parque Natural del Lago de Sanabria. "Este proyecto se carga Sanabria", zanja José Rodríguez.

Rodríguez Ballesteros entiende que "no son los terrenos adecuados cuando España tiene un 25% de zona desértica y lo único que tiene Sanabria son recursos naturales y paisaje", unido a que la instalación del parque solar contribuirá a "extinguir la ganadería como fuente de riqueza y de creación de empleo y, en definitiva, a expulsar a la poca gente que vive en nuestros pueblos".

Galería de imágenes

Los acuerdos firmados por el Ayuntamiento de Cobreros han sido ya recurridos ante el Juzgado de lo Contencioso y la Junta de Castilla y León con el fin de que se suspenda la concesión por 30 años. Los terrenos, "los únicos pastizales que hay", afirma Ballesteros, constan "inscritos como propiedad del común de los vecinos en el Registro de la Propiedad de Puebla de Sanabria", por lo que insta a los promotores a que acudan a ese registro para comprobarlo.

La pasividad de las administraciones implicadas lleva a Ballesteros a criticar tanto la actitud del alcalde, que "ni siquiera ha querido reunirse con nosotros para escucharnos", como de la Diputación, que "ha actuado como verdadera vaciadora de los pueblos al autorizar la transformación del uso de 2 millones de metros cuadrados de terreno de uso ganadero en uso industrial".

Uno de los ganaderos que se quedará sin pastos si sigue adelante el megaproyecto de Cobreros es Alberto Fernández, con 850 cabezas en su finca. Critica el "ocultismo" con el que el Ayuntamiento ha actuado y tiene pocas esperanzas de que el Consistorio cambie de actitud. "Lleva sin presentar cuentas desde 2017 y ni siquiera le contesta a la Diputación", recalca.

Su situación la están viviendo otras 5 o 6 explotaciones más, emprendedores a los que se "expulsa" de sus pueblos al invadir el parque solar los pastizales para el ganado, aunque "nos afecta a todos, a los que aprovechan la leña, a los que recogen setas. Los ganaderos le sacamos provecho a estos terrenos, pero también somos los que los conservamos", subraya.

"No nos pueden robar lo poco que nos queda", insiste Alberto Fernández, que como ganadero declara en la PAC 110 hectáreas, de las que 75 son comunales. De ellas, 72 serán ocupadas por el parque solar, lo que se traduce en que las 850 cabezas de ganado de este joven se quedan sin pastos y "tendré que irme con mi mujer y mis dos hijos a otra parte".

Concentración contra energías renovables

Su grito es unánime en la zona. "Intentamos hacer las cosas lo mejor posible y hacer inversiones para lograr una ganadería más respetuosa con el ecosistema, pero con esto te quitan las ganas de vivir". Al mismo tiempo, rechaza el impulso económico que se presupone a este tipo de megaproyectos: "En Santa Colomba de Sanabria somos 30 habitantes y 5 somos mi mujer y mis hijos, si nos tenemos que ir se van vaciando cada vez más los pueblos en lugar de repoblarlos".

Muy indignado se mostraba también Ignacio González, un ganadero de San Miguel de Lomba con 150 cabezas de vacuno y 100 terneros, con dos empleados desde hace 38 años y, como él mismo dice, "con cinco casas abiertas". "Esto es un atraco a mano armada", aseguraba muy afectado, "un abuso de la Diputación que no defiende la justicia, solo el mamoneo". "Venden el pueblo", zanja mientras las plataformas despliegan sus pancartas para hacer visible su hartazgo.

También acudió a manifestarse la plataforma SOS Toro y campiña por la línea de alta tensión que atravesará la vega toresana. Su portavoz y una de las agricultoras afectadas; María Ángeles García, declaraba que esta línea es "muy nociva para una zona en la que se están apostando por cultivos alternativos como pistachos o granados" y además" cruza viñedos de la DO de Toro".

Señala que están a favor de las energías renovables pero de una "forma planificada" e indica que "Zamora no puede ser siempre la provincia que produce electricidad y energías renovables sin que nos quede nada aquí". De hecho, en Toro ya hay aprobados hasta 14 huertos solares. Ante esta nueva "invasión", reclaman que la línea de alta tensión atraviese suelo público o bien que bien que se soterre y añade que los promotores han solicitado "un paso de servidumbre en la vega". Es decir, "tendremos unos Okupas en nuestras parcelas que pueden entrar cuando quieran y estropear nuestras explotaciones", apostilla García.

En Ricobayo, la "avalancha" es aún peor. Juan Morales, miembro de la plataforma de afectados, cifra en 5 las plantas fotovoltaicas y una ampliación de parques eólicos en "mente". De hecho, solo Ricobayo suma ya 35 kilómetros de líneas de alta tensión, más otras 6 que se quieren instalar.

Morales considera que el desarrollo de las renovables es "muy desmesurado". "En Zamora no necesitamos tanta electricidad, es para llevarla fuera de la comunidad", aclara este ingeniero, que además avisa de que la factura de la luz más cara de España "se paga en Zamora".

Delfín Martín representa a la Plataforma Otra vez No en Sayago. Durante la manifestación en la Plaza de Viriato, resume lo que está pasando: "Se han presentado muchos proyectos fotovoltaicos a la caza de subvenciones europeas, dentro de un modelo centralizado, en busca de beneficios, en las mismas manos de siempre y llevándose por delante ecosistemas y espacios naturales".

Sayago ha alzado la voz ante un plan que tiene previsto instalar en terrenos que son Reserva de la Biosfera nada menos que 66 aerogeneradores "de un  tamaño desconocido en España, de 240 metros de altitud y con aspas que miden 80 metros", aclara Delfín Martín, que califica a estas "torres" de "trituradores de aves y de población".

Como el resto, el portavoz de esta plataforma asegura que "no se tiene información de estos planes, que se publican el tiempo estrictamente necesario por ley durante la fase exposición pública y después desaparecen, sin que podamos acceder a los datos". Por ello, se han unido en el colectivo Aliente y cada plataforma hace "lo que puede en su territorio, aunque es difícil luchar contra gigantes energéticos internacionales". Pero concluye que "haremos todo lo que sea necesario para acabar con este atentado contra el sentido común y contra la naturaleza".

"Zamora despierta, te han puesto en venta", el grito de los pueblos contra la...
Comentarios