jueves 28/10/21

Siempre honrada la Guardia Civil

Foto de archivo de la celebración de la Guardia Civil por el Día del Pilar
Foto de archivo de la celebración de la Guardia Civil por el Día del Pilar

Más de 175 años sirviendo a España, a la República, a la Democracia y al Estado en general, a todos los españoles en definitiva, así dan ejemplo los hombres y mujeres de este cuerpo Benemérito que fundó el Duque de Ahumada. Ellos los que dieron, dan y darán su vida por el servicio a los demás hoy celebran el día de su Patrona la Virgen del Pilar. 

Un cuerpo militarizado sí, pero con la mejor reputación de todas las Fuerzas Armadas y cuerpos de Seguridad de España. 

En el 36 ya tenía en mis orígenes a uno de los guardias civiles más importantes de nuestra familia, el bisabuelo Francisco. El fue quien hizo o consiguió que la alta Sanabria fuera afín al alzamiento en aquel 18 de julio en el que Franco se levantaba contra el estado y daba paso a una guerra entre hermanos, comenzaba la guerra civil Española, la mención de Franco sigue en casa y la heredé de mi abuelo Paco. 

El bisabuelo vivía en Castromil junto con sus 8 hijos y la bisabuela Anuncia, que era la partera. Mi bisabuelo fue casa por casa a requisar las armas de los compañeros y a contar que Franco se había alzado en armas. Al final se sumaron al alzamiento sin necesidad de más altercado que un a "sus órdenes mi Comandante", que lo fue del puesto en Lubián. 

Los guardias que vivían en Chanos, Hermisende, Castrelos, etc unos 14 en definitiva, se reunían por supuesto en Lubián y se unían al movimiento, la Alta Sanabria se hacia zona Nacional del lado de Franco. 

Mis dos abuelos paterno y materno también fueron Guardias Civiles: uno se inició como Carabinero, mi abuelo Pepe, natural de Ricobayo, y el materno mi abuelo Paco, natural de Castromil e hijo de mi bisabuelo Francisco Rojo. 

Yo viví ocho años en varios cuarteles entre Linares y Torreperjil o la Puerta del Segura en plena Sierra de Cazorla y junto al pantano del Tranco. Entre tanto mi padre que también fue guardia pero sólo unos  años, dejaba el cuerpo para pasar a trabajar como jefe de mecánicos en SATE o Peugeot. 

Ahora en el cuerpo me quedan dos primos, "Albertos" ambos uno en Toro y el otro en Zamora, trabajando en el subsector de Tráfico. 

El sentimiento de vivir en una familia de y con Guardias civiles o en un cuartel sabiendo que algo malo podía pasar y que importaban más los demás muchas veces que tu propia familia, era algo definitivo. También entendías que cuando se salía eran de 3 a 7 días de correrías para recorrer un amplio territorio a caballo casi siempre, o en aquellos 4 latas del principio.

Ahora también sabía lo que era llegar tarde..."después de las 10 de la noche" y que el cabo de puertas te dijera... "Hoy cena fría amigo", son vivencias muy especiales. 

Y como no el día de la Patrona

Todo tenía que estar listo y en orden de revista para el día en el que el honor de ser Guardias y de pertenecer a la gran familia verde se pone de manifiesto. Desde primera hora de la mañana los correajes y cartucheras se pulían, también las insignias, y el duro de propina llegaba siempre tras la misa. 

Muchas Eucaristías era de campaña, en el mismo cuartel donde el Capellán me hacía tocar la esquila y nos hacía llorar pensando en los que se habían ido. 

Izado de bandera, himno nacional, condecoraciones y reconocimientos y momento de los caídos, todo bajo la solemnidad de un traje de gala impecable, unos guantes blancos impolutos y unos zapatos que al taconear hacían temblar a los caballos que más tarde desfilarían por la Comandancia en un corto y breve desfile pero intenso y emotivo momento. 

El colofón como no, el del himno de un Benemérito cuerpo al que siempre honraré y defenderé y que siempre mandará dentro de mi un escalofrío enorme el 12 de octubre. 

Un día en el que no dejarán de caer esas lágrimas de orgullo de pertenecer a esa familia que lo da todo y le ha costado en estos dos años muchos agentes y mandos a los que hoy brindo en señal de homenaje este reconocimiento, querido Comandante en Jefe de Zamora y provincia gracias por hacer visible este día y que ojalá ese gran desfile por la Marina se pueda volver a realizar en 2022. 

Viva honrada la Guardia Civil y vivan todos los hombres y mujeres que hacen grande este cuerpo.

Comentarios