miércoles. 17.04.2024
policia 200 aniversario (63)_tn
policia 200 aniversario (63)_tn

Como vecino de Zamora, gracias y como persona un cálido abrazo que te daré como hago siempre que te veo, eso si, si no hay momento solemne de por medio porque la discrección no está reñida con la amistad. Gracias a ti, a Mari, a Vicen y a toda la familia menuda ( tu ya sabes de que hablamos) por tener a un cabeza de familia que en valores, es el ejemplo a seguir de una sociedad que está falta de eso, de valores y de respeto.

Todo jubilado merece un respeto, pero hay casos y casos, este para mi siempre será especial, así como el de todos los que dan parte de su vida para ayudar y servir a los demás.

Hace 27 años que te conozco a ti y a tu familia, y el ejemplo siempre es lo mejor para poder "comparar" a unos y a otros aunque se dice que las comparaciones son odiosas, este no es el caso. Seguro que con tu humildad dices que solo eres uno más de los angles azul marino, gris hace años, marrón luego y ahora jubilado aunque en el cuerpo tendrás de por vida el sentido del honor, y el servicio público. Vicente gracias de nuevo, por ayudar a que mi familia creciera en orden, a que la sociedad zamorana sea más respetuosa y sobre todo a que hayas enseñado a tantos policías a ayudar a los demás de una forma serena, amable y respetuosa. 

Recuerdo tu presencia en procesiones y actos oficiales, con tu figura el respeto a la autoridad y al momento siempre ha sido una constante. También te recuerdo en algún que otro altercado en el que la solución fue la fuerza, pero tomada de forma amable y siempre con un marcado carácter de respeto profesado tanto al agresor  como el cariño y protección a la víctima. Ser Policía no es fácil, y ahora menos, en estos tiempos cuando todo son derechos y pocas las obligaciones de los ciudadanos. Tu libertad empieza donde acaba la mia, y ahí estaría el quiz de la convivencia, siempre sabiendo que los de azul marino son los buenos.

 Mil gracias más a Mari, la mujer que cuidó de mis mellizas cuando eran pequeñas y también de tus hijos, de ese Vicen que de casta le viene al galgo esa presencia especial y orgullo por pertenecer a un cuerpo al que dignifican personas como tú. En cuanto a la solidaridad y el respeto, solo ver la hemeroteca donde de forma anónima siempre se te ve ayudando junto con tu familia en todos los actos que conocemos que son muchos a lo largo de estos 11 años de vida de Zamora News.

Vicente, nos vemos en las calles en esta Zamora que tanto tiene que agradecerte. Los de azul tendrán aún mucho que aprender de un hombre que es ejemplo de trabajo bien hecho y que siempre mostró el lado del que estaba, del de los buenos en la película de vida. Ahora a disfrutar con Mari de tus hijos y nietos, es tiempo de viajar y de ver como todo lo que hiciste por los demás se convierte en un verdadero regalo de respeto, calor humano y agradecimiento. 

Un sincero abrazo cargado de admiración y cariño hacia tu persona, el mundo con personas como tú siempre será mejor.

Nos vemos en las calles de Zamora querido Ángel de la guarda azul