viernes. 24.05.2024
El consejero de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Luis Miguel González Gago
El consejero de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Luis Miguel González Gago

El Fondo de Cohesión Territorial está concebido como un instrumento económico estable para la realización de inversiones y la modernización de los servicios públicos del medio rural. En concreto, esta partida está destinada a avanzar en la cohesión de las diferentes provincias de Castilla y León, ya que destina mayores aportaciones económicas a las zonas de la Comunidad que presentan más dificultades demográficas.

El consejero de la Presidencia, Luis Miguel González Gago, ha puesto en valor la importancia de esta inversión autonómica en los pueblos de la Comunidad, “que redunda en la mejora de los servicios públicos, crea oportunidades de empleo y, en definitiva, contribuye a poner freno a la despoblación”.

En Castilla y León hay un total de 2.232 municipios menores de 20.000 habitantes. Esta cifra representa un 99,3 % del total de los 2.248 municipios de la Comunidad, y su población representa un 47,5 % del total de la población castellana y leonesa. La diferencia entre estos porcentajes habla de la elevada concentración de población en los núcleos urbanos de la Comunidad y de la gran dispersión que existe en un medio rural cuya baja densidad de población impide a estos municipios, en ocasiones, contar con los recursos suficientes para mantener la calidad de sus servicios públicos. Esto, a su vez, puede repercutir en la actividad económica que se genera en torno a estas zonas rurales, y puede afectar negativamente a la tasa de empleo de sus habitantes.

Esta realidad demográfica es la que guía a la Consejería de la Presidencia a la hora de establecer el criterio de reparto de este Fondo de Cohesión entre las diferentes provincias, siendo las más despobladas y las que mayor nivel de paro presentan las que más beneficiadas se verán de esta distribución. En concreto, un 40 % de estos 20 millones de euros se reparte teniendo en cuenta estos dos criterios de corrección, cuantificados en las tasas de paro y de despoblación.

De esta manera, son varias las provincias que recibirán un mayor porcentaje del Fondo de Cohesión que si hubiesen sido aplicados los criterios generales autonómicos de la financiación local: Soria (un 73,2 % más que si se hubiesen seguido dichos estándares), Zamora (un 45,5 % más), Ávila (un 20,7 % más), Palencia (un 9,8 % más) y Segovia (un 0,7 % más).

González Gago apunta que “estos factores de corrección introducen un componente solidario entre las provincias de Castilla y León, y permiten que el Fondo de Cohesión sea una herramienta que ayuda a progresar en el equilibrio de las condiciones de vida a lo largo de toda la Comunidad”.

Cofinanciación

El Fondo de Cohesión Territorial promueve la participación económica de dos administraciones públicas cuya labor es fundamental para el funcionamiento de los municipios, y que conocen la realidad local mejor que cualquier otra administración: los ayuntamientos y las diputaciones. Así, estas inversiones también permiten la movilización de fondos propios de estas administraciones, necesarios para completar la financiación de los diferentes proyectos.

En concreto, para los 2.007 municipios menores de 1.000 habitantes, la participación de la Junta supondrá un 50 % de la inversión total. Otro 25 % lo asumirán las diputaciones provinciales (que gestionarán estas ayudas), y el otro 25 %, los ayuntamientos.

Para los 225 municipios de entre 1.000 y 20.000 habitantes, la Junta aportará un 75 % de la inversión, y los ayuntamientos, el 25 % restante. En este caso, la Dirección de Administración Local de la Consejería de la Presidencia será la que gestione los fondos.

Esta colaboración administrativa, que permite a las entidades locales incrementar el rendimiento de sus fondos propios, supone que el importe total de recursos económicos movilizados con estos 20 millones ahora convocados vaya a ascender, como mínimo, a 33,2 millones de euros.

El consejero de la Presidencia ha destacado que “con el Fondo de Cohesión se demuestra que es posible caminar hacia un sistema de financiación anclado al territorio, poniendo en un primer plano las necesidades y las capacidades de cada administración y creando un modelo de colaboración entre las administraciones en beneficio de los vecinos del medio rural”.

Como se ha manifestado en la reunión de la Comisión General de Coordinación Territorial celebrada hoy en Valladolid, en los próximos días los delegados territoriales explicarán en cada provincia los detalles del reparto de este Fondo de Cohesión a cada municipio, así como del procedimiento administrativo para solicitar esta ayuda autonómica.

En todo caso, González Gago ha adelantado que “cualquier propuesta presentada por los municipios tendrá que ser analizada por la Junta de Castilla y León o por la diputación correspondiente, para comprobar que, efectivamente, el proyecto redunda en la mejora de los servicios públicos municipales detallados en la normativa que regula este fondo”.

La Junta concede ayudas por valor de más de 2 millones de euros para mejorar los...